Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

importancia dieta embarazo

Dieta y gestación

Afortunadamente, estar embarazada no significa un gran cambio en el estilo de vida. Muchas personas tienen reclamos exagerados sobre lo que se necesita para la mejor nutrición para la madre y el niño. Aunque el embarazo requiere visitas al médico y mucha preparación, cuando se trata de la dieta, solo tendrá que hacer algunos ajustes.

Algo habitual en las mujeres embarazadas es el deseo de alimentos inusuales. Alrededor de la mitad de todas las mujeres reportan tener antojo al menos por un alimento durante el embarazo. Si bien algunos dicen que están relacionados con deficiencias nutricionales, varios estudios han encontrado que no existe un vínculo entre el deseo y las demandas nutricionales. Eso no significa que deba ignorarlos por completo, la clave es la moderación.

Los beneficios

Si no tiene suficientes nutrientes, su cuerpo dará prioridad a la salud del niño y sus propias necesidades pueden quedar insatisfechas. Puede sentirse cansada o carecer de energía. La insuficiencia de nutrientes afecta a su salud, y la del niño dependerá de qué nutrientes le falten. Antes de llegar a este punto, es una buena idea averiguar qué falta y corregirlo. Dietas poco saludables, por ejemplo los que tienen un alto contenido de grasas saturadas o alimentos procesados ​​también pueden afectar la salud del niño y pueden ser un desencadenante de enfermedades como la diabetes, la obesidad infantil y otras.

Sin embargo, necesitará mucha proteína durante el embarazo para promover el crecimiento de su bebé y para ayudar a desarrollar un cerebro y tejido uterino saludables. Se recomienda que los alimentos ricos en proteínas se tomen para el almuerzo, ya que se pueden procesar de manera más eficiente que durante la noche. 75 a 100 gramos de proteína por día es la recomendación habitual para una dieta saludable para el embarazo.

En los últimos meses, el calcio se libera de los huesos de la madre para proporcionar al bebé lo que necesita, por lo que el aumento de lácteos, soja, hojas verdes y algas son útiles. Los expertos recomiendan aproximadamente 1000 miligramos de calcio por día para ayudar a fortalecer los huesos y los dientes del bebé.

Una dieta de embarazo bien equilibrada también incluirá una combinación de hierro junto con sodio y potasio para evitar que la madre se vuelva anémica y para regular los volúmenes de sangre. 27 miligramos de hierro por día es la ingesta ideal durante el embarazo.

Además, el ácido fólico es una parte esencial de la nutrición durante el embarazo, ya que desempeña un papel importante en la reducción de los riesgos de defectos de nacimiento, incluida la espina bífida.

Guía para una dieta sana y equilibrada en el embarazo

Cuando está embarazada, necesita comer aproximadamente un promedio de 300 calorías adicionales diarias para un bebé durante el primer trimestre, o aproximadamente 600 calorías en el caso de gemelos. 300 calorías adicionales equivalen a unos dos vasos de leche descremada y un tazón de avena, tal vez no el domingo de chocolate que esperabas. Eso aumenta a 350 calorías durante el segundo trimestre, y alrededor de 500 calorías diarias justo al final del embarazo. Esto es lo que necesita.

  • Proteínas extra: carne magra, pollo, legumbres, pescado, productos lácteos bajos en grasa.
  • Extra vitamina B1: cacahuetes, granos enteros, extracto de levadura, semillas de girasol.
  • Extra vitamina B2: Extracto de levadura, algunos lácteos.
  • Ácido fólico extra (o ácido fólico): maíz dulce, brócoli, espárragos, extracto de levadura, legumbres.
  • Vitamina C extra: fruta fresca, especialmente cítricos, kiwi, bayas, pimientos.
  • Calcio extra: lácteos, pescado, verduras de hoja verde, productos de soja.
  • Hierro extra (durante los últimos 6 meses de embarazo): Verduras de hoja verde oscuro, carnes rojas y otras carnes, legumbres, granos enteros.

Los alimentos que deben evitarse

  • Huevos crudos o ligeramente cocidos: evite estos ya que pueden contener Salmonella.
  • Quesos blandos como el queso brie, camembert, queso azul: también pueden contener Listeria.
  • Café: no tome más de 300 mg por día (por ejemplo, 4 tazas de café instantáneo).
  • Hígado (y paté de hígado): contiene un tipo de vitamina A llamada retinol, que puede ser tóxico en altas cantidades.
  • Alcohol: Evitar el alcohol por completo.
  • Cigarrillos: Evite los cigarrillos y entrar en contacto con el humo pasivo.

Una de las maneras más fáciles de asegurarse de obtener todo lo que necesita es seguir todas las indicaciones de su médico y/o matrona, y tomar las vitaminas prenatales a diario. Una buena dieta para el embarazo sigue los principios básicos de la nutrición y agrega algunas calorías adicionales. Si tiene antojos de embarazo, siéntase libre de complacerse, pero hágalo con moderación. Si está en buena forma y saludable, no solo se sentirá bien, le dará un excelente regalo a su bebé por nacer.

También te interesa leer: Alimentos a evitar durante el embarazo

Volver