Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

acelerar parto

Puedes ayudar en el progreso de tu parto de la siguiente manera.

1. Permanece de pie y fuera de la cama tanto como te sea posible.

Manteniéndote de pie puedes ayudar a acortar el parto ayudando al útero (matriz) a que se contraiga mejor. El mantenerte de pie puede favorecer que la cabeza del bebé esté en un mejor ángulo para que descienda por la pelvis. Si estás de pie, el útero no tiene que esforzarse tanto y podrás sentirte menos incomoda. ¡La gravedad estará a tu favor y te ayudará en el nacimiento del bebé!

2. Camina y si es necesario hazlo con tu pareja o persona que te acompañe. Caminar mantendrá  tu cuerpo relajado y hará que el útero se contraiga mejor. Si el ritmo del parto está siendo muy lento, caminar hace que se acelere. También te favorecerá bailar Y si no hay ningún problema mantener relaciones sexuales y estimular los pezones.

3. Si necesitas descansar durante todo el proceso previo al parto, trata de sentarse en un ángulo de 45 grados acomodándote con almohadas o sentándote en una mecedora con los pies levantados, o arrodíllate frente a una silla y pon la cabeza sobre el asiento de la silla.

4. Si te duele la espalda, ponte boca abajo, doblando las rodillas y reclinando la cabeza hacia adelante o siéntate al revés en una silla mientras que tu pareja o acompañante te da un masaje en la zona inferior de la espalda (sección lumbar). El balanceo pélvico, con las rodillas y las manos en el piso (a cuatro patas), o estar acostada sobre uno de los costados también pueden aliviar el dolor de espalda.

Cómo sobrellevar las contracciones

Sugerencias que puedes aplicar durante las contracciones que harán que te sientas mejor y puedas acelerar el parto:

  • Evita la cama tanto como te sea posible y cambia de posición con frecuencia.
  • Pon en práctica las técnicas y ejercicios aprendidas en las clases de preparación al parto.
  • Pide a tu pareja, familiar o amiga que te presione suavemente las plantas de los pies, y que te dé masajes en ellos. Ayudará a que te sientas mejor.
  • Orina cada una o dos horas. La vejiga llena te producirá dolor y puede impedir que el bebé descienda por el conducto del parto.
  • Si el proceso previo al parto va con normalidad, continúa tomando líquidos y comiendo cosas suaves.
  • Aprovecha para recibir mimos y cariños de tu pareja.
  • Disfruta de una ducha con agua tibia que te ayudará a relajarte. El agua tibia que rueda por los pezones hace soltar una hormona que estimula el parto.
  • Escucha música suave.
  • Pide a tu acompañante que te de un masaje en la espalda.

Cuando estés en el hospital, pregunta cómo va tu dilatación cervical y cómo está progresando el parto. Muchas veces saber que casi estás totalmente dilatada y que tu bebé está a punto de nacer, es todo lo que necesitas para sobreponerte en la fase final.

En la última etapa del parto, o antes si tu o el bebé tienen algún problema serio de salud, tendrás que permanecer en la cama. De esta manera podrán examinarlos y tratarlos si es necesario.

Cuando sea posible, trata de no permanecer acostada boca arriba con las piernas estiradas durante la etapa final del parto, porque esta posición dificulta que el útero se contraiga bien. También, si el útero pesado se reclina sobre los principales vasos sanguíneos del útero, puede reducir el suministro de oxígeno al bebé. Trata de cambiar de posición con frecuencia. Intenta sentarte en la cama o acostarte del lado izquierdo. Si es necesario que permanezcas acostada boca arriba y con las piernas estiradas, es muy probable que el te pongan una frazada enrollada debajo de la cadera derecha para que el peso del útero no recaiga sobre los vasos sanguíneos principales.

Vídeo: Acelerar el parto

Vídeo: Cúando ir al hospital

Volver