Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Preeclampsia – Eclampsia en el embarazo y sus Peligros

El embarazo está relacionado con una serie de complicaciones médicas, por lo cual la gestión clínica requiere una comprensión tanto de la fisiología subyacente del embarazo y la fisiopatología de la condición específica. El síndrome de preeclampsia y eclampsia se caracteriza por la hipertensión, proteinuria (mucha proteína en la orina) y edema. La preeclampsia y eclampsia es una de las causas más comunes de muerte materna en los Estados Unidos y en casi todo el mundo. En este artículo vamos a ver cada uno de estos, primero revisaremos todo sobre la preeclampsia y después veremos las 4 etapas de la eclampsia.

Preeclampsia

También es conocida como toxemia, afecta generalmente en la segunda mitad del embarazo. Como ya mencionamos los síntomas presentados son: presión arterial alta, una hinchazón que no desaparece y grandes cantidades de proteína en la orina.

¿Es peligroso?

Puede ser, la presión arterial alta puede matar, y la preeclampsia puede reducir la cantidad de sangre que pasa a través de la placenta reduciendo así el aire y los alimentos que llegan a tu bebé, lo que resulta en bajo peso al nacer y otros problemas.

¿Quiénes son más proclives a sufrirlo?

Generalmente es hereditario, así que si su madre o hermana tuvieron esta condición, corres riesgo. Las mujeres que tienen sobrepeso o están en cualquier edad extrema (adolescente y mayores de 40 años) corren mayor riesgo.

Los síntomas

  • Presión alta: por lo general es superior a 140/90. Sin embargo, si normalmente sufres de presión arterial baja, un aumento de menos de 140/90 indica que estás en riesgo. Puedes comprar medidores de presión arterial en una farmacia y así establecer su línea de base tan pronto como sepa que está embarazada.
  • Hinchazón: una cierta cantidad de hinchazón es normal durante el embarazo. La hinchazón o edema que podría provocar preocupación es causada por el exceso de líquido y por lo general aparece en la cara, piernas y manos. Prueba pulsar el pulgar en la inflamación, si el sangrado se mantiene durante unos segundos después de quitar el dedo pulgar, tienes que avisar este hecho a la enfermera en su próxima visita prenatal.
  • Proteína en la orina: esto no es un síntoma que seas capa de detectar o monitorear. Tienes que revisar estos, en cada control prenatal.
  • Repentino aumento de peso: un aumento en peso de más de 1 kilo en una semana o cerca de 3 kilos en un mes, hace sonar las campanas de alarma. Si su peso está aumentando a ese tipo de tasa, no hagas dieta o trates de bajar de peso. Dile a tu doctor, es importante que conozca este hecho, para que te revise y pueda detectar la preeclampsia.
  • Dolores de cabeza: si sufres de dolores de cabeza, y no se alivia con los analgésicos (no tomes aspirina), ponte en contacto con tu médico inmediatamente.
  • Vómitos: en el embarazo la náusea se produce al principio y termina desapareciendo. Si experimenta vómito repentino en la segunda mitad de su embarazo, consulte a su médico. Por supuesto, esto podría ser sólo un problema pequeño, pero su médico le revisará la presión arterial y la orina para ver si tiene otros síntomas de la preeclampsia.

Tratamiento

La mejor manera de protegerse usted y a su bebé es ir a tiempo, lo mejor es ir de inmediato si notas algún síntoma. Si es que le detectan la preeclampsia, tendrás que reposar en cama y tomar medicamentos para bajar su presión arterial y con el monitoreo frecuente del bebé, puede llevarte a una hospitalización. A veces esto puede ser frustrante, porque la mayoría de las mujeres con preeclampsia no se sienten enfermas, y es probable que el bebé nazca antes, ya sea a través de un parto inducido o una cesárea.

4 Etapas de la Eclampsia

Si no se producen signos o síntomas de preeclampsia, todavía hay posibilidades de eclampsia, que puede ocurrir antes, durante o después del proceso de parto. Sólo hay una verdadera manera de saber si estás sufriendo de eclampsia: Convulsiones eclámpticas. Estas tienen cuatro etapas de dolor extenuante:

  • Etapa 1: esta etapa a menudo es desatendida por la mujer embarazada a menos que se es consciente de que se está en riesgo y se está buscando activamente una respuesta. Los músculos de la mano y la cara pueden temblar levemente y desprenderse la retina de sus ojos.
  • Etapa 2: esta etapa se produce poco después de la primera, los dientes se cierran con fuerza, los brazos y las piernas se vuelven rígidos, puedes morderte la lengua. Es probable que haya una pérdida de la respiración durante 30 segundos.
  • Etapa 3: ahora a medida que avanza a la tercera fase, esto ya se pone muy grave. Los músculos se contraen con violencia y puede haber saliva con sangre y/o espumada. Esto puede durar unos pocos minutos y por lo general conduce a la insuficiencia cardiaca o un coma.
  • Etapa 4: en la etapa final, la mujer estará en un estado de inconsciencia. Estos es algo que puede durar horas o puede pasar muy rápidamente. Algunas mujeres morirán antes de llegar a esta etapa final.

Como ves, esto de la preeclampsia y eclampsia es algo muy delicado y no debes tomártelo a la ligera, ten en cuenta que las etapas de eclampsia pueden variar de mujer a mujer, lo importante es que ya sabes la idea general de las etapas y puedes tomar tus precauciones.

Importante: Cosulta cualquier duda con tu personal médico, más vale prevenir que curar.

También te puede interesar leer: Dolor abdominal y pélvico y Preocupaciones frecuentes en el embarazo

Volver