Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

cuidados cesarea episiotomia

Es normal que aunque la mujer haya mantenido su periné integro durante el parto note algunas molestias ocasionales como un poco de dolor, pesadez o picor.

Las lesiones o heridas dependerán de si ha sido un parto vaginal o una cesárea.

Aquí te damos algunos consejos sobre cómo cuidar la herida causada por una episiotomía o por una cesárea.

¿Qué es la episiotomía y cuándo se realiza?

Se trata de un pequeño corte que se realiza para ensanchar el canal del parto y de esta forma facilitar la salida del bebé. Se usa cuando se presentan dificultades en la última fase del parto.

La herida debe cicatrizarse al cabo de diez días.

¿Cómo cuidar la zona?

Se debe limpiar la herida con productos desinfectantes y antibacterianos o lo que recomiende el médico, para evitar la aparición de gérmenes. Hay que secar la piel con cuidado y sin frotar. Para proteger la zona usa compresas especiales para el posparto (hechas de algodón y sin plástico) y ropa interior adecuada, evita los encajes y tangas y usa prendas de algodón para que la herida transpire y se cicatrice más rápido.

Si al sentarte sientes molestias puedes usar una toalla mullida, un cojín o un flotador hinchado.

Cuando la herida es más complicada por lesiones mayores o cuando la episiotomía daña también la mucosa anal, se debe limpiar la herida de forma adecuada, seguir una dieta ligera y cumplir con las indicaciones que dé el médico.

Es normal sentir un ligero dolor, pero se debe consultar con el médico, si empieza a doler más, si se hincha o si se abre la herida y expulsa pus.

En caso de cesárea

La herida de la cesárea afecta a la piel, a la zona debajo de la piel y a la musculatura del bajo vientre y del útero. El útero se cierra con puntos reabsorbibles, y la incisión abdominal con puntos de sutura o grapas quirúrgicas, que se retirarán unos días después. La herida será cubierta con un apósito medicado que se retirará al cabo de 24 horas.

Tras una cesárea se suele permanecer en el hospital de 3 a 4 días.

Si la cicatriz evoluciona sin problemas irá tomando un tono rosado y sin relieve.

Si necesitas tomar analgésicos consulta con el médico.

Se debe vigilar que la herida no se abra, no sangre, ni libere secreciones. La herida debe permanecer siempre limpia y seca. Se debe lavar y secar con jabón neutro y secar con cuidado sin frotar. No tapar la herida para que cicatrice más rápido. Elegir prendas de algodón y si molesta el roce da la ropa se puede usar gasas de algodón para proteger la herida.

Se deben de seguir todas las indicaciones que dé el personal médico.

Una vez dada de alta en el hospital, el seguimiento de la herida lo hará la matrona en el centro de salud. Por lo general la primera cita será unos 10/12 días después de la cesárea, si antes de eso se percibe que algo no va bien con la herida, se debe consultar inmediatamente. La matrona irá valorando la evolución de la herida e irá retirando los puntos y grapas. Cada mujer cicatriza a un ritmo diferente.

Cuando la herida esté cicatrizada y los puntos retirados, se recomienda el uso de crema hidratante o rosa mosqueta.

Es normal durante las primeras semanas sentir dolor, molestias abdominales, tirantez o tener poca sensibilidad en la zona. No es recomendable tomar sol en la zona de la cicatriz hasta que pasen como mínimo unos 6 meses para evitar cambios en el color de la piel.

Tanto en el caso de episiotomía, como en el de cesárea no se deben mantener relaciones sexuales antes de las 6 semanas.

Recurda consultar siempre cualquier duda con el personal médico.

Volver