Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

primeros sintomas embarazada

Si te mueres por saber si la secreción, la punzada o el calambre pueden ser una señal de que estás embarazada, continúa leyendo. En esa espera de dos semanas antes de que sea el momento de hacer una prueba de embarazo, observamos algunos de los primeros signos y síntomas que podrían ser la pista que estás buscando.

¿En que momento después de la fecundación pueden aparecer signos de embarazo?

Todos sabemos que las náuseas matutinas y el aumento de peso aparecen una vez que estamos embarazadas, pero ¿sabías que en realidad es posible tener síntomas de embarazo días después de que hayas concebido?

Estos son algunos de los primeros signos de embarazo que puedes experimentar en los primeros días o primeras semanas de embarazo:

  • Dolores como los del período (pero sin período).
  • Calambres, hinchazón, dolores de cabeza, ardor de estómago, indigestión, sentirse demasiado emocional.
  • Flujo vaginal marrón.
  • Flujo vaginal blanco.
  • Manchado.
  • Mamas doloridas, sensibles u hormigueo.
  • Sabor metálico en tu boca.
  • Cansancio
  • Náuseas y vómitos

Pero con una lista tan larga y variada de síntomas a tener en cuenta, ¿cómo puedes estar seguro de qué significa cada síntoma?

Aquí, examinamos más de cerca algunos de los síntomas tempranos más comunes del embarazo...

Molestias parecidas al período y síndrome premenstrual

Existen algunas similitudes entre el síndrome premenstrual y los primeros síntomas del embarazo, así que sí, si tienes calambres leves en la parte inferior de la espalda o la pelvis, podría ser un signo de que estás embarazada, especialmente si ha estados tratando de concebir.

Los calambres pueden ser un signo de que un óvulo fecundado se ha adherido a la pared del útero. Mientras que algunas mujeres notan estos calambres leves, no todas lo harán, o pueden suponer que se trata de cólicos menstruales y que el período está en camino.

Si experimentas calambres severos o dolores agudos, especialmente si van acompañados de sangrado, consulta a tu médico de cabecera de inmediato ya que esto puede ser un signo de aborto involuntario o embarazo ectópico.

No es raro experimentar otros síntomas del síndrome premenstrual, como hinchazón, indigestión, dolores de cabeza o sentirse excesivamente emocional al principio del embarazo. Estos pueden ser causados ​​por un cambio en las hormonas una vez que hayas concebido y los síntomas del embarazo se pueden confundir fácilmente con el síndrome premenstrual.

Flujo vaginal

La secreción blanca puede ser un signo muy temprano de embarazo: cuando las paredes de la vagina comienzan a espesarse con bastante rapidez después de la concepción, esto puede causar flujo blanco y lechoso.

Otras mujeres pueden experimentar secreción color marrón o café. Esto bien podría ser un signo de embarazo muy precoz por razones similares a las de los calambres: el embrión fertilizado se ha adherido al útero y ha causado una pequeña hemorragia de implantación.

Si bien esto no es nada de qué preocuparse, si la descarga marrón es abundante, es más probable que sea el período.

Manchado o sangrado

La hemorragia leve, o manchado, es muy común alrededor del tiempo en que tocaría el periodo, exactamente por la misma razón que algunas pueden experimentar una descarga de flujo marrón, es decir, una hemorragia de implantación.

Si bien, al igual que la secreción color café, esto es bastante normal y no suele ser un signo de aborto espontáneo precoz, pero lo recomendable es consultar con el médico sobre cualquier sangrado.

Mamas doloridas

Los senos sensibles a menudo son uno de los primeros signos de embarazo, junto con sensaciones como hormigueo o pezones doloridos.

Esto es causado por el aumento de los niveles de la hormona progesterona y el desarrollo de los conductos de leche preparándose para la lactancia.

Sabor metálico

Un sabor metálico en la boca es uno de los síntomas de embarazo más extraños, pero también uno de los más comunes. Esto se debe a los cambios hormonales.

Tener un paquete pastillas de mentas a mano es una buena idea si el sabor realmente te molesta.

Los antojos también pueden aparecer en esta etapa, o también puedes dejar de tomar algunas de las cosas que comes o bebes regularmente, como el té o el café.

Mucho cansancio

Si pensabas que sabías cómo se sentía estar cansada, plantéatelo de nuevo. Nada se compara con el agotamiento que se puede llegar a sentir las primeras semanas del embarazo.

La culpa de esto también la tienen las hormonas, y no hay mucho que puedas hacer al respecto, aparte de descansar cuando puedas, comer bien y dormir lo suficiente por la noche.

Náuseas y vómitos

Es el síntoma del embarazo que todo el mundo conoce, y por una buena razón: las llamadas náuseas matutinas afectan a la mayoría de las mujeres embarazadas, con más del 80% con náuseas y la otra mitad con vómitos reales. Y aunque el nombre sugiere que son matinales, a menudo dura todo el día y la noche, no solo por la mañana.

Estos síntomas son más comunes en las primeras 12 semanas debido a cambios hormonales. Pero casi siempre desaparecen entre las semanas 16 y 20.

También puedes notar que eres más sensible a los olores en las primeras etapas del embarazo y que tú perfume habitual o ciertos olores de cocina pueden hacerte vomitar.

Algunas mujeres desarrollan una forma grave de enfermedad, con vómitos extremos y prolongados. Esto se conoce como hiperemesis gravídica y necesita atención médica, por lo que debes consultar a tu médico si no puedes mantener ningún alimento o líquido.

Cuándo hacer la prueba de embarazo

Algunas mujeres no llegan a sentir ningún signo precoz de embarazo, pero incluso si tienes todos los síntomas mencionados anteriormente, no es garantía de que estés esperando un bebé.

La única manera de estar segura es realizar una prueba de embarazo, idealmente desde el primer día de retraso del periodo.

Si es negativo pero tus propios instintos te dicen lo contrario, espera unos días y vuelve a intentarlo. Puede que aún sea demasiado temprano para un resultado positivo.

Los falsos positivos, por otro lado, son muy poco probables, por lo que si la prueba indica que estás embarazada, puedes asumir con seguridad que sí lo estás.

Estás embarazada, ¿y ahora qué?

Si el test de embarazo te sale positivo, es hora de ver al médico. Para comprobar que todo va bien y elaborar un plan de visitas para controlar el embarazo y realizar los análisis y pruebas necesarias en cada etapa.

Cuidado con lo que comes y bebes

Si estás en las primeras etapas del embarazo o estás tratando de concebir, las pautas sugieren realizar algunos cambios en tu dieta. Éstas incluyen:

Una vez que descubras que estás embarazada, puede ser tentador contárselo a todo el mundo, especialmente si has estado tratando de concebir por un tiempo.

Alternativamente, es posible que prefieras mantener la noticia en secreto hasta que haya tenido su control de las 12 semanas y hayas escuchado los latidos del corazón de tu bebé por primera vez.

Más del 80% de los abortos ocurren antes de las 12 semanas, por lo que el riesgo se reduce drásticamente una vez que alcanzas el segundo trimestre. Por supuesto, es tu embarazo y tú decides cuando lo cuentas.

Volver