Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Una mujer embarazada que esté sana debe aumentar la ingesta de calorías en unas 300 kilocalorías diarias a partir del primer mes de gestación.

Ingesta de calorías y proteínas en el embarazo

También es importante ajustar la ingesta proteica, que debe elevarse en unos 10 a 15 gramos diarios sobre las necesidades normales que son 45 gramos diarios.

Estas necesidades puedes cubrirlas añadiendo tres vasos de leche desnatada en tu dieta. Para variar puedes alternar tomando yogur, queso, pescado, pollo y carne roja magra.

Es necesario el aumento de estas calorías y proteínas para el buen desarrollo del feto y la placenta, el aumento del volumen sanguíneo, los reajustes esqueléticos y para que el útero pueda aumentar de tamaño y se acumule la cantidad necesaria de tejidos de sostén, incluyendo el tejido mamario que se prepara para la lactancia.

Volver