Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hay algunos alimentos que debes evitar o tomar precauciones con ellos durante el embarazo.

Algunos tipos de queso, Paté. Los huevos crudos o parcialmente cocidos, carne cruda o mal cocida. Embutidos de hígado. Los suplementos que contienen vitamina A, algunos tipos de pescado. Sushi. Leche sin pasteurizar. Cafeína.

Alimentos a evitar durante el embarazo

Quesos para evitar en el embarazo

No comas quesos madurados con moho suave, como brie y camembert. También debes evitar los quesos azules suaves, como el azul danés, gorgonzola y roquefort.

Esto se debe a que los quesos blandos son menos ácidos que los quesos duros y contienen más humedad, lo que significa que puede ser un ambiente ideal para las bacterias nocivas, como la listeria. Aunque la infección por listeria es poco frecuente, es importante tomar precauciones especiales durante el embarazo ya que incluso una forma leve de la enfermedad en una mujer embarazada puede causar aborto involuntario, muerte fetal o enfermedad severa en un bebé recién nacido.

Puedes comer quesos duros como el cheddar, parmesano y stilton, aunque estén hechos con leche no pasteurizada. Los quesos duros no contienen tanta agua como los quesos blandos por lo que las bacterias son menos propensas a crecer en ellos. 

Hay muchos tipos de quesos blandos que puedes comer siempre que estén hechos con leche pasteurizada. Estos son:

  • requesón
  • mozzarella
  • feta
  • queso crema
  • paneer
  • ricotta
  • halloumi
  • queso de cabra
  • quesos procesados ​​como quesos para untar

Paté en el embarazo

Evita todo tipo de paté, como patés vegetales, ya que pueden contener listeria.

Huevos en el embarazo

Evita los huevos crudos o parcialmente cocidos si está embarazada.

Asegúrate de que los huevos se cocinan bien para evitar el riesgo de la salmonella es improbable que dañe al bebé, pero te puede dar un ataque severo de diarrea y vómitos.

Evita los alimentos que contengan huevos crudos o mal cocinados, como la mayonesa casera. Si deseas tener platos que contengan huevos crudos o parcialmente cocidos, considera el uso de huevo líquido pasteurizado.

Carne y embutidos

La carne cruda o poco cocida no se recomienda en el embarazo. Trata de no comer carne cruda, debido al riesgo potencial de la toxoplasmosis. Cocina toda las carnes y aves a fondo, especialmente con las aves de corral, carne de cerdo, salchichas y carne picada, incluyendo hamburguesas.

La toxoplasmosis es una infección causada por un parásito que puede ser encontrado en la carne, el suelo, heces de gato y el agua no tratada. Si estás embarazada, la infección puede dañar a tu bebé.

La toxoplasmosis con frecuencia no presenta síntomas. Pero si siente que puede haber estado en riesgo, habla con tu médico.

Lava todas las superficies y los utensilios exhaustivamente después de preparar la carne cruda para evitar la propagación de insectos dañinos. Y lávate muy bien las manos después de tocar o manipular carne cruda.

Evita el chorizo, el salchichón, los carpaccios y el jamón serrano.

Evita vísceras. Hígado, sesos, criadillas, riñones…

Pescados

Estos pescados contienen altos niveles de mercurio que pueden dañar el desarrollo del sistema nervioso del bebé. No comas tiburón, mero, marlin caballa y pez espada, y limita la cantidad de atún en lata y fresco, lubina, curbina, fletán, anchoas, langosta, bogavante a tres veces al mes.

No comas más de dos porciones de pescado graso a la semana. 

Evita los mariscos crudos durante el embarazo, los carpaccios, boquerones en vinagre, marinados, ahumados.

Si vas a comer pescado crudo o poco cocinado en platos como sushi durante el embarazo, el pescado utilizado en su elaboración debe haber sido congelado en primer lugar. Esto es porque en ocasiones peces silvestres contienen pequeños gusanos parásitos que pueden provocar enfermedades. La congelación mata los parásitos y la cocción también los matará.

Otros consejos

En el embarazo toma la leche, los yogures y los helados elaborados con leche pasteurizada.

Lava las frutas, verduras y hortalizas para eliminar todos los restos de tierra y suciedad visible. Y evita tomar ensaladas, gazpachos y salmorejos fuera de casa, si no estás completamente segura de que las verduras y hortalizas con las que están elaborados se limpian correctamente.

La cafeína en el embarazo

Los altos niveles de cafeína pueden dañar al bebé y nacer con bajo peso, también puede aumentar el riesgo de padecer problemas de salud en el futuro. El exceso de cafeína también puede causar aborto involuntario.

La cafeína se encuentra naturalmente en muchos alimentos, como el café, el té y el chocolate, y se agrega a algunas bebidas gaseosas y bebidas energéticas. Algunos remedios para el resfriado y la gripe también contienen cafeína. Hable con su médico o farmacéutico antes de tomar estos remedios.

No es necesario cortar la cafeína por completo, pero no tomes más de 200 mg al día. La cantidad aproximada de cafeína en los alimentos y bebidas es:

  • una taza de café instantáneo: 100 mg
  • una taza de café de filtro: 140 mg
  • una taza de té: 75 mg
  • una lata de cola: 40 mg
  • una lata de bebida energética: 80 mg
  • una barra de 50 gramos de chocolate negro (oscuro): alrededor de 50 mg
  • una barra de 50 gramos de chocolate con leche: en torno a 25 mg
Volver