Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La mayoría de mujeres de jóvenes (incluyendo las que están embarazadas) no suelen ingerir diariamente los 1.000 mg de calcio recomendados. Debido a que los requerimientos de calcio de un bebé en proceso de crecimiento son altos, deberías aumentar el aporte de calcio para impedir que se le descalcifiquen los huesos.

calcio-embarazo

Entre las fuentes ricas en calcio se incluyen:

  • Productos lácteos bajos en grasas, incluyendo la leche, el queso pasterizado y el yogur.
  • Productos enriquecidos con calcio, como zumos de naranja comercializados, la leche de soja y los cereales.
  • Verduras de hoja verde oscuro, como las espinacas, la col rizada y el brócoli.
  • Tofu.
  • Judías secas.
  • Almendras.
Volver