trabajo y embarazo

Durante el embarazo puedes desarrollar tu trabajo habitual, siempre que no te cause una fatiga fĂ­sica o psĂ­quica excesiva. PrĂłximo al final de la gestaciĂłn es aconsejable reducir moderadamente la actividad fĂ­sica. Recuerda que no debes manejar productos tĂłxicos o exponerte a radiaciones.

Seguridad en el trabajo: para un embarazo seguro

¿Crees que tu trabajo representa un riesgo para tu salud o la de tu hijo no nacido? ¿Qué opciones tiene?

Un programa para proteger a las trabajadoras embarazadas y lactantes. Para promover la salud de los bebés y una lactancia segura, la Ley de Salud y Seguridad en el Trabajo protege a las trabajadoras embarazadas y lactantes. Si tu trabajo durante el embarazo entraña riesgos para tu salud o la del feto, consulta con tu médico o matrona. Hazlo también si estás amamantando a tu bebé y trabajas en un puesto en el que las condiciones podrían afectar a la salud de tu hijo.

Hay tres tipos de baja durante el embarazo:

  1. Por Enfermedad: la tramita el médico de su Centro de Salud.
  2. Por Riesgo Laboral: pida informaciĂłn en su empresa.
  3. Baja Maternal Voluntaria: que puede coger a partir de la semana 30 de embarazo (es un total de 16 semanas, siendo obligatorio dejar 6 de ellas para después del parto).

lista nacimiento

Trabajos con mayor riesgo

Ciertas condiciones de trabajo son arriesgadas para una mujer embarazada. Por ejemplo:

  • Utilizar productos quĂ­micos o exponerse a la radiaciĂłn.
  • Estar expuestos a virus peligrosos (por ejemplo, enfermedades infantiles para los trabajadores de las guarderĂ­as).
  • Realizar tareas exigentes (por ejemplo, levantar objetos pesados);
  • Realizar un trabajo que implique riesgos para la seguridad fĂ­sica (por ejemplo, un agente de policĂ­a).

Si estás embarazada y trabajas en condiciones similares a las anteriores o si temes otro peligro, debe hablar con tu mĂ©dico. Si estás amamantando y crees que tus condiciones de trabajo pueden ser perjudiciales para la salud de tu bebĂ©, debes tomar las mismas medidas que durante el embarazo.

Al recibir el informe mĂ©dico, la empresa debe ver si puede modificar tus funciones, adaptar tu puesto de trabajo u ofrecerte otro puesto seguro. 

Si no es posible cambiar tus funciones o encontrarte otro trabajo, podrás tomar una baja laboral.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos