Lista de control de la bolsa de hospital para la madre, el bebé y la pareja

Tanto si es tu primer embarazo y nunca has hecho la maleta del hospital, como si es la quinta vez, puede ser una tarea estresante. Tal vez lo has estado posponiendo porque el parto está muy lejos, ¡y tienes otras cosas de las que preocuparte! O quizá ya ha hecho la maleta, pero tienes la sensación de que te has olvidado algo. Sea cual sea tu situación, aquí encontrarás lo esencial.

Refuerzos

El posparto es engorroso e incómodo. No hay forma de evitarlo. Los hospitales suelen proporcionar artículos como compresas, dispensadores de agua -para las zonas sensibles de la vagina- y ropa interior de malla, pero no está de más que lleves los tuyos propios.

Lleva ropa interior de malla que te resulte c√≥moda, compresas vaginales o para los pezones, bolsas de hielo -tambi√©n para las partes sensibles del √ļtero- y una faja abdominal si te van a hacer una ces√°rea. Tambi√©n es buena idea llevar refuerzos para el beb√©, como pa√Īales y toallitas de repuesto.

La comodidad del hogar

El hospital puede proporcionarte y te proporcionar√° muchas cosas, pero lo que no puede darte son las comodidades de tu propia casa. Es dif√≠cil predecir cu√°nto tiempo vas a estar en el hospital; incluso si vas a estar un tiempo "normal", muchas mujeres dicen que llevarse peque√Īos recuerdos de casa les hizo la estancia mucho m√°s llevadera.

Lleve algunas de tus bebidas favoritas, tentempi√©s o cualquier golosina a la que recurras cuando te relajas en casa. Ll√©vate tus calcetines m√°s c√≥modos, una almohada que te encante o un albornoz que hayas elegido especialmente para la ocasi√≥n. Los peque√Īos detalles marcan una gran diferencia y, aunque tu beb√© es tu principal prioridad, tu bienestar emocional tambi√©n es importante.

Calzado

No es ning√ļn secreto que el embarazo es duro para los pies, pero lo que muchas mujeres no esperan es que el parto tambi√©n lo sea. Es posible que te sientas inc√≥moda con los pies debido a la p√©rdida de sangre, al dolor del parto o a los efectos secundarios de diversos medicamentos. Aunque tengas los pies completamente normales, caminar por el fr√≠o suelo del hospital no es precisamente una sensaci√≥n agradable.

Lleva zapatillas o calzado c√≥modo. Es especialmente √ļtil hacer la maleta con antelaci√≥n, porque nunca se sabe cu√°ndo van a empezar las contracciones. Aseg√ļrate de tener un par c√≥modo para caminar durante tu estancia en el hospital.

Las medias de compresi√≥n tambi√©n pueden ser √ļtiles, sobre todo si ya se te han hinchado los pies, los tobillos y las piernas, o si esperas una ces√°rea.

Ropa cómoda

En todas las listas de la bolsa del hospital se menciona la ropa holgada y cómoda. Es un buen consejo, pero hay algo más: lo que es cómodo para una mujer no lo es tanto para otra. Es importante que tengas en cuenta lo que te resulta cómodo a ti.

Por ejemplo, puede que te sientas más cómoda con unos pantalones más ajustados que te ayuden a mantener las compresas vaginales en su sitio. O puede que prefieras un top más ajustado que te ayude a sujetar los pechos o a mantener las pezoneras en su sitio. Tal vez prefieras que te toque la menor cantidad de tela posible. Intenta llevar algo que hayas usado antes y con lo que te sientas cómoda. Si te van a hacer una cesárea, ten en cuenta el lugar de la incisión: no te conviene llevar ropa ajustada en esa zona durante unas semanas.

Medicación

Los analg√©sicos son uno de los art√≠culos prioritarios de la bolsa de hospital de toda madre primeriza. Las salas de partos suministran algunos medicamentos, pero puede ser √ļtil llevar los propios. No s√≥lo para ti, sino tambi√©n para tu pareja. Los ablandadores de heces tambi√©n pueden ser √ļtiles, sobre todo si existe la posibilidad de ces√°rea o episiotom√≠a.

No olvides meter en la maleta la medicaci√≥n que t√ļ o tu pareja tom√©is a diario. Esto puede incluir suplementos nutricionales o diet√©ticos y vitaminas. En general, piensa en tu rutina diaria y lleva tambi√©n lo necesario.

Formas de refrescarte

Dar a luz es una de las experiencias m√°s intensas, vulnerables, f√≠sica y emocionalmente exigentes que vivir√°s en tu vida. Es una buena idea meter en la maleta algunas cosas que te hagan sentir un poco m√°s t√ļ misma una vez terminado el duro trabajo. Por ejemplo, desmaquillante, desodorante, loci√≥n, pastillas de menta, etc. Tu bienestar mental es muy importante, as√≠ que dedica unos minutos a ti misma. Has pasado por muchas cosas.

Documentos importantes

Lleva todos los documentos importantes que necesites para el hospital. Por ejemplo, el plan de parto, la tarjeta sanitaria, los registros del hospital, los papeles del seguro, etc. Cuando te vayas, el hospital también te entregará documentos importantes, así que ten un lugar designado para guardarlos.

Después de dar a luz, estarás exhausta, sin dormir y emocionalmente agotada; es fácil sentirse abrumada por todo. Cuanto más organizada estés de antemano, mejor te sentirás durante todo el proceso.

Cosas para tu pareja

Tu bolsa del hospital es la prioridad n√ļmero uno, por supuesto, pero a menudo esto puede hacer que tu pareja tenga que apa√Ī√°rselas para recoger sus cosas cuando est√©s de parto. Es una buena forma de olvidarse de cosas importantes. El principal trabajo de tu pareja es apoyarte, y le resultar√° mucho m√°s f√°cil hacerlo si tiene todo lo necesario preparado.

Aseg√ļrate de que lleva lo b√°sico, pero tambi√©n algo de entretenimiento. Lo m√°s probable es que los dos teng√°is que esperar un poco, as√≠ que es buena idea llevar cosas para hacer. Un libro, una revista, una baraja de cartas o un ordenador port√°til no ocupar√°n demasiado espacio en la maleta, pero ser√°n una buena distracci√≥n cuando lo necesites.

El consejo m√°s importante que debes recordar es que cuanto antes empieces a preparar la bolsa del hospital, mejor te sentir√°s. El segundo consejo m√°s importante es que no te estreses si te olvidas algo: Recurre a amigos o familiares a los que puedas llamar para que te traigan algo que se te haya olvidado y conc√©ntrate en dar la bienvenida al mundo a tu peque√Īo.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.