¬ŅCu√°les son los problemas placentarios m√°s frecuentes?

Las alteraciones placentarias son complicaciones del embarazo que afectan a la placenta. Este órgano existe desde el final del primer trimestre del embarazo hasta el nacimiento, cuando se expulsa con el bebé. Durante la gestación, la placenta sirve de apoyo al feto mediante la respiración (permite el intercambio de gases entre la sangre materna y la fetal), la excreción (los productos de desecho pasan de los vasos sanguíneos fetales a los maternos), la inmunidad (permite que los anticuerpos de la madre pasen de la sangre materna a la fetal), la nutrición (los nutrientes pasan de la sangre materna a la fetal) y la función endocrina (produce gonadotropina coriónica humana, estrógenos y progesterona).

En determinados trastornos que se manifiestan como enfermedad materna en todo el organismo interviene la placenta, sobre todo en la preeclampsia (trastorno caracterizado por hipertensi√≥n arterial y problemas en uno o varios √≥rganos internos, sobre todo el ri√Ī√≥n) y el s√≠ndrome HELLP (trastorno caracterizado por hipertensi√≥n arterial, problemas en las c√©lulas sangu√≠neas y problemas en el h√≠gado y otros √≥rganos). No obstante, la gestaci√≥n y el parto tambi√©n suelen verse alterados por complicaciones placentarias localizadas en la propia placenta. Algunas de estas afecciones son las siguientes:

Placenta previa

Se trata de una situaci√≥n en la que la placenta est√° baja en el √ļtero. Dependiendo de la posici√≥n de la placenta, √©sta puede estar cerca del orificio cervical o cubrirlo total o parcialmente. En ambos casos, la placenta previa puede provocar hemorragias durante el embarazo y el parto, ya que el feto presiona el canal endocervical. Cuando la mujer se pone de parto, aumenta la probabilidad de que se produzcan hemorragias graves, ya que la placenta bloquea el canal del parto. La placenta previa tambi√©n aumenta la probabilidad de parto prematuro.

Algunos factores de riesgo de placenta previa son un parto anterior por ces√°rea, intervenciones quir√ļrgicas uterinas y un embarazo m√ļltiple. La placenta previa normalmente se diagnostica mediante ecograf√≠a y puede tratarse con reposo en cama, estrecha vigilancia, l√≠quidos intravenosos y transfusi√≥n de hemoderivados en caso de hemorragia. El parto por ces√°rea es necesario y suele planificarse en torno a las 36 o 37 semanas de gestaci√≥n para un embarazo √ļnico (antes para gemelos). De este modo se reduce el riesgo de parto espont√°neo que provocar√≠a una hemorragia al pasar el feto por el cuello uterino.

Placenta accreta

Es una afecci√≥n en la que la placenta se adhiere demasiado profundamente al √ļtero y, por tanto, puede resultar dif√≠cil separarla de la pared uterina tras el parto. Por lo general, la placenta se adhiere s√≥lo a trav√©s del endometrio, la capa m√°s interna del √ļtero. En cambio, en la placenta acreta, la placenta atraviesa el endometrio y se apoya en el miometrio (la capa muscular del √ļtero) o penetra en √©l. Este trastorno se subclasifica en funci√≥n de la profundidad de la invasi√≥n. Tanto durante el parto como despu√©s, la placenta accreta puede provocar hemorragias graves y aumentar el riesgo de rotura uterina. El motivo es que, cuando la placenta se separa finalmente del √ļtero, puede llevarse consigo partes del miometrio.

Algunos factores de riesgo de la placenta accreta son una placenta accreta anterior, un parto por ces√°rea previo, cirug√≠a uterina y gestaci√≥n m√ļltiple. El diagn√≥stico suele realizarse mediante ecograf√≠a, y en estos casos los m√©dicos programan un parto por ces√°rea. En los casos de hemorragia, la madre puede ser tratada con medicamentos para controlarla, l√≠quidos intravenosos y, si es necesario, transfusi√≥n de sangre. En los casos graves, puede ser necesario practicar una histerectom√≠a por ces√°rea, lo que significa que el beb√© nace quir√ļrgicamente y se extirpa el √ļtero.

Desprendimiento de placenta

Conocido tambi√©n como abrupci√≥n placentaria, es una afecci√≥n en la que la placenta se separa de la pared uterina en alg√ļn momento antes del parto. Puede provocar hemorragias graves y sufrimiento fetal, as√≠ como aumentar el riesgo de parto prematuro y mortinato. Algunos de los factores de riesgo del desprendimiento de placenta son la hipertensi√≥n, el tabaquismo y el consumo de otras sustancias, y la gestaci√≥n m√ļltiple. Normalmente, el desprendimiento de placenta se diagnostica mediante ecograf√≠a y monitorizaci√≥n fetal, y suele tratarse con un parto por ces√°rea de forma inmediata. Al igual que con la placenta previa y el acretismo, la hemorragia puede tratarse con reanimaci√≥n con l√≠quidos y, si es necesario, transfusi√≥n.

Vasa previa

Es un trastorno en el que los vasos sangu√≠neos fetales de la placenta y/o las membranas del cord√≥n umbilical circulan sin protecci√≥n cerca del cuello uterino o a trav√©s de √©l. Por lo general, la placenta existe como una estructura √ļnica de la que emerge el cord√≥n umbilical y entra en el feto. En condiciones normales, los vasos sangu√≠neos del cord√≥n -constituidos por la vena umbilical, que transporta sangre oxigenada de la placenta al feto, y las dos arterias umbilicales, que transportan sangre desoxigenada del feto a la placenta- se encuentran rodeados por una sustancia protectora denominada gelatina de Wharton. Pero en un tipo de vasa previa, partes de estos vasos est√°n presentes sin la cubierta de gelatina de Wharton, por lo que son m√°s propensos a romperse. Hay otro tipo de vasa previa en la que la placenta incluye un l√≥bulo accesorio, es decir, una parte del √≥rgano est√° separada f√≠sicamente del resto, pero el l√≥bulo accesorio est√° conectado al resto de la placenta por vasos sangu√≠neos placentarios. Como ocurre con los vasos umbilicales sin la gelatina, los vasos sangu√≠neos que discurren entre los l√≥bulos placentarios pueden atravesar el cuello uterino o acercarse a √©l y son susceptibles de romperse.

Algunos factores de riesgo de los vasa previa son los vasa previa anteriores, el embarazo m√ļltiple y un parto anterior por ces√°rea. Los vasa previa puede causar hemorragias y sufrimiento fetal. Como ocurre con las dem√°s afecciones, las hemorragias pueden requerir l√≠quidos intravenosos y, cuando son graves, transfusiones y parto por ces√°rea.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.