Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

sujetadores lactancia

¿Cuándo debería comenzar a usar un sostén de lactancia?

La hinchazón y la sensibilidad de los senos son dos de los primeros signos del embarazo. Esto significa que tus mamas comienzan a cambiar desde el momento en que concibes.

A medida que avanzan las primeras semanas de embarazo, los senos comenzarán a volverse más sensibles. Tu cuerpo pronto notará muchos cambios debido a las hormonas y el peso y, en algún momento, las glándulas mamarias se prepararán para producir leche para el bebé.

Todo esto significa una cosa: las mamas están pasando por algunos cambios muy importantes y necesitan atención y apoyo adecuados. Aquí es donde entra un sujetador de lactancia, también conocido como sujetador de maternidad.

¿Cuándo debes cambiar a un sostén de lactancia?

Una manera fácil de saber que es hora de hacer el cambio es cuando tus senos empiecen a sentirse incómodos con el sujetador actual o cuando comiences a sentirlo demasiado apretado. Pueden comenzar a desparramarse fuera de las copas, o puedes sentir que los senos se hunden excesivamente y que te vendrá mejor usar uno con algo de soporte.

Cambiar a un sostén de lactancia depende de una serie de factores: la velocidad a la que progresa el embarazo, la cantidad de peso que vayas aumentando y el tamaño original de tus mamas. Para algunas mujeres, la necesidad de cambiarse a un sujetador de lactancia puede ser tan pronto como en el primer trimestre, mientras que otras pueden no necesitar cambiar hasta la última parte del segundo.

Dependiendo de cómo vayan cambiando las mamas a lo largo de la gestación, es posible que debas cambiar también el sostén de lactancia, por lo que te recomendamos que no compres demasiados del mismo estilo y talla a la vez.

¿Cómo elegir un sujetador adecuado?

Ten esto en cuenta al comprar un sostén de lactancia:

   

  • ¿Con o sin aros? La mayoría de los médicos recomiendan los que no tienen aros, ya que los aros pueden dañar los tejidos mamarios y obstaculizar la flexibilidad.
  • Solapas para amamantamiento: las diferentes marcas de sujetadores tienen diferentes estilos de solapas que te permitirán alimentar al bebé de manera discreta y cómoda. Elige el que mejor se adapte a ti.
  • Tirantes: Las tiras del sujetador deben ser más anchas que las de tus sostenes regulares. No deberían enterrarse en los hombros o en la parte posterior, ni dejar marcas, ni causar picazón.
  • Tamaño de la copa: El tamaño de la copa debe medirse alrededor de la parte más completa de la mama. Además, asegúrate de que cubra todo el seno sin que se desparramen.
  • Facilidad para abrir la solapa: asegúrate de que la solapa para amamantar sea fácil de abrir y cerrar. La mayoría de las veces durante la lactancia, deberás hacer esto con solo una mano, por lo que debes asegurarte de que el cierre sea fácil.
  • Tamaño: No importa en qué nivel lo abroches, ni los tirantes ni el sujetador en general deben dejar las mamas apretadas o comprimidas.

El sujetador de maternidad o lactancia brinda comodidad durante el embarazo, y es la mejor opción para usarse durante los meses de lactancia.

También te puede interesar: El Pecho durante el Embarazo - Cambios y Cuidados

Volver