Resfriada en el embarazo

Nariz que gotea, estornudos.... Tan pronto como las temperaturas bajan, es difícil escapar del frío. Embarazada, ¿cómo evitar y cómo tratar esta enfermedad de invierno?

No tener un resfriado en invierno parece ser una misión casi imposible. Entre amigos/compañeros de trabajo y niños, siempre hay alguien que se resfría. Sin mencionar las diferencias de temperatura y los gérmenes que flotan en nuestros hogares y espacios confinados. ¿Cómo enfrentarse a los resfriados durante el embarazo? ¿Qué medicamentos se pueden tomar?

Embarazada, reconoce los síntomas del resfriado

Entre los síntomas del resfriado común (o rinofaringitis) que se encuentran a menudo:

Estornudar.

  • Secreción nasal clara.
  • Tos.
  • Ojos llorosos.
  • Dolor de garganta.
  • Fiebre moderada.
  • Dolores de cabeza más o menos severos.

Resfriado y embarazo: ¿cuáles son los riesgos?

No te asustes, el resfriado, de origen viral, durante el embarazo es bastante común y benigno, pero tiene efectos incómodos. No hay ningún riesgo para la salud de la futura madre o del bebé.

Sin embargo, ten cuidado si la temperatura es de 38°C o más. En este caso, consulta a tu médico. La fiebre puede ocultar algo más. Tanto más si es alta (39°C-40°C) durante 24 a 48 horas. Una fiebre alta puede provocar un parto prematuro o un aborto espontáneo.

Resfriado y embarazo: ¿qué tratamientos?

Lo primero que hay que hacer cuando empiezas un resfriado es medir tu temperatura con un termómetro. Si es necesario, tomar paracetamol en la dosis correcta. No se toma una dosis insuficiente con el pretexto de que se está embarazada. Tampoco debes tomar más de la dosis indicada en el prospecto.

El único tratamiento real para los resfriados es lavar la nariz con solución salina.

Si el resfriado sin complicaciones continúa durante más de una semana, es aconsejable consultar a un médico. Contrariamente a la creencia popular, tu médico puede recetarte ciertos antihistamínicos o corticoides.

Medicamentos para el resfriado contraindicados para las mujeres embarazadas

Evita los medicamentos a base de efedrina, los medicamentos de venta libre para el resfriado, los inhalantes que contengan mentol y los jarabes oleosos para la tos.

Si tienes una alergia, debes continuar el tratamiento con la aprobación de tu médico.

Por último, los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como la aspirina y el ibuprofeno, no se recomiendan a las mujeres embarazadas y no deben utilizarse después del sexto mes de embarazo.

Soluciones naturales para el resfriado durante el embarazo

A pesar de todas las precauciones que hayas tomado, sientes que un resfriado te está afectando. ¿Qué puedes hacer al respecto? En ausencia de fiebre, puede optar por soluciones naturales.

Primer reflejo: lavar la nariz. La base del tratamiento es lavarse la nariz con una solución salina. También hay que tener cuidado de vivir en una atmósfera húmeda, especialmente no seca.

Desde los primeros síntomas del resfriado, puedes acudir a la homeopatía, consulta las opciones con un médico homeópata o profesional de la salud.

Inhalaciones contra resfriados: las inhalaciones son muy eficaces para descongestionar la mucosa nasal, con ciertos aceites esenciales compatibles con el embarazo, como los de eucalipto radiado o lavanda verdadera. Otro reflejo, masajear la cara anterior de las muñecas con una gota de aceite esencial de ravintsara.

Los tés de hierbas a base de tomillo tampoco deben ser olvidados, por sus virtudes desinfectantes. Sumergir algunas ramas (salvajes u orgánicas) en agua hirviendo durante 10 minutos y añadir una cucharadita de miel (antiséptica, cicatrizante y antiinflamatoria).

Resfriados y embarazo: medidas preventivas

Sólo hay una palabra clave para combatir los resfriados: ¡prevención! Entre ellos:

  • Refuerza tus defensas con alimentación equilibradas, con densidad de nutrientes.
  • En casa, es esencial ventilar el espacio vital todos los días (durante al menos 10 minutos, teniendo cuidado de apagar la calefacción.
  • Opta por un estilo de vida saludable para combatir el resfriado común: Come sano, haz ejercicio, trabaja con moderación, evita el transporte público y lugares muy concurridos. Sin alcohol, sin tabaco, sin estrés. En resumen, trata de llevar una vida tranquila y pacífica, todo esto ayuda a crear buenos anticuerpos".
  • Lavado de manos: Y por supuesto, lavar las manos con agua y jabón regularmente, especialmente antes de comer.

Embarazada y resfriado: Las 5 reglas de oro

Distanciamiento social, evita sitios concurridos y poco ventilados.

  • Evita dar la mano y besar.
  • Evita el transporte público y las compras en grandes comercios.
  • Lávate las manos con jabón, o usa un gel hidroalcohólico.
  • Usa una máscara si hay varios niños en la familia.

También te puede interesar leer: La importancia de una buena alimentación durante el embarazo

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.