Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

biopsia corial

Este procedimiento se puede realizar en el primer trimestre. Suele hacerse una vez se tienen los resultados del triple cribado (13/14 semanas), y se hace en caso de que éste haya dado positivo.

La biopsia corial se hace para obtener tejido de la placenta. Para hacer la punción y aspiración se utiliza una aguja fina. Suele hacerse por el abdomen, aunque también puede hacerse a través de la vagina.

Para realizar la prueba se pone anestesia local en la zona de la punción. Sólo dura unos minutos y una vez termine la embarazada puede irse a casa.

Para evitarles riesgos al bebé la prueba se hace con ayuda de un ecógrafo.

Los resultados se dan a conocer en unos días, en ellos se indicará si el bebé tiene alguna alteración cromosómica.

Riesgos y complicaciones de la biopsia corial:

  • El normal que ocurra sangrado vaginal, especialmente si la prueba se realiza por vía vaginal-transcervical. Se recomendará reposo.
  • Puede aparecer un hematoma subcorial que es cuando se acumula un poco de sangre tras la placenta. Ocurre en menos del 5% de las pruebas realizadas y se resuelve inmediatamente con  un poco de reposo.
  • Es difícil que aparezcan infecciones, las posibilidades son inferiores al 1 %. Pero en caso de que ocurra puede provocar una aborto.
  • La rotura de membranas ocurre con menos frecuencia que con la amniocentesis, se da en un porcentaje menor del 0,3%. Se recomienda reposo y vigilar unos días por si hay pérdida de líquido.
  • El riesgo de que se pueda perder el bebé es inferior al 1% como en la amniocentesis.
  • Si la gestante es Rh negativo, se le administrará la vacuna con gammaglobulina antiD.

En caso de que sea imposible conseguir material suficiente para su estudio habrá que realizar una amniocentesis para obtener células fetales.

Unos días después de esta prueba es recomendable hacer una ecografía de control.

Riesgos y Complicaciones de la Amniocentesis

Volver