Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Dolor de espalda en el embarazo

Dolores de espalda y ciática durante la gestación. Síntomas y recomendaciones para aliviar el dolor

¿Cómo identificar la ciática?

La ciática produce un dolor fuerte que parte desde la zona posterior del glúteo y va recorriendo el muslo y la pantorrilla hasta llegar en muchas ocasiones al pie. El dolor puede acompañarse de debilidad o parálisis muscular y alteraciones de la sensibilidad. Por lo que podrías sentir además del dolor, que la pierna no te responde o sentir la zona dormida, con calambres o quemazón.

¿Por qué aparece la ciática en el embarazo?

Tu cuerpo tiene que irse adaptando a los cambios físicos: el aumento de peso y el crecimiento del abdomen, especialmente los últimos meses de gestación.

Al avanzar el embarazo, el centro de gravedad va variando y La columna vertebral, a la altura de la región lumbar, se incurva hacia delante (lordosis) para poder mantener el equilibrio al ir creciendo el abdomen. Esta exageración de la curvatura lumbar ocasiona dolor de espalda en general.

La curvatura puede disminuir el espacio entre vértebras y pinzar alguno de los nervios que salen de la columna por la zona lumbar, hacia las piernas. Y esto es lo que causa el dolor y los síntomas antes mencionados.

¿Qué puedes hacer para aliviar el dolor y las molestas de espalda y ciática durante el embarazo?

Cuidar mucho la alimentación para no subir kilos extras.

Para aliviar estas molestias es útil llevar calzado cómodo y sin tacones altos, pero no planos. Es necesario saber agacharse adecuadamente, flexionando las rodillas hasta ponerse de cuclillas, haciendo la operación inversa para ponerse de pie.

Cuando se va a permanecer un tiempo de pie, sería conveniente buscar un banco pequeño donde apoyar alternativamente las piernas. Cuando se va a estar sentada, se debe elegir un asiento recto, y se deben poner las piernas en alto. Recuerda que no debes estar demasiado tiempo seguido sentada o de pie.

Caminar durante el embarazo es muy recomendable, te aporta a ti y al bebé muchos beneficios, pero si tienes ciática, no abuses de los paseos y en ves de dar uno largo, realiza caminatas más cortas en diferentes momentos del día y si es necesario puedes usar una muleta que te ayudará a descargar la espalda y pierna.

Si vas a viajar durante varias horas, procura parar con cierta frecuencia, salir del coche y estirar las piernas. Si vas en transporte público, levántate al menos cada hora.

No te automediques, consulta siempre con el médico antes de tomar nada, lo que suelen recetar es paracetamol. El médico te indicará la dosis y cada cuanto tomarlo.

Además de las medidas descritas es recomendable hacer determinados ejercicios durante la gestación, con lo que aumentará la flexibilidad y contribuirán a sentirse mejor.

*** Por lo general gran parte de las embarazadas que tuvieron problemas de espalda y/o ciática en la gestación fueron mejorando según volvieron a su peso normal. Si después de 3/6 meses no notas ninguna mejoría o es muy leve y sigue molestándote la espalda o ciática, acude al médico.

Volver