Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Una de las cosas más importantes que puedes hacer para prevenir defectos de nacimiento graves en el bebé es tomar ácido fólico todos los días, especialmente antes de la concepción y durante el primer trimestre de gestación.

Ácido fólico y embarazo

Sobre el ácido fólico

El ácido fólico, es una vitamina B (B9) que se encuentra principalmente en las verduras de hoja verde como la col rizada y las espinacas, jugo de naranja y los granos enriquecidos.

Muchos estudios han demostrado que las mujeres que toman 400 microgramos (0,4 miligramos) diarios antes de la concepción y durante el embarazo, reducen hasta en un 70% el riesgo de que su bebé nazca con un defecto del tubo neural (un defecto de nacimiento que involucra el desarrollo incompleto del cerebro y la médula espinal).

Los defectos más comunes del tubo neural son:

  • Espina bífida, cierre incompleto de la médula espinal y la columna vertebral.
  • Anencefalia, severo desarrollo insuficiente del cerebro.
  • Encefalocele, cuando el tejido cerebral sobresale de la piel de una abertura anormal en el cráneo.

Todos estos defectos pueden ocurrir durante los primeros 28 días de embarazo, por lo general antes de que una mujer sepa que está embarazada.

Es por eso que es tan importante para todas las mujeres en edad fértil tomar ácido fólico, sobre todo aquellas que están pensando en quedar embarazadas.

Los médicos y los científicos aún no están completamente seguros de por qué el ácido fólico tiene un efecto tan profundo en la prevención de defectos del tubo neural, pero saben que esta vitamina es crucial en el desarrollo del ADN. Como resultado, el ácido fólico juega un papel importante en el crecimiento celular y el desarrollo, así como en la formación de tejido.

Volver