Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

anemia riesgos

Durante la gestación, algunas mujeres padecen anemia, lo que significa que tienen muy pocos glóbulos rojos en su cuerpo.

¿Qué son los glóbulos rojos?

Los glóbulos rojos son células de la sangre. Su función principal es transportar el oxígeno del corazón al resto del cuerpo: cerebro, músculos, piel, riñones, etc. Los glóbulos rojos se producen en la médula ósea. Contienen una proteína conocida como hemoglobina, que es vital para transportar oxígeno.

Necesitamos suficiente hierro, vitamina B12 y ácido fólico para producir toda la hemoglobina que necesitamos.

¿Qué es la anemia?

La anemia es la afección que ocurre cuando no hay suficientes glóbulos rojos en la sangre. Esto lleva a que la persona con anemia tenga muy poco oxígeno en el cerebro, los músculos y en otros lugares.

Si tienes anemia leve se sentirá un poco cansada. Y en caso de anemia severa sentirás que estás constantemente sin aliento y te sentirás débil, mareada, irritable y te será difícil concentrarte.

Muchas mujeres embarazadas desarrollan anemia leve. ¿Por qué ocurre?

La razón principal es que el cuerpo de la mujer cambia durante el embarazo. Uno de esos cambios es que se produce más sangre. La mujer, por lo general tiene aproximadamente cinco litros de sangre, sin estar embarazada, pero durante el embarazo puede llegar a tener de siete a ocho litros de sangre en su cuerpo.

Fabricar células sanguíneas adicionales requiere mucho hierro, vitamina B12 y ácido fólico para hacer toda la hemoglobina que se necesita. Desafortunadamente, el hierro es difícil de absorber, lo que hace que la hemoglobina sea difícil de fabricar. Muchas mujeres se vuelven anémicas durante el embarazo a menos que tomen suplementos de hierro.

¿Cuáles son las pruebas para la anemia?

A través de los análisis de sangre que se realizan en los controles del embarazo, el hemograma muestra si hay o no suficiente hemoglobina y suficientes células sanguíneas. Cualquier anormalidad en estas pruebas guiará al médico hacia otras pruebas tales como:

  • Niveles de hierro
  • Niveles de vitamina B12 y folato
  • Pruebas genéticas para trastornos hereditarios como la talasemia.

¿Cuáles son los riesgos si una mujer embarazada tiene anemia?

Si una mujer se vuelve anémica durante el embarazo, se sentirá más cansada de lo normal. Si la anemia es grave, podría haber una cantidad reducida de líquido amniótico alrededor del bebé. También hay una mayor posibilidad de aborto espontáneo, el nacimiento prematuro del bebé o un bajo peso al nacer. Los bebés nacidos de madres anémicas también pueden ser anémicos.

Si una mujer está anémica durante el embarazo y pierde mucha sangre durante el parto, es posible que necesite una transfusión de sangre.

¿Cómo se puede evitar la anemia en el embarazo?

Hay tres buenas formas de evitar la anemia durante el embarazo. Son:

  1. Comienza tu embarazo con buena salud. Si estás pensando quedar embarazada, debes consultar a tu médico y hacerte un chequeo. En ese momento, recibirás consejos sobre la anemia y otras afecciones, y particularmente sobre tomar suplementos.
  2. Comer bien durante el embarazo. Comer una dieta saludable protege contra la anemia. El hierro se encuentra en carnes, panes enriquecidos con hierro y cereales, huevos, espinacas y frutos secos. La vitamina B12 se encuentra en la carne, pescado, mariscos, huevos y productos lácteos. Los altos niveles de ácido fólico se encuentran en vegetales de hojas verdes, frijoles, muesli, brócoli, carne de res, coles de Bruselas y espárragos. Comer una dieta rica en estos alimentos ayudará a prevenir la anemia. Las mujeres que son vegetarianas pueden reemplazar los alimentos de origen animal con lentejas, frijoles, tofu, huevos y leche de soja. Se recomienda el consejo de un médico o dietista, y se pueden recomendar suplementos de vitamina B12. Comer muchos cítricos y evitar los lácteos, el té y el café durante y poco después de las comidas puede ayudar a absorber el hierro de los alimentos y ayudar a prevenir la anemia.
  3. Tomar suplementos. Se aconseja a las mujeres que tomen un suplemento de ácido fólico durante al menos un mes antes de quedar embarazadas y que continúen con esto durante al menos los primeros tres meses. Esto ayudará a prevenir la anemia y también disminuirá el riesgo de defectos del tubo neural como la espina bífida. La dosis estándar es de 0.5mg de ácido fólico por día, pero la dosis puede ser más alta para las mujeres que tienen diabetes, epilepsia, tienen sobrepeso o han tenido un niño con un defecto en el tubo neural. Consultar con el médico. Se les aconsejará a todas las mujeres que tomen suplementos de folato (vitamina B9), así como que consuman alimentos ricos en ácido fólico. A muchas mujeres se les recomendará tomar suplementos de hierro. Se les puede recomendar a los vegetarianos que tomen suplementos de vitamina B12. Si te aconsejan tomar suplementos, habla con tu médico sobre la mejor manera de tomarlos y sobre cómo evitar los posibles efectos secundarios.
Volver