Recuperación posparto: Qué esperar

Has pasado unas agotadoras 40 semanas de embarazo, ¬°y por fin ha llegado tu peque√Īo! No hay duda de que le√≠ste toneladas de libros y art√≠culos en preparaci√≥n para estar embarazada: investigaste qu√© esperar cuando est√°s esperando, los diferentes s√≠ntomas que podr√≠as experimentar y c√≥mo lidiar con ellos. Ahora es el momento de centrarse en la transici√≥n a la vida posparto, que conlleva un conjunto completamente nuevo de preguntas y s√≠ntomas de los que preocuparse. Aqu√≠ tienes todo lo que necesitas saber.

Recuperación posparto

Independientemente de cómo hayas elegido dar a luz a tu bebé, las seis semanas posteriores al parto se consideran el periodo de recuperación. Aunque hayas tenido un parto lo más fácil posible, tu cuerpo se ha estirado y estresado mucho, por lo que necesitará tiempo para recuperarse. Pero recuerda que, al igual que cada embarazo es diferente, la recuperación posparto de cada mujer será un poco distinta.

¬ŅLa buena noticia? La mayor√≠a de los s√≠ntomas f√≠sicos posparto desaparecen en una semana. ¬ŅLa noticia no tan buena? Otros, como el dolor de pezones, de espalda o perineal, pueden durar varias semanas. Se sabe que las p√©rdidas de leche o los dolores de espalda duran hasta que el beb√© es un poco mayor.

Si has dado a luz por v√≠a vaginal, la recuperaci√≥n del perineo puede durar entre 3 y 6 semanas, tres si no te has desgarrado, pero m√°s si has sufrido un desgarro o una episiotom√≠a. Una pregunta muy com√ļn y comprensible que se hacen la mayor√≠a de las mujeres es si su vagina volver√° a ser la misma despu√©s del parto. La respuesta es que no ser√° exactamente igual, pero es probable que vuelva casi a la normalidad.

Si has dado a luz por cesárea, es probable que pases los 3-4 primeros días de posparto en el hospital. Es posible que pasen entre 4 y 6 semanas antes de que vuelvas a sentirte normal. Además, dependiendo de si has pujado o no y de cuánto tiempo lo hayas hecho, es probable que tengas dolor perineal durante un tiempo.

Hemorragia vaginal después del parto

El sangrado posparto, o loquios, puede durar hasta seis semanas. Ser√° como una menstruaci√≥n muy abundante: tu cuerpo est√° expulsando toda la sangre, tejido y mucosidad sobrantes del √ļtero. Por lo general, ser√° m√°s intenso durante los primeros 3-10 d√≠as, pero despu√©s ir√° disminuyendo, pasando de un color rojo/rosado a un blanco amarillento.

Si ves coágulos grandes o sangras constantemente más de una compresa cada hora, llama a tu médico. Con suerte, podrá descartar una hemorragia posparto o iniciar un tratamiento. Recuerda: ¡los tampones están prohibidos durante este periodo! Puede ser frustrante, pero la ventaja es que podrás saber mejor cuánto estás sangrando y si debes preocuparte.

Consejos para la recuperación posparto

Para ayudar a cicatrizar el perineo, ponte hielo cada pocas horas durante las primeras 24 horas despu√©s del parto. Roc√≠a la zona con agua tibia antes y despu√©s de orinar para evitar que la orina irrite la piel que pueda haberse desgarrado durante el parto. Prueba a darte ba√Īos calientes durante 20 minutos seguidos, varias veces al d√≠a, para aliviar el dolor. Evita estar mucho tiempo de pie o sentada, e intenta dormir de lado.

Si te han practicado una ces√°rea, cuida la cicatriz mientras se cura. L√≠mpiala suavemente con agua y jab√≥n una vez al d√≠a y s√©cala con una toalla limpia antes de aplicar una pomada antibi√≥tica. Tu m√©dico te dir√° si debes dejarla cubierta o al aire. Procura no cargar con nada que no sea tu beb√©. Esto tambi√©n se aplica al ejercicio f√≠sico: no levantes pesas, no corras ni hagas ning√ļn tipo de ejercicio vigoroso hasta que el m√©dico lo autorice.

Para los dolores generales, el paracetamol es tu mejor aliado. También puedes ducharte con agua caliente o usar una almohadilla térmica en los puntos doloridos. O, posiblemente la mejor sugerencia, ¡regálate un masaje!

Los ejercicios de Kegel funcionan de maravilla despu√©s del parto, pero aseg√ļrate de esperar hasta que te sientas c√≥moda para hacerlos. No hay mejor forma de recuperar la forma de la vagina, lo que te permitir√° disfrutar m√°s de las relaciones sexuales con tu pareja y resolver la incontinencia urinaria posparto. Cuando puedas, haz tres series de 20 cada d√≠a.

Si te duelen los pechos, lo primero que debes hacer es asegurarte de que tienes un sujetador de lactancia cómodo. Puedes utilizar compresas calientes (o bolsas de hielo, lo que te siente mejor) y masajes suaves para aliviar el dolor. Si estás amamantando, deja que tus pechos se aireen después de cada sesión de lactancia y aplícate una crema de lanolina para prevenir o tratar los pezones secos y agrietados.

No faltes a las citas con el médico. Esto es crucial para una recuperación tranquila y sin preocupaciones. Tu médico se asegurará de que todo se está curando como es debido y también podrá controlar tu estado emocional. Si te cuesta adaptarte a la nueva maternidad, puede sugerirte cómo hacerlo. Acuérdate también de pedir cita para que te quiten los puntos si has tenido un parto por cesárea, ya que dejarlos demasiado tiempo puede alargar el proceso de curación. Si tienes fiebre, dolor o sensibilidad alrededor de la incisión, díselo a tu médico.

Depresión posparto

Casi todas las madres primerizas sufren depresi√≥n posparto. Est√°s en una monta√Īa rusa de hormonas, lo m√°s probable es que te falte el sue√Īo y adaptarte a tener un beb√© no es f√°cil. Si te sientes desesperanzada, triste, aislada, irritable, in√ļtil o ansiosa de forma persistente durante m√°s de dos semanas despu√©s del parto, es una buena idea que hables con tu m√©dico.

No est√° sola. La depresi√≥n posparto afecta hasta a 1 de cada 4 mujeres y no refleja en absoluto tus capacidades como madre. No te averg√ľences, pero busca ayuda profesional, por tu propio bienestar y por el de tu beb√©. Es un momento incre√≠ble para tu familia, pero no olvides dedicarte tiempo a ti. Has pasado por muchas cosas y es esencial que te cuides para poder atender mejor a tu beb√©.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.