Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

prevencion infecciones orina

Muchas embarazadas en algún momento del embarazo pueden padecer infección de orina que en algún caso puede llegar a ser grave e incluso requerir ingreso hospitalario.

¿Por qué aparecen las infecciones de orina en el embarazo?

Aquí te contamos algunas de las posibles causas:

  • Aumento del volumen del útero dificultando que la vejiga se vacíe correctamente , especialmente en los últimos meses de embarazo.
  • Relajación de los músculos de la vejiga, de la uretra y de los uréteres a causa de la progesterona (hormona del embarazo). Esto ralentiza el recorrido de la orina y el vaciado, favoreciendo la aparición de infecciones.
  • Aumento del ph de la orina.
  • Aumento de flujo vaginal.
  • Relaciones sexuales.
  • Aseo incorrecto o dificultad para hacerlo.
  • Uretra corta.
  • Presencia de glucosa en la orina (especialmente cuando hay diabetes gestacional).

Infecciones de orina en el embarazo

  • Bacteriuria asintomática. En este caso la orina contiene bacterias, pero no aparecen síntomas. Se relaciona con un mayor riesgo a tener pielonefritis (Infección de orina grave), partos prematuros y bebés con bajo peso al nacer.
    Al principio del embarazo cuando se hacen los primeros análisis de sangre, también se hace un cultivo de orina para averiguar si hay gérmenes en la orina. Si hay mucha cantidad se pondrá un tratamiento con antibiótico.
  • Cistitis. Ocurre cuando se inflama la vejiga y suele producirse a consecuencia de la infección de orina.
    La cistitis si presenta síntomas, aunque no siempre aparecen todos y varían en intensidad dependiendo de cada mujer. Estos son algunos de ellos: ganas de orinar continuas, micciones frecuentes y en pequeñas cantidades, orina turbia, olor diferente, puede aparecer sangre, dolor en la parte baja del abdomen, y en algunos casos fiebre que si supera los 38º es indicativo de que la infección a llegado a los riñones.
  • Pielonefritis. Esta infección es grave. Se necesita ingreso hospitalario y antibióticos intravenosos.
    Sus síntomas son: Malestar, fiebre, dolor lumbar, nauseas y escalofríos.

Cómo prevenir las infecciones de orina

  • Tomar de 2 a 3 litros diarios de líquidos a diario.
  • Mantener una buena higiene. Limpiar la zona genital siempre de delante hacia atrás (de la vagina hacia el ano).
  • Cambiar la ropa interior con frecuencia.
  • Orinar y Lavar la zona genital antes y después de mantener relaciones íntimas.
  • Evitar todos los productos de higiene íntima.
  • Procurar no aguantar las ganas de orinar e ir al baño las veces que sean necesarias.
  • En caso de tener síntomas, acudir al médico inmediatamente para analizar la orina y valorar tratamiento.
Volver