Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Órganos Reproductores Masculino - Proceso Reproductor

El sistema reproductor masculino se compone de:

  • Testículos - órganos de forma ovalada productores de esperma, testosterona y el 5% del líquido seminal.
  • Vasos deferentes - conductos que transportan lo espermatozoides que son liberados por los testículos. Cada vaso asciende  por encima de la vejiga uniéndose a una vesícula seminal y formando un conducto eyaculador en el extremo superior de la uretra. Por este conducto se expulsa la orina y el semen.
  • Vesícula seminal - son unas glándulas que producen un 60% del líquido seminal.
  • Próstata - Rodea la parte superior de la uretra, por debajo de la vejiga. Produce el 30% del líquido seminal.
  • Glándulas bulbouretrales - situadas a ambos lados del pene y producen el 5% del líquido seminal.
  • Epidídimo - en su interior maduran y se almacenan los espermatozoides.
  • Escroto - capa de piel que rodea la bolsa que contienen los testículos.
  • Pene - contiene tres columnas de tejido eréctil. La uretra atraviesa el centro de una de esas columnas hasta el extremo del pene.

Excitación sexual masculina

La excitación produce impulsos nerviosos que estimulan las arterias que irrigan los tejidos peneanos. Las arterias se dilatan y el tejido del canal peneano, llamado tejido eréctil, se llena de sangre. La acumulación de sangre aumenta el tamaño del pene, produciendo la erección que posibilita la entrada en la vagina.

Producción de espermatozoides

En la pubertad se empiezan a producir espermatozoides. El hombre produce unos 100 millones de espermatozoides al día.

Los espermatozoides se producen y empiezan su desarrollo dentro de los Túbulos seminíferos de los testículos. Las agrupaciones celulares que rodean eso túbulos secretan la hormona testosterona, que es necesaria para producir espermatozoides.

Los espermatozoides salen de los túbulos y se introducen en la red testicular. Desde ahí penetran en los conductillos eferentes (donde maduran) contenidos en el epidídimo, que está en la parte posterior de los testículos.

Cuando los espermatozoides maduran poseen una cabeza y una estructura modo de cola, el flagelo, que propulsa al espermatozoide. En la cabeza se encuentra el material genético masculino y la cubre una estructura llamada acrosoma, que contiene enzimas que ayudarán al espermatozoide a introducirse dentro del óvulo.

La eyaculación se desencadena por la señales nerviosas que emite el cerebro y la médula espinal. Estas señales producen contracciones en los conductos de los órganos reproductores. La válvula que hay en la abertura de la uretra en la vejiga se contrae, impidiendo el paso de la orina en la uretra. Los espermatozoides maduros atraviesan los vasos deferentes y penetran en la parte superior de la uretra. Los espermatozoides se mezclan con el líquido seminal formando el semen. Cuando el semen se acumula en el extremo superior de la uretra produce la contracción rítmica de los músculos de la base del pene propulsando el semen al exterior.

Un 20% de los espermatozoides que produce un hombre sano, presentan algún defecto.

También te interesa leer: Órganos Reproductores Femeninos - Proceso Reproductor

Volver