Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

consejos padres primerizos

Madres y padres primerizos ¿Cómo hacer frente a las primeras semanas después del parto?

La experiencia de ser padres por primera vez es toda una aventura, llena de alegrías, emociones, miedos, dudas, agotamiento, etc. Pero sin importar cuáles sean sus opciones de estilo de crianza, estos simples pero importantes consejos definitivamente les ayudarán.

1. Trabajar juntos y turnarse para dormir.

La privación del sueño es, sin duda, uno de los desafíos más difíciles de los nuevos padres. Cuando no duermes lo suficiente, estás menos alerta, más fácilmente frustrado y más malhumorado. Organizarse y trabajar en equipo con la pareja es fundamental, esto les permitirá a ambos obtener el descanso que tanto necesitan y disfrutar del bebé.

2. Las madres y los padres también necesitan mimos y cuidados.

Los bebés requieren toda la atención, pero las mamás y los papás también necesitan cuidados especiales. Asegúrense de comer bien, centrándose en alimentos, frescos, integrales y saludables y mucha agua fresca, especialmente si estás amamantando. Aprovechen las comidas caseras que les traigan familiares y amigos. Y cualquier ayuda que les ofrezcan. Tómense tiempo para practicar ejercicio y tiempo de inactividad en la rutina diaria, incluso si solo son unos pocos minutos todos los días.

3. Pasar tiempo en pareja.

El mundo gira en torno al bebé, pero si se descuida la relación de pareja, toda la familia sufrirá. Encuentren una manera de crear un horario especial para conectarse y apoyarse mutuamente. Es muy importante tener un tiempo para hablar de todo lo que necesiten intentando eso sí, dejar la crianza de los hijos a parte, aunque sea una vez a la semana.

4. Encontrar ayuda.

Conectarse con otros padres es uno de los consejos más esenciales, y más ignorados, para los padres primerizos. Es muy fácil sentirse solo o aislado. Encuentren a otros padres a través de un grupo de apoyo y conviértalo en una prioridad para participar.

5. flexibilidad.

Los bebés son impredecibles. No se vuelvan locos planificando todo a golpe de reloj. Los bebés tienen hambre cuando tienen hambre, necesitan cambios de pañales o siestas cuando lo hacen, sin mucho tiempo. Deben ser flexibles y no estresarse por el ritmo de los días, especialmente con un recién nacido.

6. Confiar en los instintos.

Incluso los padres primerizos tienen fuertes instintos sobre sus hijos. No los descarten cuando los tengan. Si creen que su hijo no está bien o tiene dolor, confíen en su instinto y obtengan ayuda. Incluso en preferencias y gustos menos comunes, si sienten que algo no va bien con el bebé; sigan sus instintos porque son notablemente precisos.

7. Escuchar los consejos y tomar decisiones propias.

No hay un estilo de crianza correcto que se adapte a todos los padres. Tú y tu familia encontrarán su propio ritmo, pero a lo largo del camino obtendrán muchísimos consejos. Lo que funciona para una familia puede no funcionar para la tuya. Escucha y agradece las sugerencias y luego sigue el camino que más te convenga.

8. Disfrutar del sueño nocturno del bebé.

Los bebés son angelitos cuando duermen. No importa cuán maravilloso o frustrante sea tu día, echa un vistazo a tu bebé cuando está durmiendo y recuerda cuán angelical y pacífico es el momento. ¡Algunos días necesitarás el recordatorio!

9. Saber perdonar.

Todos cometemos errores, especialmente en lo que a crianza se refiere. Recuerda que tu pareja no es perfecta y tú tampoco. Sean tolerante, especialmente consigo mismo, y tomen cada día como una nueva oportunidad de aprendizaje.

10. No te exijas demasiado.

Sí, tu casa estará desordenada. Tu ropa se acumulará y es posible que no encuentres tiempo ni para ducharte. Dile adiós a la perfección y hola a "lo suficientemente bueno" por un tiempo. No te preocupes si tienes que dejar la casa un poco de lado. Pasar tiempo de calidad con tu pequeño siempre tendrá prioridad. Que no te de vergüenza pedir ayuda si la necesitas.

Volver