Parto vaginal después de una cesárea (PVDC)

Despu√©s de una primera ces√°rea, algunas mujeres embarazadas pueden tener miedo de dar a luz por v√≠a vaginal. Sin embargo, es perfectamente posible e incluso recomendado por los ginec√≥logos obstetras. ¬ŅEn qu√© situaciones se puede considerar el parto vaginal despu√©s de una ces√°rea (PVDC)? ¬ŅExisten riesgos para la salud de la madre y del ni√Īo? ¬ŅCu√°les son los factores que pueden reducir su tasa de √©xito?

El hecho de haber tenido un parto por cesárea en una ocasión anterior no se considera por sí mismo, hoy en día, como una razón para que te hagan otra cesárea.

Para la mayoría de las mujeres existen algunos beneficios cuando tratan de tener un parto vaginal después de una cesárea previa. Estos incluyen:

  • Menos riesgo: Un parto vaginal presenta menos problemas m√©dicos tanto para la madre como para beb√©, que un parto por ces√°rea.
  • Recuperaci√≥n m√°s corta: La recuperaci√≥n de un parto vaginal, tanto en el hospital como en casa, es mucho m√°s corta que un parto por ces√°rea. Como la madre no tiene que recuperarse de la cirug√≠a, por lo regular se siente mejor y puede retomar sus actividades diarias m√°s r√°pido. Ella puede disfrutar y cuidar de su beb√© mucho m√°s pronto.
  • Mayor participaci√≥n: Muchas mujeres quieren participar m√°s activamente en el proceso del parto. Las madres sienten que est√°n participando m√°s activamente cuando tienen un parto vaginal. Aunque muchos hospitales permiten que la persona de respaldo est√© presente durante el parto y el nacimiento vaginal, no todos los hospitales permiten esto durante la ces√°rea, particularmente cuando se utiliza anestesia especial. Debes preguntarle al hospital por anticipado cu√°l es el reglamento del hospital al respecto.

Existe un n√ļmero de factores que los profesional de maternidad toman en consideraci√≥n cuando deciden si el parto de la mujer debe ser PVDC (parto vaginal despu√©s de la ces√°rea).

  • Que la mujer embarazada o el feto no tengan mayores problemas m√©dicos en la actualidad.
  • Que las razones que estuvieron presentes en la primera ces√°rea no se encuentran en este embarazo.
  • La salud de la madre y el beb√© se pueda examinar frecuentemente durante el parto.
  • El hospital cuente con los expertos y los instrumentos e instalaciones para hacer una ces√°rea de emergencia, u ofrecer otros tratamientos m√©dicos de emergencia, si fuera necesario.
  • Que la incisi√≥n en el √ļtero como resultado de la ces√°rea anterior haya sido horizontal.

lista nacimiento

Otros factores que se consideran incluyen:

  • Que la madre tomase clases de educaci√≥n para parto, en preparaci√≥n para un parto vaginal.
  • Que la madre haya tenido un parto vaginal previo antes de la ces√°rea.
  • A la mujer ya se le hab√≠a hecho una PVDC.
  • Si te hicieron una ces√°rea en el pasado, habla con tu m√©dico o matrona sobre la posibilidad de tener un parto y nacimiento vaginal.

¬ŅCu√°les son los riesgos de un PVDC?

Aunque los ginecólogos obstetras lo recomiendan, el parto vaginal después de una cesárea tiene riesgos, pero son poco frecuentes:

Ruptura uterina. Durante la ces√°rea, el √ļtero se abre y se cierra de nuevo una vez que el beb√© ha salido. Por lo tanto, est√° marcada por una cicatriz que puede romperse durante el siguiente parto bajo el efecto de las contracciones durante el trabajo de parto, y causar una hemorragia. Se calcula que este riesgo se sit√ļa entre el 0,1 y el 0,5% en las mujeres con una ces√°rea anterior, por lo que es muy bajo. El riesgo de rotura uterina aumenta a medida que disminuye el intervalo de tiempo entre el parto por ces√°rea y la fecha de concepci√≥n del siguiente embarazo.

