Embarazada, ¿Cómo protegerte del citomegalovirus?

El citomegalovirus, o CMV, es un virus que pertenece a la familia del herpes. Es muy común en los niños y es prácticamente inofensivo. Pero en el caso de las mujeres embarazadas, las reglas cambian y puede convertirse rápidamente en algo peligroso. Aquí tienes algunos consejos para protegerte.

¿Qué es el citomegalovirus?

El citomegalovirus, un virus benigno, está presente sobre todo en los niños pequeños. Presente en la saliva, la orina, las secreciones nasales y genitales, e incluso en las lágrimas, suele transmitirse en la guardería, a través de juguetes o chupetes. En los adultos normales, el citomegalovirus suele pasar desapercibido, causando únicamente fiebre. Pero en las mujeres embarazadas, se vuelve muy peligroso. De hecho, si la madre la contrae por primera vez, el feto también puede verse afectado y expuesto a graves riesgos: retraso en el desarrollo, malformaciones o sordera severa. Por lo tanto, si trabajas en contacto con niños (guardería, jardín de infancia) o ya eres madre de un pequeño, tendrás que tomar algunas precauciones.

Si por el momento no hay tratamiento ni inmunización para prevenir el citomegalovirus, basta con respetar una serie de normas de higiene para evitar la transmisión:

  • Lávate siempre las manos después de cambiar al bebé y no dudes en ponerte guantes si tienes que cambiar el orinal.
  • Evitar los besos en la boca.
  • Evita el contacto con el goteo nasal o incluso con las lágrimas.
  • No te lleves la cuchara del bebé a la boca y ni se te ocurra terminar su plato. Esto también se aplica al biberón o al chupete.
  • Proporciona a tu hijo un juego de toallas especial y no lo bañes (contacto con la orina).
  • Recuerda pedirle a tu pareja que haga lo mismo que tú. Y sí, el citomegalovirus también puede transmitirse a través del esperma.

Ten en cuenta que un análisis de sangre realizado durante los exámenes prenatales determinará si es o no inmune. Si nunca ha contraído el citomegalovirus, deberás someterte a pruebas de detección durante todo el embarazo. Si estás infectada, pide cita con tu médico lo antes posible para que te haga las pruebas necesarias y evalúe los posibles daños.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos