Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

cambios cuidado pecho

El pecho sufre cambios para adaptarse a la lactancia desde el comienzo del embarazo.

Al igual que los demás cambios por los que va pasando el cuerpo durante la gestación, las hormonas progesterona y gonadotrofina son las responsables de que las mamas se preparen para poder alimentar al bebé.

Las molestias en las mamas están dentro de los primeros síntomas de embarazo. ¿Qué cambios puedes notar en el pecho a lo largo de la gestación?

Aumento de volumen. Unos de los síntomas más característicos. Debido a la acción de la hormona progesterona, se va aumentando la grasa mamaria, la vascularización y el desarrollo de la glándula en sí durante todo el embarazo para que las mamas estén preparadas cuando llegue el parto, incluso si se adelanta.

Más sensibilidad, tensión y dolor. También son unos síntomas muy comunes y de los primeros que se sienten, cualquier roce puede molestar o doler e incluso se puede sentir picazón.

Cambios en el color de la piel. Se vuelve más azulada debido al mayor riego sanguíneo en la zona.

Cambios en los pezones y areola. Aumentan de tamaño y se oscurecen. Mayor sensibilidad. En la zona de la areola se marcan mucho unos bultitos llamados glándulas de Montgomery, que mantienen esa zona hidratada y protegida durante la lactancia ya que segregan grasa y sebo.

Venas más visibles. Como mencionamos antes, la piel de las mamas se vuelve más azulada y además las venas se muestran muy marcadas y gruesas por el aumento de la vascularización.

Aparición de calostro. Se empieza a producir y a secretar sobre la mitad del embarazo. En las últimas semanas se puede notar la salida del calostro.

Formación de estrías. Como el pecho crece tan rápido pueden romperse fibras de la dermis y aparecer las temidas estrías, su color al principio es rojo y después del parto se vuelven más blancas.

Recomendaciones para el cuidado del pecho durante la gestación

  • Puedes usar tu jabón o gel habitual. Seca muy bien la zona de la areola, pero con suavidad.
  • Usa sujetadores de algodón y de la talla adecuada. Si para dormir estás más cómoda con el sujetador puedes usarlo.
  • Si comienzas a secretar calostro al final de la gestación, usa almohadillas absorbentes.
  • Para evitar las estrías usa cremas específicas e hidratantes desde el comienzo del embarazo.

El embarazo es un momento muy bueno para conocer las ventajas de la lactancia materna, así como su técnica. Aquí te dejamos información sobre el pecho y la lactancia:

Cuidado del pecho en el embarazo

Guía de lactancia materna

Características y Composición de la Leche Materna

Volver