Inserci√≥n anormal de la placenta (placenta previa y acreta). El riesgo aumenta con el n√ļmero de cicatrices.

La aparición de una herida operatoria, principalmente de la vejiga. El riesgo se estima en menos del 1%.

Muerte de la madre. El riesgo aumenta si el intento de parto vaginal tras cesárea (PVDC) no tiene éxito, pero disminuye con el éxito de un PVDC anterior.

La muerte del bebé. El riesgo es mayor en el caso de un intento de parto vaginal después de una cesárea que durante una cesárea programada después de una cesárea anterior. Pero sigue siendo baja: de 0,5 a 2,3 casos por cada 1000 nacimientos.

Encefalopatía anóxica-isquémica (cuando al bebé le ha faltado oxígeno durante el parto). También en este caso, el riesgo es bajo: 0,8 por cada 1000 nacimientos.

Factores para el éxito del PVDC

Hay tres factores que favorecen el éxito del parto vaginal tras una cesárea:

  • Parto vaginal previo.
  • Tener una puntuaci√≥n Bishop favorable o un cuello uterino considerado favorable al entrar en la sala de partos.
  • Parto espont√°neo (cuando el parto se inicia por s√≠ solo).

Parto vaginal después de una cesárea (PVDC)

Factores que disminuyen la tasa de éxito de un PVDC

Hay factores que pueden comprometer, pero no impedir, un parto vaginal exitoso después de una cesárea:

  • Ces√°rea previa por no progresi√≥n del trabajo de parto o por no evoluci√≥n de la presentaci√≥n fetal hasta la dilataci√≥n completa del cuello uterino.
  • Haber sufrido ya dos ces√°reas, aunque la tasa de √©xito de un intento de parto vaginal despu√©s de una ces√°rea sigue siendo alta, es decir, del 70%".
  • Edad materna. A partir de los 40 a√Īos, las posibilidades de un parto vaginal con √©xito disminuyen.
  • La obesidad. Cuando el √≠ndice de masa corporal (IMC) de la madre es superior a 30, el parto vaginal es m√°s arriesgado.
  • Dar a luz a un beb√© con un peso estimado de m√°s de 4 kg.

Por otro lado, se recomienda una cesárea programada después de un parto por cesárea (CPAC):

  • Cuando el plazo ha terminado y la inducci√≥n es imposible debido a un cuello uterino desfavorable.
  • Cuando la paciente ya ha sido sometida a tres ces√°reas (excluyendo la(s) ces√°rea(s) por muerte fetal o por interrupci√≥n m√©dica del embarazo, si las hubiera).

Mayor vigilancia durante el parto

Se recomienda la presencia de un ginecólogo obstetra durante el intento de parto vaginal tras cesárea cuando el contexto obstétrico sugiera un mayor riesgo de fracaso o rotura uterina, como la inducción, las anomalías del latido fetal o la no progresión del parto.

Durante el parto, la mujer es controlada por un monitor que debe estar conectado en todo momento. En el caso de un parto vaginal sin cesárea previa, la paciente puede quitarse el monitor de vez en cuando si desea moverse o utilizar una pelota de embarazo para aliviar el dolor o ayudar al bebé a descender a la pelvis.

El seguimiento del embarazo es el mismo que el de las pacientes sin antecedentes de ces√°rea. No hay m√°s consultas, sin embargo, es preferible que el seguimiento lo haga un ginec√≥logo obstetra en lugar de una matrona. Por √ļltimo, la decisi√≥n sobre la v√≠a de parto es validada por un obstetra durante el octavo mes. Pero el d√≠a del parto, se recomienda contactar sistem√°ticamente con el obstetra de guardia al inicio del trabajo de parto para informarle de la evaluaci√≥n del contexto obst√©trico de la paciente y validar la elecci√≥n del intento de parto por v√≠a natural.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.