Mitos sobre el aborto espontáneo que debemos dejar de creer

Cada vez son más los padres que comparten abiertamente sus historias de aborto espontáneo, lo cual es positivo. Este desgarrador suceso ha sido un tema tabú durante demasiado tiempo. Todavía son frecuentes las ideas erróneas sobre los embarazos que acaban en aborto espontáneo. Entender la verdad que hay detrás de los mitos sobre el aborto espontáneo puede ser útil, tanto si has sufrido un aborto espontáneo como si simplemente quieres saber más.

El aborto espontáneo es poco frecuente

Teniendo en cuenta lo poco que se habla del aborto espontáneo, este suceso es sorprendentemente frecuente. Se calcula que entre el 10% y el 20% de los embarazos acaban en aborto espontáneo, y muchos de ellos ocurren antes de que los padres se den cuenta de que están esperando un bebé. Si tienes un aborto espontáneo, no estás sola.

Beber café me provocó un aborto espontáneo

El embarazo conlleva muchas restricciones alimentarias. Muchas personas van a lo seguro durante el embarazo, lo cual está bien, pero eso no significa que puedas controlar el resultado de tu embarazo con lo que pones en tu plato.

Las investigaciones más recientes sugieren que el consumo moderado de cafeína no afecta al feto. Unos 200 miligramos de cafeína está bien. Es posible que hayas consumido cafeína el día antes de abortar, pero las probabilidades de que eso haya sido la "causa" de la pérdida del bebé son muy escasas.

El estrés provocó mi aborto

Vale, una advertencia importante. El estrés puede hacer que tu cuerpo libere hormonas que podrían provocar un aborto espontáneo. La consideración clave es cómo definir el "estrés".

Un desplazamiento accidentado, pensamientos ansiosos sobre si estás preparada para ser madre o una pelea con tu pareja no van a hacer que abortes. Hay estudios que indican que los niveles de estrés excepcionalmente altos (como pasar por un divorcio o una bancarrota, o la muerte de un familiar) pueden contribuir a un aborto espontáneo.

Si te sientes abrumada, pide ayuda. Pero no pienses ni por un momento que desear no estar embarazada mientras te inclinas sobre el inodoro por sexta vez ese día ha hecho que tu cuerpo rechace el embarazo.

Las relaciones (o los anticonceptivos) provocaron mi aborto espontáneo

La verdad es que la gran mayoría de los abortos espontáneos se producen por anomalías cromosómicas u otros problemas importantes en el desarrollo del embrión. Es natural que busques algo que hayas hecho mal y que haya provocado el aborto. Pero casi siempre se da el caso de que no había nada que pudieras haber hecho.

Esta regla se aplica también a las relaciones de pareja y a los métodos anticonceptivos. Quedarse embarazada poco después de dejar de tomar anticonceptivos está bien. Mantener relaciones no afectará a un embarazo sano. Si tienes dudas sobre la intimidad y el embarazo, pregunta a tu médico.

El aborto espontáneo sólo afecta a las madres

Existe la idea errónea (y francamente un poco extraña) de que las madres establecen un vínculo con su bebé por nacer en cuanto saben que están embarazadas, mientras que los padres no sienten una conexión emocional hasta que nace el bebé.

El vínculo prenatal no se limita al padre o la madre embarazada. Muchas familias planifican y esperan un embarazo durante meses. Es completamente posible, y probable, que los padres que esperan un bebé se emocionen tanto como las madres al ver el resultado positivo de la prueba de embarazo. Y, por supuesto, que sientan el dolor de la pérdida del embarazo con la misma intensidad.

El aborto espontáneo no merece ser discutido

El aborto espontáneo es un acontecimiento común que causa mucho dolor y angustia. Si te pusieras enferma o perdieras el trabajo, buscarías el apoyo de tus amigos y familiares. También tienes todo el derecho a buscar consuelo y apoyo ante este contratiempo.

Hablar con franqueza de tu aborto espontáneo te hace vulnerable a los comentarios insensibles de la gente que no entiende. Pero también puede hacer que te pongas en contacto con personas que nunca sospechaste que habían pasado por el mismo dolor que tú. Encontrar amigos y familiares comprensivos puede facilitar la superación de un momento difícil.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos