Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

diabetes consejos saludables

El embarazo está lleno de desafíos, y más aún si tienes diabetes tipo 1 o tipo 2.

Entonces, ¿cómo combinar la diabetes con el embarazo? Puede que no sea tan difícil como crees. Pero necesitas un plan.

Antes de quedarte embarazada, revisa estos consejos que pueden ayudarte a controlar la diabetes y tener un embarazo saludable.

Si estás pensando en quedar embarazada, debes dejar malos hábitos (como fumar), perder peso (si tienes sobrepeso) y tomar vitaminas prenatales. Puedes agregar un elemento más a la lista si tiene diabetes: controlar tu nivel de azúcar en la sangre.

Si los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos o demasiado bajos, puedes tener dificultades para quedar embarazada. En ese caso, tu cuerpo puede reconocer que no está en condiciones para un embarazo.

Las mujeres con diabetes tipo 2 corren un riesgo especial de síndrome de ovario poliquístico (SOP), que también puede dificultar el embarazo. Los medicamentos que estimulan la ovulación, pueden ayudar.

Las mujeres embarazadas con diabetes podrían tener hasta tres veces más citas que las mujeres con un menor riesgo de complicaciones. El monitoreo constante, los ultrasonidos y las pruebas adicionales de azúcar en sangre se suman.

Busca un obstetra especializado en alto riesgo para controlar tu embarazo y verifica si tu endocrino está dispuesto a trabajar con tu obstetra.

La mayoría de los médicos sugieren que las mujeres embarazadas con diabetes tipo 2 suspendan los medicamentos orales.

Esto se debe a que no hay suficiente evidencia de que las píldoras para la diabetes, sean seguras para tomar durante el embarazo. Si bien los medicamentos orales son convenientes, la insulina puede ser una mejor opción para ayudar a controlar el nivel de azúcar en la sangre antes y durante el embarazo.

Debes tomar insulina si tienes diabetes tipo 1, así que habla con el médico sobre si tu plan de insulina actual satisfará tus necesidades durante el embarazo.

Si estás tomando insulina, debes tener alimentos en tu sistema para que la insulina actúe. Eso se convierte en un problema cuando no puedes retener nada a causa de los vómitos.

Se recomienda comer una galleta tan pronto como te levantes para ayudar con las náuseas matutinas. Procura tener galletas saladas al lado de la cama. Y toma algunas antes incluso de levantarte.

Ciertos medicamentos recetados, también pueden ayudar con las náuseas extremas. Si tienes náuseas matutinas severas, analiza las opciones con tu médico.

El desafío de mantener el azúcar en la sangre bajo control continuará durante todo el embarazo. Eso significa que necesitas conocer de cerca y en forma personal tu medidor de glucosa en sangre.  

Si eres dependiente de la insulina, prepárate para hacer frente a la hipoglucemia, una afección que ocurre cuando el nivel de azúcar en la sangre es demasiado bajo. Esto es causado por tomar demasiada insulina o no comer lo suficiente para que coincida con el nivel de insulina en el cuerpo. Puedes mantener tabletas o geles de glucosa, productos diseñados específicamente para revertir la hipoglucemia, a mano.

Pero si no puedes soportar el sabor, guarda algún jugo 100% en tu bolso. Los dulces no ofrecen un beneficio nutricional a tu bebé, pero pueden ser una buena fuente de hidratos de carbono en caso de apuro.

Volver