Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

tocofobia

Tocofobia: Miedo al embarazo y al parto

Muchas mujeres embarazadas se sienten preocupadas o temerosas de dar a luz. Descubre cómo puedes aliviar el miedo al parto.

La idea de dar a luz puede causar ansiedad y preocupación en algunas mujeres: "¿cómo será el trabajo de parto?", "Cómo será de grande mi bebé", pasando por sentimientos de miedo severo. Esta ansiedad extrema sobre el parto se llama tocofobia.

Las mujeres que sufren de tocofobia temen, e incluso a veces evitan, el parto incluso cuando desean desesperadamente tener un bebé.

Puede comenzar antes de quedar embarazada por primera vez y, en casos graves, las mujeres han solicitado la interrupción del embarazo.

¿Pero de dónde viene ese miedo y cómo superar la ansiedad a dar a luz?

Como con la mayoría de las cosas en la vida; encontrar la causa raíz del problema es clave para resolverlo. Las causas más comunes de tocofobia son:

  • Un miedo aprendido: las vivencias de partos complicados se cuentan mucho más que las historias de los partos más fáciles, lo que puede aumentar nuestra creencia de que el nacimiento es peligroso.
  • Ansiedad general: es posible que hayas sufrido ansiedad antes del embarazo.
  • Trauma: una experiencia previamente traumática en un parto anterior.
  • Abuso: las experiencias de violación y abuso sexual infantil pueden ser factores.
  • Depresión prenatal: el miedo puede ser un síntoma de depresión durante el embarazo.

Hablar sobre cómo te sientes

No te guardes las cosas, esto sólo empeorará las cosas.

En su lugar, cuéntale a tu pareja u otra persona de confianza sobre cómo te sientes y habla con tus amigas también; tal vez hayan tenido un parto antes y puedan ayudarte a aliviar tus miedos.

Relación cercana con la matrona

El apoyo de una matrona de confianza puede marcar la diferencia. Pide ver a la misma matrona en cada cita prenatal. Si hay un miembro del personal que prefieres no ver, está bien decirlo y, si no estás satisfecha con la atención recibida, siempre puedes pedirle al médico de cabecera una segunda opinión.

Acude a las clases de preparación al parto

Hay muchos aspectos inciertos del parto: "¿Cómo sabré que estoy de parto?" "¿Cuánto tiempo durará el parto?" "¿Tendré una matrona que conozca?"

Es imposible responder con precisión a estas preguntas y muchas mujeres se sienten estresadas y ansiosas por su falta de control sobre la situación.

Las clases prenatales ayudan a las mujeres embarazadas a sentirse más preparadas y seguras acerca del parto y hablar con otras mujeres embarazadas puede ayudar a calmar sus miedos también.

Piensa positivo: ¡tu cuerpo es INCREÍBLE!

Lo que el cuerpo de una mujer atraviesa durante el embarazo y el trabajo de parto es absolutamente increíble, no es de extrañar que te sientas un poco asustada.

Pero en lugar de tener miedo de dar a luz, ¿por qué no dejar de darle vueltas en la cabeza y en lugar de eso sustituir el temor por admiración? Tu cuerpo fue diseñado para hacer esto y la mayoría de los nacimientos son simples.

Rodéate de historias de nacimiento positivas, y recuerda otros desafíos nuevos con los que has lidiado y cree en ti. Puedes dar a luz.

¿Cesárea?

Algunas mujeres sienten que el solicitar una cesárea ayuda a aliviar sus miedos, pero esta decisión no debe tomarse a la ligera. Se debe tratar esta opción con la matrona y el médico.

¿Qué pasa si todavía sientes mucho miedo? ¿Es tu miedo causado por una experiencia de parto traumática? ¿Has experimentado abusos en el pasado? ¿Estás experimentando ansiedad o depresión? Habla con tu matrona y/o médico para que puedan ayudarte.

Volver