Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Señales que indican que va a empezar el parto

Es imposible saber exactamente cuándo comenzará el parto. Tu “fecha estimada para el parto” es solamente una idea de cuándo más o menos darás a luz. En muchos casos es normal que las contracciones empiecen hasta 2 semanas antes de la fecha estimada para el parto, o hasta 2 semanas después.

En las últimas semanas tu útero comenzará a contraerse de vez en cuando. Algunas mujeres no llegan a sentir estas contracciones. Pero en otras mujeres estas contracciones las sienten como cólicos menstruales.

¿Cómo puede saber que el parto ha comenzado?

Cuando llega el momento del parto las contracciones duran más, son más fuertes y se repiten más a menudo. No desaparecen.

Si las contracciones no se agudizan ni se repiten cada vez más, o si se te quitan los dolores cuando descansas o cambias de posición, probablemente todavía no has empezado la primera etapa del parto. Pero, en caso que no desaparezcan las contracciones, acude al hospital.

Cada parto es diferente

Para la mayoría de las mujeres la primera señal del parto es la expulsión del flujo o mucosa con algo de sangre que sale por el cuello uterino (tapón mucoso). Puede ser expulsado horas o días antes que se inicie el parto.

Algunos partos comienzan cuando el líquido amniótico, proveniente del saco que rodea el feto, comienza a salir. Puede tratarse de un chorro repentino o de un lento goteo, en este caso acude al hospital, aunque no hayas empezado a sentir las contracciones.

Una vez que se rompe la placenta o “bolsa de agua”, puedes ponerte una compresa para que absorba los líquidos que se escapan, y la debes cambiar con frecuencia. Nunca te pongas tapones ni ningún producto para la limpieza de la vagina.

El parto por lo regular se inicia lentamente, con contracciones leves (como cólicos menstruales) que se hacen más fuertes y más regulares a medida que pasa el tiempo. Pero recuerda que cada parto es diferente. Algunas mujeres, aún en las primerizas, el parto puede empezar repentinamente con contracciones muy fuertes. Si tu parto empieza lento, las contracciones al principio suelen sentirse a intervalos de 10 a 30 minutos. Después, cuando las contracciones sean más fuertes o más frecuentes, tendrás momentos entre una y otra contracción en que te sentirás mejor.

Volver