Señales parto

Señales de parto

Ya sea que falten dos semanas para tu fecha de parto o que te hayas retrasado varios días, es posible que te preguntes qué esperar con respecto al parto. Cada mujer es diferente, y los patrones pueden variar enormemente de un parto a otro, incluso tratándose de la misma mujer.

Al mismo tiempo, hay algunos signos reveladores comunes que indican que pronto conocerás a tu bebé.

Diarrea

Puedes experimentar diarrea en cualquier momento durante el embarazo. Los cambios en la dieta, las variaciones hormonales o las vitaminas prenatales pueden provocar diarrea.

Sin embargo, si se acerca a la fecha de parto, las heces más sueltas de lo habitual pueden ser una señal de que el parto está a la vuelta de la esquina. Si los síntomas son leves, mantente hidratada y ten cuidado con otros signos tempranos de parto.

Consulta con tu médico si tienes fiebre, dolor de estómago intenso o diarrea que dura más de uno o dos días.

lista nacimiento

Más presión en la zona baja del abdomen

El bebé se mueve hacia abajo y se va encajando en la pelvis para prepararse para el parto.

Después de que esto ocurra, es probable que sientas más presión sobre la vejiga y el cuello uterino y tenga ganas de orinar con más frecuencia.

Cuello uterino maduro

El médico puede indicarte cómo se va desarrollando el trabajo de parto al examinar el cuello uterino. Este examen generalmente no se realiza hasta muy avanzado el embarazo. El cuello uterino puede estar dilatado (abierto) e incluso borrado (adelgazado y estirado).

Algunas mujeres pueden caminar durante semanas con los cérvix dilatados unos centímetros sin tener señales de parto. De todos modos, es una señal de que se acerca el día.

Aumento de flujos

Puedes comenzar a ver trozos de tapón de moco cervical que se caen entre las semanas 37 y 40. No suena agradable, pero esa barrera ayudó a proteger al bebé de innumerables gérmenes y bacterias.

El tapón sale del cuerpo cuando el cuello uterino se ha ablandado y se ha abierto lo suficiente como para dejarlo ir. El manchado puede acompañar al tapón y generalmente es normal. Aunque el parto puede ser inminente, pueden pasar algunas semanas hasta que el parto comience con toda su fuerza.

Contracciones

Las contracciones de Braxton-Hicks pueden aumentar en frecuencia e intensidad. Estas contracciones de práctica preparan el útero para el parto, generalmente son indoloras y no siguen un patrón regular.

Si se vuelven fuertes o dolorosas y comer, beber agua o acostarse no las calma, las contracciones podrían ser las verdaderas. Comienza a llevar un registro del tiempo entre cada una y acude al centro hospitalario cuándo están separadas por tres a cinco minutos.

Romper agua

Acude al centro hospitalario si notas un chorro o incluso un goteo con cualquiera de los otros signos. El parto podría estar a la vuelta de la esquina. 

Escucha a tu cuerpo

El parto progresa a diferentes ritmos e intensidades, dependiendo de la mujer. 

Podrías experimentar la mayoría de los signos anteriores y aún quedarte un tiempo. Alternativamente, podrías romper aguas y ponerte de parto en cuestión de horas.

La incertidumbre puede incomodarte, pero una vez que comienzas de verdad, la duración promedio del trabajo de parto para las madres primerizas es de 12 a 24 horas. Para preguntas e inquietudes, consulta siempre con tu equipo de atención médica.

También te puede interesar leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.