abdomen pelvis dolor

Durante los nueve meses, el vientre es el lugar de intensas transformaciones, por lo que no es de extra√Īar que sea la sede de diversos dolores. Algunos son benignos, otros pueden ser un signo de complicaciones obst√©tricas graves. Otras no tienen nada que ver con el embarazo.

Dolor pélvico y abdominal en el primer trimestre

Desde el principio del embarazo se puede sentir una pesadez en el bajo vientre. Durante el primer trimestre, el √ļtero aumenta de tama√Īo, se endereza y sube a la cavidad abdominal, donde comprime los √≥rganos circundantes, en este caso el intestino y la vejiga. Esto puede causar algunos espasmos y dolor p√©lvico difuso, que no es grave. Los ligamentos y m√ļsculos que sostienen el √ļtero, que tambi√©n se ven sometidos a la tensi√≥n del √ļtero m√°s pesado, tambi√©n pueden causar molestias en las primeras semanas de embarazo.

Dolor pélvico durante un aborto espontáneo

Al principio del embarazo, el dolor p√©lvico puede ser un signo de un problema m√°s grave, empezando por un aborto. Son contracciones uterinas. El √≥vulo se desprende, lo que provocar√° una hemorragia y unas contracciones algo m√°s fuertes que las de la menstruaci√≥n. Por lo tanto, los dolores en el bajo vientre que se asemejan a los que se sienten durante la menstruaci√≥n deben llevar a consulta, especialmente si van acompa√Īados de hemorragias.

Dolor pélvico en un embarazo ectópico

Otra posible causa de dolor pélvico en el primer trimestre: un embarazo ectópico, que corresponde a la implantación y desarrollo del óvulo fuera de la cavidad uterina, en este caso en la trompa de Falopio. Es una urgencia porque si no se trata, un embarazo ectópico puede provocar una hemorragia interna.

Ante cualquier dolor pélvico intenso durante el primer trimestre, es aconsejable consultar.

Dolor pélvico en el segundo y tercer trimestre de embarazo

A medida que el √ļtero crece, todo el equilibrio del cuerpo se altera con un desplazamiento del centro de gravedad hacia delante. Cuanto m√°s avanzado est√° el embarazo, m√°s tira el √ļtero de los ligamentos redondos, los dos ligamentos que lo unen a cada lado del abdomen y lo mantienen hacia delante. Y cuando se tira, puede doler, especialmente en la ingle. Sobre todo porque ciertas hormonas del embarazo, y m√°s concretamente la relaxina, provocan la distensi√≥n de los ligamentos para preparar el parto. Hipersensible, la pelvis puede ser, por tanto, la sede, si no del dolor, de un cierto malestar. La futura madre debe entonces descansar, tumbada sobre su lado izquierdo.

lista nacimiento

Cualquier aparición repentina de dolor pélvico que no cede con el reposo y un analgésico (apto para el embarazo) debe ser consultado en esta etapa del embarazo. Pueden ser un signo de una complicación del embarazo potencialmente grave, como un hematoma retroplacentario. También pueden indicar el inicio del parto, que también requiere una visita al hospital de maternidad, independientemente del término.

Dolor pélvico y abdominal durante el embarazo no relacionado con el embarazo

No s√≥lo existe el √ļtero en el vientre. Tambi√©n est√°n todos los √≥rganos del sistema urinario y digestivo que pueden ser el lugar de patolog√≠as que conducen a un dolor p√©lvico no relacionado con el embarazo. Entre ellas se encuentran las infecciones del tracto urinario, la apendicitis, los c√≥licos renales, etc. En caso de dolor p√©lvico asociado a fiebre, consulta sin demora.

En Resumen

En muchas ocasiones, las molestias las producen tirones en los ligamentos del √ļtero a causa del aumento del mismo. Aunque es muy t√≠pico del del primer trimestre, se pueden sentir durante toda la gestaci√≥n. El dolor suele sentirse de la mitad del abdomen hacia abajo, casi en la pelvis o ingles, y otras veces un poco m√°s alto.

También puede deberse al estiramiento de la musculatura abdominal. Suele aparecer en el segundo trimestre, y es muy frecuente en el tercero.

Las molestias intestinales (gases, estre√Īimiento) tambi√©n pueden causarte dolor y puedes sentirlo en cualquier parte del abdomen.

A partir de la segunda mitad del embarazo puedes notar como tu abdomen se pone duro, esto es porque tu √ļtero se contrae y se prepara para el momento del parto. Estas contracciones no son dolorosas y suelen ceder con el reposo. En caso de ser dolorosas, contin√ļas y no ceder con el reposo, ser√° motivo para acudir al m√©dico.

En las √ļltimas semanas de embarazo puedes sentir un pinchazo o tir√≥n encima del pubis cuando camines o cambies de posici√≥n, es debido al estiramiento de los ligamentos como consecuencia del aumento de tama√Īo del √ļtero.

El dolor pélvico Suele ceder:

  • Con el descanso.
  • Evitando los movimientos bruscos.

Tambi√©n te puede interesar leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.