Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

posibles alteraciones piel

Acné

Incluso si antes de la gestación no tenías problemas con los granitos, podrían aparecer mientras esperas a tu bebé. Puedes culpar a las hormonas del embarazo por estas erupciones. Lávate la cara todos los días y evita tocarte los granos, ya que puede causar cicatrices. Hay muchos tratamientos para el acné, y puedes comprar la mayoría de ellos en la farmacia. Pero algunos de los medicamentos recetados no son seguros de usar durante el embarazo. Habla con tu médico antes de empezar cualquier tratamiento.

Estrías

A medida que vaya avanzando el embarazo, es posible que tenga rayas rojas violáceas en el vientre, los muslos, los senos, la parte inferior o incluso los brazos. Aparecen a medida que la piel se estira y las hormonas cambian. Hasta el 90% de las mujeres las tienen en su tercer trimestre, pero es más probable que las tengan si otras mujeres de tu familia las tuvieron. Las cremas para la piel pueden ayudar con la picazón, pero no pueden prevenirlas. Pero no te preocupe: la mayoría de las estrías se desvanecen con el tiempo y se ponen pálidas.

Melasma - Cloasma

También se llama cloasma o la "máscara del embarazo". Hasta el 70% de las mujeres embarazadas tienen estos parches marrones en las mejillas, la nariz y la frente. Exponerse al sol lo empeora, así que usa protector solar o sombreros cuando estés en el exterior, o evita el sol cuando puedas. A veces, el cloasma puede ser permanente, pero generalmente se desvanece después de tener al bebé.

Verrugas en la piel

No está claro por qué, pero el embarazo aumenta las posibilidades de tener estos pequeños crecimientos de color carne. Aparecen con mayor frecuencia en los pliegues de la piel, como las axilas, el cuello o el área de la ingle. Por lo general, son inofensivos, por lo que no es necesario tratarlos. Pero si te molestan, puedes preguntarle a tu médico acerca de quitarlos. Sin embargo, no intentes quitártelos tú misma.

Hiperpigmentación

Algunas manchas en tu cuerpo, como pecas, cicatrices y la piel alrededor de sus pezones, se volverán más oscuras y, a veces, más grandes. También puede aparecer una línea en el centro del vientre llamada línea negra. Es más probable si tienes un tono de piel más oscuro. No te expongas al sol sin protección y cuéntale a tu médico sobre cualquier punto que sea nuevo o que parezca que está cambiando de forma.

Urticaria

Si aparecen pequeñas protuberancias rojas con comezón en el abdomen, podría ser urticaria, (pápulas urticariales pruriginosas). Puede extenderse a los muslos, los senos o las nalgas en parches grandes. Los médicos no saben qué lo causa, pero es más común en los primeros embarazos y para las madres de bebés múltiples, como gemelos o trillizos. No hay tratamiento, pero consulta con el médico para que te indique algo para calmar la picazón. Debería desaparecer después de dar a luz.

Psoriasis

El embarazo no causa este problema en la piel, pero si ya lo tienes, los parches escamosos y rojos podrían empeorar. Pero para algunas mujeres, la condición en realidad mejora durante la gestación. Asegúrate de que cualquier tratamiento que estés utilizando para la psoriasis sea seguro para el bebé.

Eczema

Muchas mujeres tienen estos parches rojos, con costras y con comezón por primera vez mientras están embarazadas. Pero si ya tienes eccema, puede empeorar durante esos 9 meses. La forma más fácil de mantenerlo a raya es evitar las cosas que lo desencadenan, que podrían ser desde jabones y caspa de mascotas a algunos alimentos y el estrés. Consulta con el médico para tratamiento.

Venas varicosas

Las embarazadas tienen más estrógeno y sangre de lo normal, y eso afecta las venas. Pequeños parches de ellos, llamados arañas vasculares, pueden aparecer en su cara, cuello o brazos. Son inofensivos y deberían desaparecer después de tener el bebé. La presión del útero puede hacer que las venas de su mitad inferior se hinchen. Estas son venas varicosas, y pueden ser dolorosas. El médico puede sugerirte que camines, levantes las piernas cuando estés sentada o en reposo y uses medias de compresión para ayudar a prevenir las varices.

Cuida tu piel

La mejor apuesta para una piel sana durante la gestación es centrarse en lo básico. Beber abundante agua. Usar protector solar todos los días y no exponerse al sol directo. Usa loción para calmar el picor y la sequedad. Lo más importante es consultar con el médico si notas algún cambio que te preocupe.

Volver