Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

como prepararse parto

Nueve meses de embarazo pueden parecer mucho tiempo a medida que la barriga se expande y el bebé en crecimiento se mueve más, ejerciendo su independencia. Las madres a menudo se sienten ansiosas por el parto, listas para conocer al bebé cara a cara. Es normal que un bebé nazca de 38 a 42 semanas desde la concepción, Son muchos los bebés que no nacen en la fecha prevista. También ten en cuenta que las madres primerizas tienden a comenzar el trabajo de parto más tarde que las madres que ya han concebido hijos anteriormente.

Calcula tu fecha de parto

Hay dos maneras diferentes de calcular la duración del embarazo. El primer y más común método, comienza a usarse el primer día del último ciclo menstrual. Con este enfoque, el embarazo dura aproximadamente 40 semanas. El segundo método comienza el primer día de la fecundación y el embarazo dura 38 semanas. Si bien el último enfoque es menos común, todavía lo utilizan algunos médicos y guías de embarazo.

Paso 1: escribe la fecha del primer día de tu último período

Paso 2: resta 3 del número del mes

Paso 3: agrega 7 al número del día

Ejemplo: Digamos que tu última menstruación comenzó el 21 de diciembre.

Paso 1: 21/12

Paso 2: 12-3 = 9 (equivale al mes de septiembre)

Paso 3: 21 + 7 = 28

En este ejemplo, el bebé nacerá el 28 de septiembre. Sin embargo, ten en cuenta que este cálculo solo es exacto si estás segura del primer día de la última menstruación y que la ovulación se realizó exactamente 14 días después del primer día de tu último período menstrual y tuviste relaciones sexuales durante este momento de ovulación. Y si además eres una de las mujeres que dan a luz exactamente en su fecha de parto. Eso son un montón de casualidades que se tienen que dar a la vez, para acertar de lleno con el día. Es más fácil esperar dar a luz en algún momento, ya sea dos semanas antes o después de la fecha de parto prevista. Si planeas someterte a una cesárea, tu obstetra programará la intervención una semana antes o después de la fecha de parto calculada.

También te puede interesar leer: ¿Quieres saber cuándo nacerá tu bebé?

Recomendaciones

  • Infórmate sobre el parto: Nueve meses pueden parecer mucho tiempo para aprender y prepararse para la experiencia del parto, pero es bueno investigar un poco y responder a las preguntas desde el principio. En los cursos de preparación al parto te pueden enseñar acerca de las etapas del parto, cómo lidiar con el dolor, las técnicas de respiración y también podrás preguntar las dudas que te surjan durante el embarazo y de cara al parto. Consulta cualquier cosa que te preocupe con tu obstetra o matrona.
  • Busca un médico: Si vas a optar por medicina privada el mejor momento para buscar un pediatra para tu bebé es después de llegar a la segunda mitad del embarazo. Si bien esto puede parecer demasiado pronto, esto garantiza que tengas tiempo para buscar un médico con el que te sientas cómoda y que tenga disponibilidad y buenas recomendaciones.
  • Habla sobre tus expectativas con tu compañero: Habla con él (o ella) sobre cómo puede ayudarte durante el trabajo de parto y con respecto a tus expectativas y necesidades. Como las diferentes expectativas pueden llevar a un conflicto, todo irá mejor si te aseguras de que ambos estén en la misma página. La crianza es muy gratificante, pero también es un gran trabajo, así que recuerda que es importante llegar a un acuerdo de cómo compartir responsabilidades.
  • Compartir experiencias con otras madres: la experiencia ayuda, especialmente al hablar con madres que lidiaron con la depresión posparto y la disminución de la libido. No todas las madres experimentan esto, pero la información de primera mano te permitirá enfrentar con calma cualquier situación. También puedes encontrar foros de chat y sitios de crianza en línea, donde los visitantes intercambian la información más reciente y sugerencias para padres. Las clases de preparación al parto son una buena opción para conocer a otras madres.
  • Prepara a tu familia: si ya tienes hijos, decide cómo y cuándo es mejor dar la noticia. Además, asegúrate de tener a alguien en quien confíes para que cuide a tus otros hijos mientras estés en trabajo de parto y los primeros días después del nacimiento del bebé.
  • Busca ayuda para después del parto: en las semanas posteriores al gran día, necesitarás ayuda adicional. Si tu pareja no puede estar siempre disponible para ayudar, pregúntale a alguien más (padres, hermanos, amigos). ¡Mientras más apoyo, mejor! Necesitarás tener tu tiempo para descansar y adaptarte a la nueva vida.
  • Aprende a diferenciar las contracciones: descubre cómo distinguir las contracciones reales de las falsas, qué hacer cuando se rompe la fuente de agua y averigua el camino más rápido para llegar al hospital y cuánto tiempo podrías tardar, en hora punta y en horas de menos tráfico. Es importante que la persona que te vaya a llevar sepa el camino, la entrada principal, dónde dejar el coche, etc. Esto puede parecer exagerado, pero cuando llega ese momento, conocer estos detalles ayudará a tener tranquilidad y reducir el estrés.
  • Elige quién estará allí: Decide quién quieres que esté presente para el nacimiento del bebé, tu pareja, un familiar o una amiga.
  • Prepara la bolsa para el hospital: unas pocas semanas antes de la fecha de parto, organiza todo lo que necesitas tener contigo. Pregunta en el hospital que cosas te proporcionan y en base a eso prepara todo lo que te falte, como una muda de ropa que sea cómoda, zapatillas o chanclas, la primera muda de ropa del bebé, material de lectura, música relajante y una cámara.
  • Prepara todo lo necesario para el bebé, las cosas de aseo, ropa, el asiento de seguridad del coche, la cuna, etc.

Después de calcular tu fecha de parto y pensar en los pasos anteriores, debes tener una perspectiva más clara sobre cómo prepararte para el gran día. Acepta toda la ayuda que te ofrezcan.

Volver