Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

pruebas sangre embarazo

Pruebas sanguíneas durante la gestación

Los análisis de sangre son una parte esencial de los exámenes en curso que experimentarás durante el embarazo.

Pruebas de grupo sanguíneo

Los médicos necesitan conocer tu grupo sanguíneo en caso de que tengas que recibir una transfusión de sangre después del parto. También necesitan averiguar si eres Rh negativo.

Conteo sanguíneo

Esto es para evaluar la anemia por deficiencia de hierro; algo que ocurre habitualmente en el embarazo y que puede provocar cansancio, mareos y letargo.

Si el nivel es bajo, es posible que necesites un suplemento de hierro. El conteo sanguíneo completo se volverá a verificar a las 28 semanas, pero mientras tanto se te puede solicitar que respondas algunas preguntas sobre tus antecedentes familiares para detectar trastornos genéticos como la anemia de células falciformes y la talasemia.

Detección de infecciones como la hepatitis B, la sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual

La hepatitis B es un virus que puede afectar al hígado y, como a menudo no presenta síntomas, puede pasarse de la madre al bebé a través de la sangre o los fluidos corporales.

Los médicos pueden evitar que el bebé se infecte al administrarle una vacuna nada más nacer. Del mismo modo, las madres y los bebés pueden recibir tratamiento para la sífilis si se detecta temprano.

Prueba de VIH

Esto se ofrece de manera rutinaria pero no es obligatorio. Si eres VIH positivo, se te pueden administrar medicamentos durante el embarazo para minimizar los riesgos y, dependiendo de varios factores, tu bebé puede nacer por cesárea.

Factor Rh Negativo

Tu estado de Rh será revisado cuando tengas tus primeros análisis de sangre. Si se determina que tienes Rh negativo, se te ofrecerá una inyección anti-D sobre la semana 28 del embarazo. El Anti-D se administra para proteger a tu bebé de la anemia, lo que podría ocurrir si la sangre del bebé es Rh positiva. En algunos lugares, se puede ofrecer un análisis de sangre que evalúa el ADN fetal para verificar el estado Rh del bebé. Si el bebé también tiene Rh negativo, no necesitará las inyecciones.

Más de un tercio de las embarazadas con Rh negativo que se ponen la inyección en la semana 28 de gestación en realidad no la necesitarían, ya que después se descubre que el niño también es Rh negativo. Y te preguntarás, ¿pasa algo si me pongo la inyección sin ser necesario? La respuesta es, que no pasa nada.

Para saber más acerca de ser del factor Rh, habla con tu matrona o médico.

También te puede interesar leer: 

Factor Rh y embarazo

¿Se puede prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo?

Enfermedades de transmisión sexual (ETS) y embarazo

Anemia durante el embarazo ¿Cómo evitarla?

Volver