prepararse para la maternidad y paternidad

Cuando vamos a tener un bebé es normal tener una mezcla de sentimientos, desde la más inmensa alegría hasta el terror más absoluto, incluso si esto era algo que siempre habías deseado.

Es difícil sentirse completamente preparado para convertirse en madre y padre. Sin embargo, tenemos algunas ideas para ti mientras esperas el nacimiento de tu pequeño y también para ponerlas en práctica en los meses emocionantes aunque agotadores que te esperan.

Busca información fiable sobre el embarazo y el parto

Existen muchos libros para futuros padres, pero no tienes que limitarse a ellos. También puedes encontrar información a través de internet.

Si es tu pareja la que está experimentando síntomas de embarazo, desde náuseas matutinas hasta acidez estomacal, investiga un poco. Comprender lo que siente puede ayudarte a apoyarla mejor durante la gestación.

Cuando llegue el momento del trabajo de parto, el nacimiento y el cuidado de un recién nacido, saber qué esperar puede hacer que todo sea una experiencia mucho mejor. Aquí puedes leer sobre partos vaginales y cesáreas, lactancia materna, y recién nacido.

Prepara tu cuerpo

Antes de quedarte embarazada, es un buen momento para concentrarte en tu propia salud. Si fumas, intenta dejarlo. Se ha demostrado que la exposición al humo durante el embarazo aumenta el riesgo de defectos cardíacos congénitos en los recién nacidos.

¿Cómo son tus hábitos alimenticios? Es el momento de eliminar los productos poco saludables y basarte en una alimentación sana y equilibrada con alimentos reales.

Acude al médico para hacerte un chequeo y descartar cualquier problema.

Habla sobre la maternidad / paternidad con tu pareja

Ahora es un buen momento para hablar con tu pareja, la tienes, sobre cómo desean criar al bebé. Por ejemplo, ¿Cómo será alimentado el bebe? El apoyo de la pareja es fundamental para el éxito de la lactancia. ¿Deseas que el bebé duerma en una cuna o hacer colecho? Conciliación y trabajo. ¿Quién cuidará del bebé cuando ambos vuelvan al trabajo? Etc.

Ten en cuenta que estas cosas siguen siendo teóricas para los dos. Una vez que llega el bebé, las ideas o planes que se tuvieran pueden cambiar. La lactancia materna puede ser más desafiante de lo que esperabas y puede que cambies de opinión en otras muchas cosas.

También hay puntos que aún no serán relevantes, pero que son importantes. Hablar sobre la disciplina y la educación, debe suceder antes de que tu hijo vaya creciendo.

Controles médicos

Las citas prenatales son muy importantes, no debes saltarte ninguna. Además tendrás la oportunidad de preguntar todas tus dudas y obtener más información sobre el desarrollo de tu bebé.

Crea hermosos recuerdos

Escribe un diario sobre cómo te vas sintiendo. Toma muchas fotos y vídeos tuyas durante todo el embarazo también. Documentar estos cambios en tu vida será muy importante para ti y los tuyos de cara al futuro.

Preparativos

Hay mucho por hacer para prepararse para una nueva llegada. La preparación de un espacio, el ahorro de dinero y muchos más elementos deberán abordarse antes de que el bebé llegue.

Algunas sugerencias:

  • Aprende a instalar y usar el asiento para el coche.
  • Compra, arma muebles y/o pinta la habitación del bebé.
  • Infórmate sobre los portabebés, carros o leche de fórmula si vas a optar por ella. Para que tomes una buena decisión y lo tengas claro a la hora de comprarlo.
  • Acude a las clases de preparación al parto.
  • Habla con tu Jefe sobre tus opciones de baja de maternidad.
  • Prepara la bolsa del hospital.

Decisiones y límites

Es muy importante antes de la llegada del bebé decidir sobre cosas como quién asiste al parto y un millón de otras decisiones. Si familiares o amigos cuestionan tus elecciones, es importante que expreses cómo te sientes.

Recuerda que es saludable y normal establecer límites. Si deseas celebrar el nacimiento invitando a todos tus conocidos a casa en los días posteriores a la llegada del bebé, eso es genial.

Pero si deseas limitar las visitas y pasar un tiempo a solas como familia, eso es igualmente genial. Tú y/o tu pareja deben ser quien les haga saber a los demás lo que harán, y no harán, como familia.

Compartir responsabilidades

No solo durante el embarazo, la pareja debe de seguir participando cuando llegue el bebé. Es fácil para los padres sentirse excluidos en los primeros días, especialmente en caso de lactancia materna. Puede sentir que su rol no es tan importante, pero lo es.

Formas de cuidar al recién nacido:

  • Cambiar pañales, no solo durante el día, sino también a media noche
  • Bañar al bebé
  • Pasar tiempo con contacto piel a piel para ayudar a establecer un apego seguro
  • Hablarle al bebé
  • Elegir una canción especial para cantar a la hora de dormir
  • Alimentación con biberón (o si el bebé está siendo amamantado exclusivamente, cuidar de ellos antes y después de las tomas).
  • Asumir tareas como fregar, tirar la basura, hacer la compra, poner la lavadora, etc.

Mantén tu sentido del humor

La maternidad / paternidad es desordenada. Es dura, complicada y agotadora. Pero también es divertida, emocionante y gratificante. La clave para superar los momentos, tanto los buenos como los malos, es poder la capacidad de reír.

Dormir

Tu pareja necesita dormir. Tú Necesitas dormir. Tu bebé necesita dormir.

Duerman en turnos, tomen siestas cada vez que puedan, divídanse las tareas y responsabilidades que deben realizarse para que la otra persona pueda descansar. Hagas lo que hagas, asegúrate de que todos en la casa tengan la oportunidad de disfrutar de sueño y descanso de calidad.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.