productos químicos de limpieza y embarazo

Productos químicos de uso doméstico en el embarazo (productos de limpieza, pintura, etc.)

¬ŅDebo evitarlos? Algunos s√≠; otros no. Aunque algunos productos qu√≠micos, como el amon√≠aco o el cloro, pueden provocarte n√°useas por el olor, no son t√≥xicos. Pero otros, como algunas pinturas, solventes, productos de limpieza para hornos, decapantes, ambientadores, aerosoles, productos de limpieza para alfombras, etc., pueden serlo.

¬ŅCu√°les son los riesgos para el beb√© en caso de que los haya?

Depende del producto. Algunos productos qu√≠micos de uso dom√©stico no tienen ning√ļn efecto perjudicial sobre el feto, mientras que otros a dosis elevadas pueden ser nocivos.

Productos de limpieza

Los productos de limpieza que utilizas a diario (por ejemplo, jabón para platos, detergentes para la ropa, limpiacristales o limpiadores multiuso) son seguros para que los utilices durante el embarazo. Por otro lado, los productos corrosivos (por ejemplo, la lejía o los limpiadores de hornos) pueden irritar o incluso quemar las vías respiratorias. Sin embargo, si sólo respira en bajas concentraciones, el bebé no se verá perjudicado.

Los limpiadores de uso intensivo, los ambientadores y los disolventes contienen sustancias tóxicas. Estos pueden permanecer en el aire hasta varias horas después de su uso. Por lo tanto, debe evitarlos a menos que realmente necesite utilizarlos.

Pinturas y disolventes

Las pinturas al agua son seguras para las mujeres embarazadas, siempre que no se expongan a ellas con demasiada frecuencia. Por otro lado, evita las pinturas de aceite, ya que contienen productos tóxicos para el feto. Sin embargo, pasar unas horas en una habitación recién pintada supone poco riesgo para el feto, sobre todo si la habitación está bien ventilada.

Además, evita lijadoras como decapantes, el decapado podría exponerte a la pintura vieja que contiene plomo o a productos químicos tóxicos.

Repelente de mosquitos

La presencia de mosquitos no siempre requiere el uso de un repelente. A veces basta con llevar ropa larga para protegerse de las picaduras.

Sin embargo, si tu ropa no es suficiente y quieres una mejor protecci√≥n contra los mosquitos y las garrapatas, debes elegir un repelente de mosquitos adecuado (consulta con fu m√©dico o farmac√©utico). 

Aseg√ļrate de respetar el tiempo de protecci√≥n indicado en la etiqueta del producto.

Hasta la fecha, se puede afirmar que las mujeres embarazadas no perjudican al feto por el uso de ninguno de estos repelentes de insectos. Sin embargo, es mejor tratar de minimizar su exposici√≥n a estos productos. Para ello, ponte el repelente en la ropa en lugar de en la piel. Tambi√©n puede aplicar el producto s√≥lo en las partes del cuerpo expuestas a los mosquitos o garrapatas. Aseg√ļrate de lavar cualquier residuo que quede en tu piel cuando llegues a casa.

El aceite de citronela no se recomienda a las mujeres embarazadas. Dado que su efecto es de corta duración (aproximadamente media hora), debes aplicarlo más a menudo, aumentando así tu exposición a él.

Todavía no está claro si el aceite de citronela es seguro durante el embarazo. De hecho, muchos productos que contienen citronela también contienen productos que debes evitar durante el embarazo, como el eucalipto, el alcanfor y otros aceites esenciales.

lista nacimiento

¬ŅQu√© puedo hacer al respecto? 

He aquí algunos consejos sobre el uso de estos productos durante el embarazo:

  • Habla con tu m√©dico sobre cualquier duda o aspecto que te preocupe relacionado con los productos qu√≠micos que utilizas en el trabajo o en casa.
  • Lee bien las etiquetas de los productos antes de utilizar ninguno de ellos. Si no es seguro utilizar determinado producto durante el embarazo, en la etiqueta deber√≠a poner que es t√≥xico. Averigua si es seguro que lo utilices y si es seguro que lo utilice otra persona cuando tu est√©s cerca. Si no se especifica en la etiqueta, contacta con el fabricante.
  • Abre puertas y ventanas y utiliza guantes de goma y mascarilla cuando limpies la casa o utilices alg√ļn otro producto qu√≠mico.
  • L√°vate las manos y los brazos, aunque te hayas puesto guantes, despu√©s de utilizar cualquier producto qu√≠mico.
  • Utiliza productos naturales, como bicarbonato, b√≥rax y vinagre para limpiar la casa.

Aseg√ļrate de que otra persona se encargue de pintar la habitaci√≥n del beb√©, por mucho que te apetezca hacerlo. Y no ayudes bajo ning√ļn concepto a retirar la pintura de tu casa si esta se construy√≥ antes de 1978 porque que podr√≠a estar pintada con pintura rica en plomo. A pesar de que muchas de las pinturas actuales se consideran m√°s seguras que las que se utilizaban en el pasado, sigue siendo una buena idea dejar las tareas de pintura en manos de otra persona. ¬°Siempre te podr√°s encargar de la decoraci√≥n cuando se haya secado la pintura!

Rayos X - Radiografías en el embarazo

Es mejor evitar las radiografías durante el embarazo. Sin embargo, hay ocasiones en las que puede ser necesario. Informa a tu médico o dentista si estás embarazada o crees que puedes estarlo. El médico evaluará si los beneficios de una radiografía son mayores que los riesgos. Si es posible, el médico puede preferir retrasar la radiografía o sustituirla por otras pruebas, eliminando así los riesgos de las radiografías para ti y el bebé.

Si el médico considera que, a pesar del embarazo, debes hacerte una radiografía, informa al técnico médico de que estás embarazada en el momento del examen. Esto le permitirá tomar las precauciones necesarias (por ejemplo, el uso del delantal de plomo).

Si te has hecho radiografías antes de saber que estabas embarazada, díselo a tu médico en el momento de tu primer seguimiento del embarazo.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comp√°rtelo con tus amigos