Pesadez en las piernas durante el embarazo

Complicaciones de las piernas pesadas: flebitis superficial y hemorragia varicosa

Los trastornos de la circulaci√≥n venosa, que son muy comunes durante el embarazo, suelen ser inofensivos. Pero a veces, especialmente cuando hay una historia personal o familiar, estos problemas circulatorios pueden complicarse. Flebitis superficial o profunda, embolia pulmonar... ¬ŅCu√°les son sus principales s√≠ntomas? ¬ŅC√≥mo se pueden prevenir?

Las complicaciones de los trastornos venosos que se producen durante el embarazo son poco frecuentes, pero algunas pueden ser muy graves tanto para la madre como para el ni√Īo. Hablamos sobre estas complicaciones, que en gran medida se pueden prevenir mediante el tratamiento temprano de la insuficiencia venosa.

La insuficiencia venosa superficial se manifiesta clínicamente por piernas pesadas o varices. Aparecen o empeoran al principio del embarazo, normalmente antes del final del primer trimestre. Se exponen a las mismas complicaciones que las varices observadas fuera del embarazo, es decir, flebitis superficial o hemorragias varicosas.

Flebitis superficial

La flebitis superficial es una inflamación aguda de una vena varicosa localizada bajo la piel.

¬ŅS√≠ntomas?

  • La vena se vuelve dolorosa en reposo y al caminar.
  • La pierna est√° caliente, roja e hinchada.
  • La piel por encima de la vena est√° inflamada.
  • Puede presentarse una fiebre moderada.

Raramente severa, la flebitis superficial se resuelve r√°pidamente con el descanso, manteniendo la pierna elevada. Un tratamiento antiinflamatorio puede ayudar a aliviar el dolor.

Hemorragia varicosa

La hemorragia varicosa, por otra parte, puede ser causada por la ruptura espontánea de las venas varicosas o por un traumatismo a veces menor. Es necesario entonces hacer una compresión en la zona de la hemorragia, llamar a un médico y permanecer lo más posible con la pierna elevada.

Complicaciones de las piernas pesadas: flebitis profunda y embolia pulmonar

Lamentablemente, los trastornos venosos durante el embarazo también pueden provocar complicaciones más graves, como accidentes venosos tromboembólicos.

La trombosis venosa profunda, también conocida como trombosis venosa, es la formación de un coágulo de sangre en una vena del cuerpo humano. En las mujeres embarazadas, la flebitis se localiza principalmente en una de las pantorrillas.

¬ŅLas se√Īales que deber√≠an alertarte?

  • Dolor en la pantorrilla, especialmente cuando la punta del pie est√° levantada.
  • Hinchaz√≥n dolorosa del pie, tobillo o pantorrilla.
  • Aumento del calor de la piel en la zona dolorosa.
  • Aparici√≥n de venas hinchadas bajo la piel.
  • Aparici√≥n de fiebre, generalmente baja alrededor de 38¬į.

La aparición de uno o más de estos signos durante el embarazo (y fuera de este período) debe llevar a consultar a un médico lo antes posible.

De hecho, la principal complicación que puede producirse tras una flebitis profunda durante el embarazo es la aparición de una embolia pulmonar, es decir, la circulación anormal de un coágulo de sangre en el interior de una arteria principal o secundaria de los pulmones.

Este coágulo eventualmente bloqueará esa arteria, poniéndote en riesgo de muerte. Esto se manifiesta por:

  • Dolor agudo en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Tos.
  • Fiebre.

Entonces hay que acudir al médico urgentemente.

¬ŅC√≥mo se pueden evitar estas complicaciones durante el embarazo?

El embarazo es un período de agitación para todo el cuerpo y para el sistema venoso en particular. Piénsalo desde el principio, especialmente si tienes antecedentes personales o familiares de varices y otros problemas venosos y no dudes en hablar con tu médico. El tratamiento temprano es de hecho la mejor manera de prevenir complicaciones.

El tratamiento recetado por tu médico puede preservar eficazmente tus venas. De hecho, la medicación mejora la circulación venosa, reduciendo la sensación de piernas pesadas, dolor e hinchazón. Algunos medicamentos, son seguros y pueden tomarse en cualquier etapa del embarazo, mientras que otros contienen sustancias que pueden ser perjudiciales para el bebé. No te automediques.

Por otra parte, se aconseja a las mujeres con venas varicosas o con antecedentes de flebitis que lleven medias de soporte, especialmente durante los dos √ļltimos trimestres del embarazo.

No olvides los consejos b√°sicos de higiene:

  • Descansa con las piernas elevadas.
  • Mant√©n la actividad f√≠sica como caminar.
  • Controla el aumento de peso.
  • Evita estar sentada o parada por mucho tiempo.

Y, sobre todo, consulta en cuanto notes un empeoramiento de tus problemas venosos y en caso de urgencia ante los síntomas descritos anteriormente (dolor agudo en la pantorrilla o el pecho). De esta manera, estarás protegida lo mejor posible de las complicaciones y experimentarás un embarazo sereno.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.