Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

antojos, pica

Los antojos de alimentos durante el embarazo

No te preocupes, no estás sola con tus antojos de comidas extrañas. Un porcentaje sorprendentemente grande de futuras mamás anhelan un alimento u otro durante el embarazo.

Mientras que algunas mujeres tienen la suerte de anhelar alimentos saludables como tomates y naranjas, desafortunadamente algunas mujeres sienten ansia de azúcar durante el embarazo, incluyendo golosinas llenas de calorías como chocolate, dulces y helado, lo que obviamente puede acabar en un aumento de peso indebido.

Se cree que los antojos se deben a los crecientes niveles hormonales y algunas mujeres experimentan ansias por la misma razón durante la segunda mitad de su ciclo menstrual. No hay nada que puedas hacer al respecto. Cede a tus deseos si tienes la suerte de anhelar una fruta o verdura, ¡pero trata de resistir si sabes que tu deseo realmente no te está haciendo ningún favor!

Gusto o sabor metálico en el embarazo

Un cambio o alteración en el gusto con frecuencia es uno de los primeros síntomas de embarazo. Incluso antes de que se pierda el primer período, las futuras mamás pueden notar un sabor extraño en la boca o una apreciación del sabor diferente de ciertos alimentos. El sabor clásico es metálico, que a menudo es persistente y bastante fuerte.

Otras mujeres notan que sus gustos cambian y que, si bien anteriormente adoraban el café o las comidas picantes, ahora les sabe mal. Los cambios en el gusto no son lo mismo que los antojos, pero pueden ser igualmente extraños.

Antojos de embarazo anormales y “pica”

El antojo de un alimento que normalmente no se come se llama pica. Estos antojos generalmente están asociados con materiales que contienen hierro y solían ser muy frecuentes en el pasado.

Hay muchas historias de mujeres comiendo tierra y carbón, que obviamente pueden interpretarse como un deseo subconsciente de obtener hierro.

Hoy en día, los verdaderos casos de pica son raros y la condición puede tratarse con suplementos para corregir cualquier deficiencia de hierro o vitamina.

En este caso se suele sentir apetito por elementos anormales como metal, arcilla, carbón, tierra, tiza, papel, jabón o ceniza, o un apetito anormal por algunos ingredientes alimenticios crudos (harina, patata cruda, arroz crudo, almidón), cubitos de hielo, sal, etc. Se considera pica si el antojo persiste durante más de un mes. Algunos elementos, como los cubitos de hielo, no te harán ningún daño, excepto tal vez a los dientes, mientras que otros elementos no alimentarios como la arcilla, el carbón o la tierra podrían dañarte y no deben comerse.

Si crees que tienes pica, busca ayuda médica. Los análisis de sangre simples pueden indicar si tienes una deficiencia de vitaminas o minerales que necesita tratamiento.

Antojos de embarazo comunes

Los antojos de alimentos pueden afectar a todas a veces y muchas mamás están sujetas a ellos intermitentemente durante el embarazo.

Algunos foros de sitios web sobre el embarazo están llenos de ejemplos de antojos como pepinillos y helado, queso crema con salsa de tomate, queso y fresas e incluso arroz con azúcar moreno, salsa de barbacoa y mantequilla, cebollas y mostaza, etc.

¿Por qué tengo antojos de ciertos alimentos?

Nadie puede dar una respuesta definitiva sobre esto, pero la mayoría de los expertos están de acuerdo en que los antojos del embarazo son básicamente evolutivos.

Entonces, si anhelas cebollas con mostaza, pueden ser las vitaminas de las cebollas las que tu cuerpo está demandando, pero la mostaza hará para que tenga un sabor más aceptable.

En otras palabras, tu cuerpo está enviando señales de lo que necesita y tu cerebro y papilas gustativas podrían convertirlo en algo que naturalmente encuentres sabroso. Si estás recibiendo una dieta totalmente equilibrada, probablemente no tendrás antojos fuertes en absoluto.

¡A veces, no se trata de antojos, sino de una excusa para comer mal! Por ejemplo, ahora que estás embarazada, sientes que tienes derecho a permitirte una barra de chocolate cuando quieras.

En otras palabras, es una variación de la vieja rutina de 'comer para dos', con una futura mamá que asume el derecho a complacerse a sí misma, cuando en realidad no hay excusa para hacerlo.

La verdad es que nunca ha habido un momento mejor o más importante en la vida de una mujer para comer saludablemente, de modo que cuida tu alimentación para evitar un aumento excesivo de peso y otros problemas como la diabetes.

Volver