Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

picazon comezon

Picores en la piel durante la gestación

La picazón leve es común en el embarazo debido al aumento en el suministro de sangre a la piel. A medida que el embarazo progresa y el bebé crece, la piel del abdomen se estira y esto también puede causar comezón.

La picazón leve generalmente no es nada por lo qué preocuparse, pero si la picazón se vuelve severa, puede ser un signo de una afección hepática llamada "colestasis obstétrica" ​​o "colestasis intrahepática del embarazo". Esto afecta a menos de 1 de cada 100 mujeres embarazadas, pero necesita atención médica.

Picazón leve

Usar ropa suelta puede ayudar a prevenir la picazón, ya que es menos probable que la ropa roce contra la piel y cause irritación. También es recomendable evitar materiales sintéticos y optar por los naturales, como el algodón, en su lugar. Estos son "transpirables" y permiten que la piel esté más aireada. Para algunas mujeres tomar un baño frío o aplicar una loción o crema puede ayudar a aliviar la picazón.

En algunos casos los productos con perfumes fuertes pueden irritar su piel, por lo que podrías intentar usar una loción normal o jabón. La picazón leve generalmente no es dañina para ti o el bebé, pero a veces puede ser un signo de una afección más grave. Si estás preocupada o si tienes picazón intensa, es importante que consultes con la matrona o médico.

Picazón grave: colestasis obstétrica

La colestasis obstétrica, también llamada colestasis intrahepática del embarazo, es un trastorno hepático que puede desarrollarse en el embarazo y que generalmente no es dañino para la madre, pero tiene complicaciones potencialmente graves para el bebé. Normalmente, las sales biliares fluyen del hígado hacia el intestino para ayudar a digerir los alimentos. En la colestasis obstétrica, las sales biliares no fluyen adecuadamente y se acumulan en el cuerpo en su lugar. No hay cura para, pero desaparece una vez que se ha tenido al bebé.

Si has tenido colestasis obstétrica en un embarazo anterior, es más probable que lo desarrolles de nuevo en un embarazo posterior.

Algunos estudios han encontrado que los bebés de mujeres con este trastorno tienen más probabilidades de nacer prematuramente o de mortalidad. No se sabe cuánto más alto es el riesgo de muerte fetal en comparación con las mujeres que no lo tienen.

Debido a la relación con la muerte fetal, si tiene esta afección, se te puede ofrecer la inducción al parto o una cesárea después de las 37 semanas de embarazo.

Síntomas de colestasis obstétrica

El síntoma clásico es la picazón sin erupción en las palmas y las plantas de los pies, aunque puede estar más extendida. Los síntomas generalmente comienzan alrededor de la semana 28 del embarazo. Algunas mujeres tienen picazón y sarpullido severo. Para algunas mujeres con colestasis obstétrica, la picazón no se detiene o es insoportable, y puede empeorar durante la noche. A veces, la picazón es más pronunciada en las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Otros síntomas incluyen orina oscura, ictericia (coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos) y deposiciones pálidas.

Tratamiento

Se diagnostica a través de un análisis de sangre para comprobar la función hepática. El tratamiento que suele recetarse es ácido ursodesoxicólico. Y si es necesario se provocará el parto después de las 37 semanas para no poner en riesgo al bebé.

Las cremas, como la loción de calamina, son seguras para usar durante el embarazo y pueden aliviar la comezón. Existen algunos medicamentos que pueden reducir las sales biliares y aliviar la picazón, pero se desconoce si son seguros de tomar durante el embarazo. Se puede ofrecer un suplemento de vitamina K. Esto se debe a que la colestasis obstétrica puede afectar la absorción de vitamina K, que es importante para la coagulación saludable de la sangre.

Volver