Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

vigilar consumo cafeina

Las mujeres embarazadas necesitan vigilar su consumo de cafeína, según un nuevo estudio

Una nueva investigación sugiere que las futuras mamás pueden estar tomando demasiada cafeína, algo que está relacionado con el aborto y el bajo peso al nacer. Asegúrate de no exagerar tu ingesta de cafeína y de saber qué es seguro y qué no, qué comer y beber durante el embarazo. Aquí está tienes unas recomendaciones:

En el Reino Unido se realizó una encuesta a 4.100 mujeres embarazadas, que mostró que el 61% reduciría la cafeína después de darse cuenta de cuánto hay en las comidas y bebidas diarias.

Aunque las pautas siguen siendo las mismas con respecto a la ingesta de cafeína durante el embarazo, no más de 200 mg diarios, el estudio revela que muchos de nosotros no sabemos cuánto es realmente. Como resultado, podemos estar exagerando la cantidad de cafeína que tomamos.

Por ejemplo, mientras que la cafeína se encuentra en el té y el café, también está "escondida" en muchos productos, incluidos el chocolate y las bebidas energéticas.

Los bebés de mujeres embarazadas que consumen más de 200 mg de cafeína por día tienen un mayor riesgo de restricción del crecimiento fetal, y esto puede provocar un bajo peso al nacer y/o aborto espontáneo.

¿Cuánta cafeína está bien en el embarazo?

Desde hace unos años, se empezó a recomendar que las mujeres embarazadas mantengan el consumo de cafeína por debajo de 200 mg al día.

Además de limitar la cafeína durante el embarazo, existen otras pautas relacionadas con la comida y la bebida durante el embarazo. Sigue leyendo para descubrir qué es seguro y qué es lo mejor que se puede evitar o limitar, en los próximos nueve meses...

Alimentos para evitar en el embarazo

Evita los huevos crudos o parcialmente cocidos y los alimentos que los contienen, como la mayonesa casera.

Los huevos de pato, los huevos de codorniz y los huevos de gallina deben cocinarse hasta que las claras y las yemas estén sólidas.

No comas productos de hígado, como paté o salchicha de hígado, ya que pueden contener grandes cantidades de vitamina A, que pueden ser perjudiciales para su bebé por nacer.

No comas más de dos porciones por semana de pescado azul (por ejemplo, caballa, trucha o atún fresco) o más de cuatro latas de atún (alrededor de 140 g por lata).

No comas pescado con contenido alto de mercurio, por ejemplo el tiburón o pez espada. Estos pueden contener altos niveles, que pueden dañar el sistema nervioso en desarrollo del bebé.

No comas mariscos crudos. Esto se debe a que los mariscos crudos pueden contener bacterias dañinas y virus que causan intoxicación alimentaria.

Evita comer raíz de regaliz. Sin embargo, puedes tomar con moderación dulces de regaliz o tés de regaliz en el embarazo.

Comer para ti, no para dos

Una vez que estés embarazada, te darán muchos consejos sobre qué comer y qué no comer. Pero ¿cuánto deberías comer?

Si bien es tentador "comer para dos", el consejo oficial dice que eso no es necesario.

Las mujeres embarazadas solo necesitan consumir 200 calorías adicionales al día, y eso es solo en el último trimestre de su embarazo. Eso es lo mismo que dos rebanadas de tostadas integrales o integrales y margarina o un vaso pequeño de jugo de naranja.

Muchas mujeres usan el embarazo como excusa para comer en exceso debido al bebé en crecimiento. Sin embargo, sabemos que las demandas adicionales son solo en el último trimestre cuando el bebé necesita combustible y nutrientes adicionales. El énfasis debe estar en la calidad de los alimentos y no solo en la cantidad.

Lava tus manos

Además de cuidar lo que comes, una buena higiene es esencial.

Siempre lávate las manos antes de preparar o comer alimentos, y no dudes en entregar algunas de las tareas menos glamorosas de la vida, como la limpieza de las heces de tu perro o gato, a tu pareja o a otra persona.

Recuerda que las heces de los gatos pueden contener un parásito llamado toxoplasmosis que puede ser peligroso para el bebé por nacer, causando problemas en los ojos o daño cerebral.

Más comida y bebida 'qué hacer y qué no hacer' durante el embarazo...

  • Alcohol

Se recomienda que evites el consumo de alcohol por completo si estás embarazada o tratando de quedar embarazada.

Los estudios han demostrado que el consumo excesivo constante de alcohol durante el embarazo puede provocar el síndrome de alcoholismo fetal, que puede causar dificultades físicas y de desarrollo.

  • Sushi

Está bien comer sushi siempre y cuando el pescado utilizado para hacerlo haya sido congelado primero para eliminar cualquier parásito que pueda estar presente. Pero si no estás seguro de que haya sido congelado, no lo comas.

  • Pescado ahumado

El salmón ahumado y la trucha ahumada son seguros para comer durante el embarazo.

  • Cacahuetes

El debate sobre si estos alimentos son seguros para comer durante el embarazo se ha desatado durante años, pero el consejo actual es que son seguros, a menos que tengas una alergia.

Las últimas investigaciones no han demostrado claramente que comer cacahuetes durante el embarazo afecte las posibilidades de que el bebé desarrolle una alergia a este fruto seco.

  • Cafeína

Limita la cafeína a 200 mg al día, como se indicó anteriormente, consumir más se ha asociado con abortos espontáneos y bajo peso al nacer.

Una taza de café instantáneo contiene 100 mg; una taza de té 75 mg. Una lata de cola contiene 50 mg, mientras que una barra de 50 g de chocolate con leche contiene 10 mg.

  • Miel

Está bien para mujeres embarazadas, pero no para bebés menores de un año.

  • Yogur

Es seguro comer yogures mientras estén pasteurizados.

  • Barbacoas

Está bien comer carne a la barbacoa, siempre y cuando esté bien cocida, recién hecha y caliente.

El mismo consejo es para el pescado: asegúrate de que esté bien caliente y recién salido de la parrilla cuando lo comas.

Elige una dieta balanceada

Seguir una dieta sana y equilibrada ayudará al bebé a obtener la variedad de nutrientes que necesita para desarrollarse y estar saludable. Éstas incluyen:

  • Frutas y verduras: trata de comer al menos 5 porciones de frutas y verduras al día, para proporcionar las vitaminas, minerales y fibra que el bebé necesita.
  • Alimentos con almidón (carbohidratos): como pan, papas, cereales para el desayuno, arroz, pasta y fideos. Intenta comer versiones integrales si puedes.
  • Proteína: alimentos como carne, pescado, aves de corral, huevos, frijoles, legumbres y nueces. La proteína ayuda a crecer al bebé.
  • Productos lácteos: incluye leche, queso y yogur. Estos contienen calcio, esencial para huesos saludables.
  • Intenta comer solo una pequeña cantidad de alimentos con alto contenido de azúcar o grasa. Que sea sólo un caprichito de vez en cuando.

La alimentación cuando hay náuseas y vómitos

Aunque comer o beber es lo último en lo que se piensa cuando se está luchando contra oleadas de náuseas o episodios de vómitos, comer poco y, a menudo, puede ayudar a aliviar los síntomas. Mantenerse hidratado también es muy importante, así que trata de beber té de jengibre, que según muchas madres puede ser útil.

Volver