Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 corioamnionitis

¿Qué es la Corioamnionitis y cuáles son sus causas?

Consiste en la inflamación de la placenta y de las membranas a causa de una infección que puede ser muy perjudicial para el bebé.

La corioamnionitis suele afectar al 1-2% de los embarazos. Por lo general está asociado con la rotura de membranas y subida de gérmenes vaginales hacia el interior de la bolsa amniótica.

¿Cómo pueden infectarse el feto y la madre?

La infección puede darse en cualquier momento del embarazo, aunque ocurre con más frecuencia en los últimas días o semanas.

Puede ocurrir de muchas formas, pero por lo general se trata de un germen que se encuentra en la vagina y que sube por el cuello del útero contaminando al bebé. Esto implica que la bolsa esté rota.

También puede ocurrir aunque es poco frecuente, que un germen presente en la sangre o la piel del abdomen pase al bebé después de una amniocentesis.

Cuando las membranas están infectadas provoca una inflamación que desencadena en contracciones y eso puede conducir a un parto prematuro o a que el bebé se infecte gravemente "sepsis neonatal".

Cuando una embarazada tiene la bolsa rota y/o presenta amenaza de parto prematuro, es muy posible que tenga una infección amniótica (coriamnionitis) y que afecte al bebé.

Tipos y síntomas de corioamnionitis

  • Coriamnionitis subclínica: Hay infección. Y aunque se detectan gérmenes si se hace un cultivo, no tiene repercusión clínica, no hay sintomatología.
  • Coriaminionitis aguda o clínica: La embarazada puede sentir alguno de estos síntomas: Más de 38º de fiebre. Aumento del flujo vaginal, con mal olor y color. Contracciones que pueden desencadenar un parto prematuro. Taquicardias en la madre y el feto.

Factores de riesgo de corioamnionitis

  • Contracciones rítmicas
  • Rotura de membranas, cuanto más horas pasen peor. Existe un riesgo del 20-30%
  • Embarazadas muy jóvenes.
  • Cuando no se han tenido hijos.
  • Partos muy largos.
  • Cuando se tienen que hacer muchas exploraciones vaginales intraparto
  • Cuando hay infección vaginal o Estreptococo B.
  • Meconio.
  • Gestantes con las defensas bajas.
  • Cerclaje de cuello de útero.
  • Monitorización interna del feto.
  • Etc.

¿Cómo se hace el diagnóstico de corioamnionitis?

Si una embarazada presenta contracciones, bolsa rota, amenaza de parto, algún factor de riesgo y fiebre, los médicos pueden usar las siguientes pruebas para confirmar la sospecha de corioamnionitis:

  • exploración clínica.
  • Analítica.
  • Cultivos de líquido amniótico y flujo vaginal.
  • Monitorización materno fetal.

¿Cómo puede afectar la coriamnionitis a la madre y al bebé?

  • Partos lentos.
  • Riesgo de cesárea.
  • Infecciones uterinas.
  • Hemorragia postparto.
  • Atonía uterina.
  • complicaciones tromboembólicas.
  • Para el feto: Bebés prematuros, infecciones fetales, neumonía, mortalidad, parálisis cerebral.

Tratamiento coriamnionitis

Se suministrará antibióticos.

Si la gestante supera los ocho meses de embarazo, se le inducirá el parto. Que debe terminar antes de doce horas. Si se prolonga más de ese tiempo o surgen complicaciones se hará una cesárea.

Ante un embarazo prematuro, el ginecólogo y el pediatra deben decidir dependiendo de la situación y de la gravedad si hay que extraer al feto. Y en caso de tener que hacerlo, administrarán corticoides para acelerar la maduración de los pulmones del bebé.

Volver