Pérdida del tapón mucoso

¿No es extraño cómo, desde que intentamos quedarnos embarazadas hasta la llegada del parto vivimos pendientes de nuestros fluidos corporales?

Si estás tratando de concebir, por ejemplo, primero comienzas a controlar el flujo. Luego, está la prueba de embarazo, seguida de la desagradable descarga de flujos típicos del embarazo durante los siguientes nueve meses.

Finalmente, cuando se acerca el parto, se espera la aparición de los dos fluidos que significan el final del embarazo: la pérdida del tapón mucoso y la rotura de la bolsa de agua.

Hay mucha confusión sobre la pérdida del tapón mucoso. Y sólo tienes que tener claro que es una señal de que tu cuerpo se está preparando para tener al bebé, no necesariamente va a ser tan rápido como cabría esperar.

Esto es lo que necesitas saber sobre la pérdida del tapón mucoso.

¿Por qué ocurre?

La pérdida del tapón mucoso se refiere al flujo vaginal que se expulsa al final del embarazo cuando el tapón se afloja.

Durante el embarazo, el cuello uterino está cubierto por un grueso tapón de moco que ayuda a proteger al bebé. El moco literalmente "tapa" el útero. Esto evita que las bacterias u otras fuentes de infección pasen la barrera cervical.

A medida que el embarazo llega a su fin, el cuello uterino comenzará a dilatarse para dejar pasar al bebé. Cuando se abre el cuello uterino, se libera el tapón de moco.

Puedes perder el tapón de moco por completo o puedes perderlo en pequeñas cantidades. Si este es el caso, es posible que ni siquiera lo notes. La descarga también puede aumentar al final del embarazo, y el tapón de moco puede ser parte de eso.

¿Qué debo esperar de la pérdida del tapón mucoso?

El cuello uterino es altamente vascular, lo que significa que está lleno de vasos sanguíneos. Por lo tanto, puede sangrar fácilmente. Cuando el cuello uterino comienza a abrirse y el tapón de moco se desprende, algunos de los vasos sanguíneos del cuello uterino se romperán y sangrarán. Esto es lo que ves al perder el tapón. Es parte (o la totalidad) del tapón de moco que se mezcla con una pequeña cantidad de sangre de los vasos sanguíneos del cuello uterino.

En muchos casos puede ser una descarga muy leve teñida de sangre. Puede ser tan leve que ni siquiera lo notes.

¿Por qué estoy sangrando?

No asumas que cualquier signo de sangrado es la pérdida del tapón mucoso. Si recientemente te revisaron en el consultorio del médico para ver qué tan dilatada está, es normal que sangres un poco después. Nuevamente, esto se debe a que el cuello uterino sangra fácilmente.

Pero si estás sangrando mucho o ves signos de sangre mucho antes de tu fecha de parto, consulta con el médico de inmediato.

¿Qué significa la pérdida del tapón mucoso?

Es una señal de que el parto es inminente. La pérdida del tapón de moco, que a menudo va acompañado o seguido por sangrado, generalmente ocurre justo antes del inicio del parto o varios días antes.

Hay mujeres que expulsan el tapón una semana antes de que comenzara el trabajo de parto y otras unas horas antes.

Pero es útil saber que una vez se expulsa el tapón es una señal de que las cosas están avanzando.

Recuerda

Si estás cerca de tu fecha de parto y notas un aumento del flujo teñido de sangre, prepárate. ¡La llegada del bebé se acerca!

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.