embarazo, embarazada, emociones, tristeza

Para muchas mujeres, los cambios de humor son el efecto secundario más común del embarazo. Puede ser realmente frustrante, agotador e incluso inquietante a veces, sobre todo si no ha experimentado cambios de humor, o cambios drásticos de humor, antes del embarazo.

Incluso si era una persona bastante emocional antes del embarazo, estas emociones nuevas y cambiantes pueden ser un poco chocantes.

¿Qué causa estas emociones?

Antes de entrar en la razón de tus emociones durante el embarazo, hay un recordatorio importante: no debes sentirte culpable o avergonzada de tus emociones. Es de esperar que las emociones aumenten durante el embarazo, independientemente de cómo fuera tu estado emocional antes de quedarte embarazada.

Hay muchos factores, tanto externos como internos, que pueden afectar a tu estado emocional. He aquí algunas de las posibles causas.

Hormonas

Una de las razones más obvias por las que puedes sentirte más emocional durante el embarazo es el cambio de tus hormonas. Dependiendo de la etapa del embarazo en la que te encuentres, estás experimentando un aumento en la producción de progesterona o estrógeno. Esto puede tener un efecto directo en tus emociones, así como en la capacidad de tu cerebro para controlarlas.

Esto es muy común y no debería ser motivo de preocupación.

Estrés

El embarazo puede ser muy estresante por muchas razones. La creación de una familia conlleva mucha alegría y emoción, pero también conlleva muchos cambios, cosas nuevas y algunas cosas que dan miedo. Sin duda, en algún momento te encontrarás preocupada por el futuro, por el dinero, por la atención médica y por muchas otras cosas. Todo este estrés puede hacer que tus emociones aumenten.

Por no hablar de que tienes mucho que hacer. Puede que te encuentres descuidando el autocuidado que podría ayudarte a gestionar mejor tus emociones.

Cambios en el cuerpo

Algunas mujeres experimentan más molestias físicas que otras durante el embarazo. Tu cuerpo cambia mucho mientras estás embarazada, y los tipos de molestias físicas que puedes experimentar son variados. Puedes tener náuseas matutinas o dolores terribles.

La imagen corporal también es un factor importante. Puede que te sientas menos atractiva físicamente cuando te mires al espejo y veas cómo ha cambiado tu cuerpo. El embarazo conlleva muchos cambios físicos que se producen muy rápidamente. Todos y cada uno de ellos pueden afectar a tu salud física y mental, lo que puede añadir estrés y alterar tus emociones "normales".

Fatiga

Lo más probable es que todas hayamos pasado por esta situación, incluso cuando no estamos embarazadas. Dormir es extremadamente importante para mantener un estado mental saludable, y cuando no dormimos lo suficiente es mucho más fácil sentirse abrumada o como si no tuviéramos el control de nuestras emociones. Aunque este es un problema común para casi todo el mundo, es especialmente un problema para las mujeres embarazadas, que a menudo tienen dificultades para dormir y estar cómodas.

Cómo afrontar las emociones del embarazo

Cuando se está embarazada, es fácil sentirse abrumada. Tienes muchas cosas de las que preocuparte. Y cuando tu estado emocional parece estar fuera de control, es difícil recuperar ese control. Para empezar, debes reconocer tus sentimientos: son válidos. A continuación, prueba algunos de estos métodos para afrontar las emociones del embarazo.

Autocuidado

Es muy importante escuchar a tu cuerpo, incluso si no estás segura de lo que te dice. Si tomar un baño de burbujas te parece súper relajante en este momento, hazlo. Si sientes que necesitas un tiempo a solas, pide ese espacio.

Duerme

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero haz lo posible por dormir ocho horas. Dormir lo suficiente puede hacer cosas increíbles para tu salud mental. Si tienes problemas para ponerte cómoda, experimenta con diferentes posiciones para dormir que puedan ser más confortables. No dudes en pedir ayuda también. Habla con otras mujeres en tu vida que estén o hayan estado embarazadas.

Dieta

Lo que comes es muy parecido a lo que duermes: puede hacer maravillas con tus emociones. Comer alimentos sanos y naturales (en lugar de alimentos procesados) no sólo favorece tu salud física y la de tu bebé, sino que también ayuda a tu estabilidad emocional.

Soporte

Rodearse de personas que te apoyen y te animen es fundamental durante el embarazo. No debes avergonzarte de tu estado emocional ni tratar de ocultarlo a las personas que te quieren. Haz que tus familiares o amigos más cercanos sean conscientes de cómo te sientes, especialmente si te sientes abrumada o necesitas ayuda.

El asesoramiento profesional es siempre una opción. Estás pasando por muchas cosas y no hay que avergonzarse de querer ayuda profesional. El embarazo es una etapa hermosa, pero también es estresante y abrumadora. Y todo eso está bien.

Informa a tu médico si sientes que tus emociones son extremadamente inestables, si experimentas una depresión grave o si tienes pensamientos suicidas.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos