Recuperación después del parto

 

Las primeras seis semanas después del parto se conocen como el período posparto. Este período es intenso y requiere todo tipo de cuidados tanto para la madre como para su bebé.

Durante este tiempo, que algunos investigadores creen que en realidad dura hasta seis meses. Su cuerpo experimentará una serie de cambios, desde la curación después del parto hasta los cambios hormonales del estado de ánimo. Todo esto además del estrés adicional de abordar la lactancia materna, la privación del sueño y el ajuste monumental general a la maternidad (si este es su primer hijo).

En resumen, puede parecer mucho. No es raro que durante el primer año se sienta como en un cambio de marea constante.

Dicho esto, el período de recuperación puede variar enormemente dependiendo el tipo de parto, su duración o si ha habido partos previos, etc.

Sin embargo, aunque la experiencia de todas es diferente, hay algunos hitos de recuperación que idealmente debería alcanzar. Para ayudar a darle una idea de lo que puede suceder en las próximas semanas, le contamos a modo general que esperar tanto de su cuerpo como de su mente.

Semana 1

  • Estado físico, parto posvaginal

Si tuvo un parto en el hospital, lo más probable es que permanezca allí durante un par de días. Dependiendo de cada centro y de la salud de la mujer.

El dolor perineal es normal, al igual que el sangrado. Esta primera semana, la sangre debe ser de color rojo brillante, pero eventualmente se volverá marrón como ocurre al final de su período. También es probable que sienta pequeñas contracciones, especialmente cuando esté amamantando. Por extraño que parezca, este es solo el útero que se contrae nuevamente a su tamaño anterior al embarazo.

  • Estado físico, después de cesárea

Después de un parto por cesárea, la mayoría de los movimientos serán difíciles y su incisión puede ser dolorosa. Muchas mujeres tienen problemas para entrar y salir de la cama, pero es importante moverse, al menos un poco, para evitar coágulos de sangre.

Si le pusieron una sonda, se la quitarán.

  • Estado de salud mental

El día 3 en particular suele ser emocionalmente difícil. Los niveles de estrógeno y progesterona están disminuyendo, y los niveles de prolactina y oxitocina aumentan y disminuyen durante el día mientras el bebé succiona. Eso, combinado con la falta de sueño, genera mucha llanto y la sensación de que nada va bien.

Sugerencias para ayudar a su recuperación:

  • Si tuvo un parto vaginal, use una compresa de hielo o almohadillas congeladas con hamamelis en su perineo. Use una botella con atomizador de agua tibia durante o después de orinar.
  • Tome la medicación que le hayan indicado a intervalos regulares, para evitar que el dolor aumente.
  • Tome un ablandador de heces y beba mucha agua. Muchos hospitales no le permitirán irse a menos que haya defecado, así que hágalo un poco más fácil.
  • Para las madres con cesárea: su trabajo principal la primera semana es mantener su incisión limpia y seca. Deje que le de aire fresco después de una ducha, dele palmaditas con una toalla, ponga el secador de pelo en frío y apunte a la cicatriz.
  • Es muy importante tomar la temperatura de 2 a 4 veces al día durante las primeras 72 horas, por si hay una infección uterina o renal rápidamente descubrirlo rápidamente.

Semana 2

  • Estado físico, parto posvaginal

Para algunas mujeres, el sangrado comenzará a disminuir. Para otras, puede durar hasta seis semanas. Ambos son totalmente normales.

En este punto, sin embargo, el sangrado no debe ser abundante. Puede comenzar a sentir picazón vaginal, que es causada por el área que comienza a sanar. Las suturas, que se hinchan con líquido cuando se desintegran, también pueden molestarle.

  • Estado físico, después de cesárea

Es probable que todavía se sienta bastante adolorida, pero probablemente le sea más fácil moverse. Su cicatriz puede causar un poco de picazón a medida que el sitio de la incisión se está curando.

  • Estado de salud mental

Sentir tristeza o un bajón anímico es totalmente normal. De hecho, se dice que a la mayoría de las mujeres le sucede. La depresión posparto (DPP), sin embargo, es algo completamente diferente.

Si se siente abrumada por la tristeza y la ansiedad, si no puede comer o dormir, no siente vínculo con su recién nacido, o tiene pensamientos suicidas o pensamientos de lastimar a alguien más, hable con su médico.

Sugerencias para ayudar a su recuperación:

  • Si está amamantando, ya estará profundamente involucrada. Asegúrese de que el bebé se ha agarrado correctamente para evitar los pezones adoloridos y esté atenta a los conductos obstruidos. Un consultor de lactancia puede ayudarle con todas sus dudas, así que asegúrese de ver a uno si tiene problemas.
  • Incorpore un poco de movimiento en su día, aunque sea un pequeño paseo alrededor de su casa.
  • Continúe comiendo bien. Los alimentos con potasio pueden ayudar a mantener su energía.

Semana 6

Estado físico, parto posvaginal

Sobre esta fecha es cuando el útero vuelve al tamaño previo al embarazo y el sangrado se detiene. La mayoría de las personas están autorizadas para el ejercicio y las relaciones íntimas, pero muchas no se sienten listas para esto último durante mucho tiempo.

  • Estado físico, después de cesárea

Lo mismo ocurre con el útero, la intimidad y el ejercicio. Ahora puede conducir y levantar algo de peso que no sea el bebé, pero trate de no exagerar. Es probable que la cicatriz ya no duela, pero es posible que todavía esté adormecida (o incluso que pique) alrededor de la incisión.

Debería estar completamente recuperada de la cirugía y probablemente solo sentirá la incisión si se roza o golpea con algo. Caminar es genial, pero vaya despacio con ejercicios más intensos.

  • Estado de salud mental

Si tiene inquietudes persistentes sobre su salud mental o emocional, consulte con su médico en el chequeo de seis semanas. Es normal sentirse agotada y abrumada, pero se puede tratar de depresión, desesperanza o ansiedad.

Sugerencias para ayudar a su recuperación:

  • Aunque esto es técnicamente cuando termina el período posparto, muchas mujeres no se sienten remotamente a como lo hacían antes del bebé durante un año completo, así que séa amable consigo misma.
  • Si está lista para reanudar el ejercicio, comience lentamente. Lo mismo con las relaciones íntimas.
  • El agotamiento en este punto puede ser abrumador. Haga una siesta tan a menudo como sea posible.

Seis meses

  • Estado físico, parto posvaginal

Si su cabello se estaba cayendo después de su parto, debería detenerse ahora. También debería tener control total de la vejiga nuevamente, si esto era un problema antes de ahora.

Dependiendo de su horario de trabajo, si amamanta a demanda o no, la leche podría disminuir. Su período puede volver en cualquier momento (o no, por un año o más).

  • Estado de salud mental

Si está entrando en el ritmo de la maternidad, y el bebé está durmiendo más, su estado mental podría ser más positivo en este momento.

Nuevamente, cualquier sentimiento persistente asociado con DPP debe ser consultado con un médico.

Un año

  • Estado físico, parto posvaginal

Puede ser que su cuerpo se siga viendo diferente a como estaba antes del embarazo, ya sea que se trate de unos pocos kilos adicionales, o simplemente el peso distribuido en diferentes lugares.

Dependiendo de si todavía está amamantando, sus senos se verán diferentes de lo que eran antes del embarazo.

  • Estado físico, después de cesárea

Su cicatriz se habrá desvanecido, pero aún podría estar un poco adormecida. Si desea tener otro bebé pronto, la mayoría de los médicos le recomendarán (o insistirán) una cesárea si los bebés tienen 18 meses o menos de diferencia. Esto se debe al riesgo de ruptura uterina durante el trabajo de parto y el parto vaginal.

  • Estado de salud mental

Esto probablemente dependerá de cuán cómodamente se esté adaptando a la maternidad y cuánto duerma. Si puede, continúe durmiendo la siesta los fines de semana o cuando el bebé duerma la siesta para recuperar el sueño.

Sugerencias para ayudar a su recuperación:

  • Si aún tiene relaciones íntimas dolorosas, prolapso o incontinencia urinaria, hable con su médico.
  • Es importante mantener una dieta saludable y seguir haciendo ejercicio. Dependiendo de los patrones de sueño de su bebé, considere el entrenamiento del sueño.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.