Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

senos cambios

La barriga no será la única parte de ti que cambiará durante los próximos nueve meses. Los senos pueden sorprenderte con todos los cambios por los que pasan, desde las primeras semanas de embarazo hasta la fecha de parto. Sigue leyendo para averiguar cómo cambiarán las mamas a lo largo del embarazo, y descubre cómo puedes aliviar algunas de las molestias que pueden causar.

Cambios mamarios en el primer trimestre

Uno de los primeros signos de embarazo que puedes notar es la sensibilidad en los senos. Poco después de la concepción, los cambios hormonales que atraviesa tu cuerpo pueden hacer que tus senos se sientan sensibles, doloridos o incluso inflamados. Incluso puedes notar cambios en las mamas al comienzo del embarazo antes de un período perdido o una prueba de embarazo positiva.

Si estás preocupada por las molestias causadas por los cambios en los senos al comienzo del embarazo, ten en cuenta que es probable que estos síntomas desaparezcan unas semanas después de que tu cuerpo se acostumbre a los diferentes niveles de hormonas.

Cambios mamarios en el segundo trimestre

Durante el segundo trimestre, notarás cambios significativos en las mamas. A medida que tu panza crece, también lo hacen los senos. De hecho, a lo largo del embarazo, el pecho puede aumentar desde los 450 gramos hasta el kilo y medio de peso.

Otro cambio que puedes notar en el segundo trimestre es la pigmentación en la piel alrededor de los pezones y los senos. Los cambios hormonales pueden estimular las células que contienen pigmento en la piel, lo que puede ocasionar manchas oscuras en las mamas y pezones. La areola también puede oscurecerse.

Cambios mamarios en el tercer trimestre

A medida que crecen los senos, la piel se estira y es posible que notes que aparecen algunas líneas rojizas, marrones o púrpuras en las mamas y en el vientre en crecimiento. Estas son conocidas como estrías y son causadas por cambios en el tejido de apoyo justo debajo de la piel. Puedes mantener la piel suave hidratándola, pero esto no necesariamente evitará que aparezcan las estrías.

Hacia el final del embarazo, puede salir un poco de secreción de sus pezones. Esto es perfectamente normal y simplemente significa que las mamas se están preparando para producir leche. Puede ser que la secreción provenga de un solo seno, o de ambos, ya sea espontáneamente o solo cuando aprietas el seno o el pezón. Por lo general, la descarga tendrá un color lechoso, amarillento o incluso verdoso, pero si sale teñida de sangre, habla con el médico.

Qué puedes hacer para aliviar la molestia en los senos durante el embarazo

A medida que las mamas van pasando por cambios durante el embarazo, es normal sentir alguna molestia. Puedes tomar algunas medidas para sentirse más cómoda a medida que los senos crecen al encontrar el sostén de maternidad adecuado. Es importante tener un sostén bueno y de apoyo que te ayude a sentirse más cómoda a medida según vaya avanzando la gestación.

Cuando se trata de elegir el sostén adecuado, querrás:

  • Buen soporte.
  • Una banda ancha debajo de las mamas.
  • Tirantes anchos.
  • Cierre ajustable.
  • Que no tenga aros.

Un sostén de maternidad está especialmente diseñado para usarse durante y después del embarazo. Por lo general, está hecho de tela elástica y cuenta con correas ajustables y ganchos en la parte posterior que ayudan a acomodar los senos en crecimiento. Si sientes el sostén demasiado apretado, es posible que desees cambiar a un tamaño más grande. Busca asesoramiento profesional que te ayude a seleccionar la banda y el tamaño de copa adecuados, ya que ambos pueden aumentar durante el embarazo.

Hacia el final del embarazo, es una buena idea invertir en un sostén para amamantar, que esté diseñado para ese fin. Un sostén para amamantar viene con copas que se abren con un broche para facilitar la lactancia del bebé. Los pechos se sentirán más llenos en las primeras semanas de la lactancia materna, por lo que es importante encontrar un sostén que sea cómodo.

Si sientes incomodidad por la noche en la zona del pecho, también puedes probar un sostén para dormir que te ayude a sentirte más cómoda durante toda la noche. Además, si planeas hacer algo de ejercicio durante el embarazo, invierte en un sostén deportivo de apoyo que se ajuste adecuadamente para ayudar a aliviar cualquier molestia.

También puedes probar los siguientes consejos para ayudar a aliviar el dolor en los senos:

  • Usa protectores para los senos. Estos pueden ayudar a proteger los pezones del forro del sostén.
  • Usa compresas frías o calientes en las mamas. Algunas mujeres encuentran alivio con temperaturas cálidas o frías.
  • Usa lociones y cremas para la piel adolorida o pechos con picazón. Habla con tu médico o matrona sobre qué loción debe usar.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Volver