Dolor mamas embarazo

 Si ha estado tratando de quedar embarazada, puede estar pensando que el dolor en sus mamas es la señal que estaba esperando. ¿Estoy embarazada?

¿Le ha salido positiva la prueba de embarazo casera? Por desgracia, este dolor podría durar un tiempo. Pero trate de no preocuparse: la mayoría de los cambios que sufren los senos son totalmente normales. Hablaremos más sobre esto en este artículo.

¿Se pregunta si está embarazada? Se puede sentir dolor en los senos por muchas razones diferentes. Algunos se relacionan con las hormonas que fluyen y disminuyen no solo durante el embarazo, sino también durante su ciclo regular.

Sin embargo, antes de dejar que su decepción se asiente en otro signo no concluyente, echemos un vistazo más de cerca: hay algunas características distintivas que a menudo hacen que el dolor en las mamas sea un poco diferentes en el embarazo.

Lo que se siente durante el embarazo

El dolor en las mamas puede sentirse de muchas maneras. Puede suceder en uno o ambos senos. Puede sentirlo en los dos, en un lugar específico, o moverse hacia afuera en las axilas. El dolor puede ser constante o puede ir y venir.

Durante las primeras semanas de embarazo, el dolor en los senos tiende a ser sordo y dolorido. Sus senos pueden sentirse pesados, hinchados y muy sensibles al tacto.

Para muchas mujeres, los pezones son particularmente sensibles en estas primeras semanas. Pueden ser tan sensibles al tacto que duele secarse después de una ducha o ponerse un sostén. Pero la sensibilidad extrema en esa zona generalmente pasa en unas pocas semanas.

A medida que avanza el primer trimestre, puede notar plenitud y pesadez en lugar de sensibilidad. Algunas mujeres también experimentan una sensación de hormigueo en la zona central de las mamas durante el primer trimestre.

El dolor agudo en los senos, que puede sentirse como un cuchillo afilado en un área específica de un seno, no es común durante el embarazo. Si bien puede suceder, este tipo de dolor es menos común con el embarazo.

¿Por qué duelen los senos al comienzo del embarazo?

El dolor en los senos suele ser el primer síntoma del embarazo, que ocurre tan pronto como una o dos semanas después de la fecundación, técnicamente, las semanas tres y cuatro del embarazo. Esa sensación de dolor en el pecho alcanza su punto máximo en el primer trimestre porque su cuerpo está inundado de hormonas. Estas hormonas tienen un trabajo importante, preparando su cuerpo para que el bebé pueda desarrollarse y en el caso de los senos para que puedan alimentarlo.

Las hormonas trabajan rápidamente para preparar sus senos para amamantar. El flujo de sangre al área aumenta y las mamas se hacen más grandes. Esto puede ser doloroso e incluso causar irritación y picazón en la piel.

Los conductos de leche en sus senos también crecen para prepararse para la lactancia. Y las hormonas estimulan el crecimiento de las glándulas productoras de leche. Básicamente, los senos pasan por un crecimiento masivo.

Otros cambios en los senos en el embarazo

El dolor no es el único síntoma relacionado con los senos que puede esperar durante el embarazo. Durante su primer trimestre, también puede notar que las venas azules bombean sangre adicional hacia sus senos y cambian el tamaño.

Durante su segundo trimestre (semanas 13–26), puede notar que sus areolas se han vuelto más oscuras. Y continuarán oscureciéndose durante el segundo y tercer trimestre, también.

También puede notar pequeñas protuberancias en las areolas y preguntarse qué está pasando, pero nuevamente, esto es completamente normal. Estos se llaman tubérculos de Montgomery. ¡Son glándulas productoras de aceite que lubrican los senos durante la lactancia y hacen que el proceso sea un poco más cómodo para usted y su bebé.

Durante el segundo y tercer trimestre, también puede comenzar a filtrar un líquido amarillento llamado calostro. Se trata de un líquido que estimula el sistema inmunológico y que su bebé tomará en los días posteriores al parto, antes de que su leche suba.

La secreción del pezón puede ocurrir en cualquier momento, pero es particularmente común durante la estimulación. La secreción puede variar en color de blanco cremoso a amarillo, verde o marrón. La secreción con sangre también puede ocurrir durante el embarazo. Por lo general, es el resultado del crecimiento de los conductos de leche, pero a veces puede ser un signo de un conducto bloqueado.

Aunque todo esto puede sonar horrible, y potencialmente bastante vergonzoso si sucede en el momento equivocado, la fuga de líquido sucede en cantidades pequeñas. Si le preocupa las almohadillas para los senos (insertadas en su sujetador), diseñadas para absorber cualquier fuga durante la lactancia, también funcionan durante el embarazo.

En las últimas semanas de su embarazo, puede notar que sus senos se vuelven aún más grandes y pesados ​​que antes. La secreción puede volverse más frecuente. Y puede notar rayas rojas conocidas como, estrías.

¿Es el dolor de mamas un signo temprano de embarazo?

El dolor de seno es uno de los primeros signos de embarazo. Puede aparecer en tan solo una o dos semanas después de la fecundación.

Debido a que puede aparecer antes de que note un período perdido, el dolor de mama a veces puede ser un indicador útil del embarazo, pero de ninguna manera es definitivo.

Si ha estado tratando de quedar embarazada y está experimentando un dolor inusual en los senos, es posible que desee hacerse una prueba de embarazo. Solo recuerde, puede ser demasiado temprano para obtener un resultado de prueba preciso. La paciencia en este momento es realmente difícil, pero pruebe nuevamente en un par de días si todavía tienes síntomas y la regla no ha aparecido.

Dolor en los senos al inicio del embarazo versus dolor en los senos como síntoma de SPM

Los síntomas del embarazo temprano son muy similares a los síntomas de su período regular. Entonces, ¿cómo se nota la diferencia?

Respuesta corta: no siempre es posible. Esto es especialmente cierto si usted es alguien que generalmente experimenta dolor en los senos durante el síndrome premenstrual.

Debido a que sus niveles hormonales disminuyen antes de tener su período, el dolor de seno es un síntoma muy común. La mejor manera de notar la diferencia es ver si llega su período o hacerse una prueba de embarazo. Si nota uno o dos días de manchas ligeras, pero no hay un período normal, esto podría indicar sangrado de implantación y embarazo.

¿Debería Preocuparme?

Los senos adoloridos durante el embarazo, o antes o durante su período, es muy común y generalmente no hay nada de qué preocuparse. Y si el dolor en los senos desaparece después del primer trimestre, ¡increíble! Eso también es totalmente normal y definitivamente será un alivio. Al igual que las náuseas matutinas, algunos síntomas desaparecen según avanza el embarazo.

Lo que preocupa es sentir un bulto nuevo o en crecimiento. Los bultos benignos (inofensivos) pueden aparecer durante el embarazo, así que trate de no asustarse, pero definitivamente acuda al médico lo antes posible.

Aproximadamente 1 de cada 1,000 mujeres embarazadas desarrollan cáncer de seno. Esto puede poner en riesgo su salud y la de su bebé.

Recuerde

Las mamas doloridas son un síntoma temprano de embarazo común, pero también pueden ser un signo de que su período es inminente. Si cree que puede estar embarazada, lo mejor que puede hacer es hacerse una prueba de embarazo casera.

Si está embarazada, hable con su médico sobre el dolor en los senos. Recuerde, notifique cualquier bulto sospechoso a su médico lo antes posible.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.