El virus de Epstein-Barr en el embarazo y lactancia

El virus de Epstein-Barr (VEB) es una infección vírica común. Se calcula que el 95% de las personas de entre 35 y 40 años han estado en contacto con el virus al menos una vez. Las infecciones infantiles suelen pasar desapercibidas, pero entre el 35 y el 50% de las infecciones por el VPE se convierten en mononucleosis. Tras la infección, el virus permanece latente y puede activarse en cualquier momento. Aunque el virus puede detectarse en la saliva, los síntomas no suelen aparecer durante la reactivación.

¿Cómo puedo contraer el virus de Epstein-Barr?

El virus de Epstein-Barr se transmite por contacto con la saliva de una persona infectada por el VEB. La forma más común de transmisión es el beso. Los síntomas tardan hasta seis semanas en aparecer tras la infección inicial. No es necesario presentar síntomas para transmitir la infección. En muchos casos, no hay síntomas aunque la saliva dé un resultado positivo para el virus de Epstein-Barr.

Síntomas y signos

Los pacientes que sospechan que pueden tener una forma activa del virus suelen presentar fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos y dolor de garganta. Estos síntomas son similares a los asociados a otras infecciones víricas, pero suelen durar más tiempo. Los síntomas del virus de Epstein-Barr pueden tardar hasta cuatro meses en desaparecer.

Otros síntomas comunes de una infección activa son:

  • Fatiga

  • Pérdida de apetito

  • Dolor de cabeza

  • Anemia

  • Dolores y molestias

¿Puedo hacer una prueba del virus de Epstein-Barr durante el embarazo?

Se puede solicitar un análisis de sangre durante el embarazo si se sospecha que existe el virus de Epstein-Barr. Sin embargo, dado que la enfermedad no tiene cura definitiva y no supone ningún riesgo durante el embarazo, los médicos pueden optar por tratar los síntomas de la infección vírica en lugar de realizar una prueba para detectar un virus específico. Si los síntomas duran más de seis meses, se pueden solicitar pruebas adicionales para descartar otras enfermedades crónicas.

¿Cuáles son las posibles complicaciones del virus de Epstein-Barr durante el embarazo?

No se han registrado complicaciones asociadas al virus de Epstein-Barr durante el embarazo. Según los Centros para el Control de Enfermedades, no se han tomado informes de defectos de nacimiento o abortos espontáneos.

Tratamiento del virus de Epstein-Barr durante el embarazo

No existe un tratamiento directo para el virus de Epstein-Barr. Algunos médicos recetan un tratamiento de cinco días de esteroides para controlar la inflamación de la garganta. Todos los tratamientos se centran en los síntomas más que en la resolución del virus.

¿Puedo dar el pecho con el virus de Epstein-Barr?

El virus de Epstein-Barr se encuentra en la leche materna, pero no parece haber ninguna amenaza para el lactante. Las madres que amamantan deben consultar el posible riesgo de infección con su médico o pediatra.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Compártelo con tus amigos