Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

cambios sociales familiares

Cuando una pareja espera un bebé, pueden verse afectados por los cambios que se producen en esta etapa y que pueden provocar algunas modificaciones en su relación de pareja.

Los sentimientos del padre

Además de la mujer, el futuro padre también puede experimentar sentimientos contradictorios con respecto al embarazo y a su futuro hijo; desde miedos y preocupaciones hasta alegría, satisfacción y orgullo. En muchos casos el hombre puede sentirse en un segundo plano respecto a los sentimientos de su pareja, puede sentirte solo, poco atendido e incluso puede sentir celos. Es normal que la mujer necesite más atención de su parte, más cuidados, más apoyo, y todo eso puede hacer que se sienta más confuso y desplazado.

Ante la llegada del parto, es muy importante que esté relajado y seguro, para poder ayudar y acompañar a su pareja en todo el proceso.

Es muy importante que la pareja hable y compartan todos los miedos y dudas para poder afrontar todos los cambios juntos.

Madres sin pareja

En muchos casos la mujer vive sola la maternidad, bien porque así lo hayan elegido, o porque las circunstancias las hayan llevado a esa situación. En esos casos la mujer debe confiar mucho en sí misma y buscar apoyo y ayuda de otras personas del entorno familiar, amigos o incluso pedir ayudas sociales.

Abuelos y amigos

Contar con el apoyo y ayuda de los abuelos es fundamental tanto durante el embarazo como en la crianza de los hijos.

Los amigos también son muy importantes en esta etapa, contar con su apoyo, disfrutar con ellos de momentos de ocio y diversión será muy saludable para el embarazo y bienestar de la mujer y pareja.

Llegada de un nuevo hermano

Puede ocurrir que el niño o niña no se tome muy bien la llegada de un nuevo hermano, ya que verá reducida la atención que recibía de sus padres, al tener que ocuparse de un nuevo bebé.

Consejos para ayudar a los niños y niñas a afrontar y aceptar la llegada de un hermano/a:

  • Hacerles participar del embarazo.
  • Contestar a todas sus preguntas con claridad y franqueza.
  • Si se van hacer cambios en la vida del niño/a, como llevarlo a la guardería, cambiarlo de habitación, etc. Hay que procurar que no coincidan con el nacimiento del bebé. De esta forma no relacionará los cambios con la llegada de su hermano y no lo hará culpable.
  • Explicarles lo importante que es ser el hermano mayor y las ventajas que tiene.
  • Informarles sobre la llegada del parto, el ingreso en el hospital, quien cuidará de ellos mientras.
  • Hacerles participar del cuidado del bebé.
  • Ser pacientes y comprensivos con los niños.
Volver