Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

cuidado alimentacion gestacion

Durante el embarazo las necesidades nutricionales serán ligeramente mayores, pero esto no significa que tengas que comer por dos.

La alimentación debe ser completa y variada, nunca abundante. A lo largo del embarazo tu peso debe aumentar de 9-13 kilos.

Debes aumentar en tu dieta:

  • Los alimentos ricos en hierro (hígado, carnes rojas, frutos secos, huevos, lentejas, espinacas, soja).
  • Los alimentos ricos en ácido fólico (espárragos, espinacas, aguacates, tomates, fresas, plátanos), ricos en yodo (sobre todo pescados) y ricos en calcio (lácteos), todos necesarios para el buen desarrollo de tu hijo/a.
  • Los alimentos proteínicos como carne y pescado. Tómalos a la plancha, al horno, hervidos o al vapor, sobre todo en caso de sobrepeso.
  • El consumo de frutas, verduras, pan integral, arroz, pastas y legumbres.
  • El pescado azul, aceite de oliva, girasol o maíz aportan ácidos grasos esenciales, por eso debes tomarlos regularmente.
  • El consumo de leche. Debe tomar de ½ a 1 litro de leche al día a ser posible desnatada (1 vaso de leche equivale a 1 yogur y medio).
  • Bebe de 1 a 1 ½ litros de agua al día, ya que además de muchos otros beneficios, va a favorecer el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento.

Debe reducir en su dieta:

  • El consumo de los alimentos con excesivas grasas de origen animal, como tocino, mantequilla, embutidos, etc.
  • El consumo de comidas con mucho azúcar, como pasteles, dulces y sobre todo la bollería industrial.
  • Evita comer carne cruda o curada como el jamón.
  • Evita tomar bebidas estimulantes como café, té, alcohol y bebidas con gas.

Su dieta debe ser:

  • Variada.
  • Equilibrada.
  • Fraccionada (al menos 5 comidas al día).
  • Horarios regulares.
  • Desayunos abundantes.
  • Pobre en grasas saturadas y rica en ácidos grasos esenciales.
  • Preferiblemente consume alimentos frescos y de elaboración sencilla, limitando los precocinados y enlatados.
  • Modera el consumo de rebozados y frituras.
  • Aumenta la ingesta de fibra.
  • Asegura una adecuada ingesta de lácteos pobre en grasas (desnatados y semidesnatados).

Ejemplo de una dieta equilibrada:

  • Lácteos: 3 raciones al día.
  • Carne, pescado, huevos: De 3-4 raciones a la semana.
  • Verduras: Al menos dos veces al día.
  • Fruta: De 2-3 piezas diarias.
  • Legumbres: De 2-3 veces por semana.
  • Patatas, arroz, pasta: De 2-3 veces por semana.
  • Pan integral: De 1-3 rebanadas al día.
  • Aceite de oliva: Al menos 1 cucharada al día.
  • Agua: De 4-8 vasos al día.
  • Utilizar sal yodada.

Fuente: Hospital universitario de Ceuta

También te puede interesar: Aumento de peso idóneo durante el embarazo

Volver