fecha de parto

El embarazo dura un promedio de 280 días (40 semanas) desde el primer día de tu último período menstrual. El primer día de la última regla se considera el primer día del embarazo, aunque probablemente no concibiste hasta aproximadamente dos semanas después (el desarrollo fetal se retrasa dos semanas después de las fechas de embarazo).

Calcular la fecha de parto no es una ciencia exacta. Muy pocas mujeres realmente dan a luz en su fecha de parto, por lo tanto, si bien es importante tener una idea de cuándo nacerá el bebé, trata de no apegarte demasiado a la fecha exacta.

¿Cómo puedo calcular mi fecha de parto?

Si tienes ciclos menstruales regulares de 28 días, hay dos formas de calcular la fecha de parto.

La regla de Naegele

La regla de Naegele implica un cálculo simple: agrega siete días al primer día de su Última menstruación y luego resta tres meses.

Por ejemplo, si tu última regla fue el 1 de diciembre de 2019:

  • Agrega siete días (8 de diciembre de 2019).
  • Resta tres meses (8 de septiembre).
  • En este ejemplo, la fecha de parto sería el 8 de septiembre de 2019.

Gestograma de embarazo

La otra forma de calcular la fecha de parto es usar una rueda de embarazo o gestograma. Este es el método que utilizan la mayoría de los médicos. Es muy fácil estimar la fecha de parto si tienes acceso a una rueda de embarazo.

El primer paso es localizar la fecha de tu última regla en la rueda. Cuando alineas esa fecha con el indicador, la rueda muestra la fecha de parto.

Recuerda que la fecha de parto es solo una estimación de cuándo darás a luz a su bebé. Las posibilidades de tener a tu bebé en esa fecha exacta son muy escasas.

¿Qué sucede si no sé la fecha de mi último período menstrual?

Esto es más común de lo que piensas. Afortunadamente, hay formas de calcular la fecha de parto cuando no puedes recordar el primer día de tu último periodo:

Si sabes que tuviste tu última regla durante una semana en particular, el médico puede estimar la fecha de parto en consecuencia.

Si no tienes idea de cuándo fue tu último período, el médico puede ordenar una ecografía para determinar la fecha de parto.

¿Qué pasa si tengo períodos irregulares o ciclos largos?

Algunas mujeres tienen ciclos que son consistentemente más largos que el ciclo promedio de 28 días. En estos casos, todavía se puede usar una rueda de embarazo, pero son necesarios algunos cálculos simples.

La segunda mitad del ciclo menstrual de una mujer siempre dura 14 días. Este es el tiempo desde la ovulación hasta el próximo período menstrual. Si tu ciclo dura 35 días, por ejemplo, entonces probablemente ovulaste en el día 21.

Una vez que tengas una idea general de cuándo ovulaste, puedes usar una rueda de embarazo.

lista nacimiento

Por ejemplo, si tu ciclo menstrual generalmente dura 35 días y el primer día de tu última regla fue el 1 de noviembre:

  • Agrega 21 días (22 de noviembre).
  • Resta 14 días para encontrar tu fecha de última regla ajustada (8 de noviembre).
  • Después de calcular esa fecha, simplemente márcala en la rueda del embarazo y luego mira la fecha donde se cruza la línea. Esa es tu fecha estimada de parto.

Algunas ruedas de embarazo pueden permitirte ingresar la fecha de concepción, que ocurre dentro de las 72 horas de la ovulación, en lugar de la fecha de tu último periodo.

¿Qué significa si el médico cambia mi fecha de parto?

El médico puede cambiar tu fecha de parto si el feto es significativamente más pequeño o más grande que el feto promedio en esa etapa particular del embarazo.

En general, el médico ordena una ecografía para determinar la edad gestacional de tu bebé cuando hay antecedentes de períodos irregulares, cuando la fecha de su última regla es incierta o cuando se produjo la concepción a pesar del uso de anticonceptivos orales.

Un ultrasonido le permite a tu médico medir la longitud de la grupa de la corona, la longitud del feto de un extremo al otro.

Durante el primer trimestre, esta medición proporciona la estimación más precisa para la edad del bebé. El médico puede cambiar la fecha de parto en función de la medición de ultrasonido.

Esto es más probable que ocurra en el primer trimestre, especialmente si la fecha estimada por la ecografía difiere en más de una semana de la fecha estimada por el médico en función de tu última menstruación.

En el segundo trimestre, una ecografía es menos precisa y el médico probablemente no ajustará la fecha a menos que las estimaciones varíen más de dos semanas.

El tercer trimestre es el momento menos preciso para fechar un embarazo.

¿Sabía qué…?

Las mediciones de la ecografía para estimar la edad de un feto son más precisas durante las primeras etapas del embarazo. En las primeras semanas, los fetos tienden a desarrollarse al mismo ritmo. Sin embargo, a medida que avanza el embarazo, las tasas de crecimiento fetal comienzan a variar de un embarazo a otro.

Esta es la razón por la cual las mediciones de ultrasonido no se pueden usar para predecir con precisión la edad del bebé en las últimas etapas del embarazo.

¿Cuál es la fecha de la ecografía y por qué es diferente de mi fecha de parto?

Cuando un médico realiza una ecografía, escribe un informe sobre los hallazgos e incluye dos fechas de parto estimadas. La primera fecha se calcula utilizando la fecha de la última regla. La segunda fecha se basa en las mediciones de ultrasonido. Estas fechas rara vez son las mismas.

Cuando tu médico evalúa los resultados del ultrasonido, determinará si estas fechas están de acuerdo o no. El médico probablemente no cambiará la fecha de parto a menos que sea significativamente diferente de tu fecha de ecografía.

Si tienes más ecografías, cada informe contendrá una nueva fecha de parto basada en las mediciones más recientes. La fecha de parto probable no debe cambiarse en función de las mediciones de una ecografía del segundo o tercer trimestre.

Las estimaciones de la fecha de parto son más precisas al principio del embarazo. Los ultrasonidos posteriores son útiles para determinar si el feto está creciendo bien, pero no para determinar la edad del feto.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos