oxitocina parto

A veces es necesario inducir artificialmente el parto por razones de seguridad de la madre o del niño. La oxitocina es el fármaco más utilizado para inducir el parto y se ha utilizado solo, con otros fármacos o tras la rotura artificial de las membranas.

Seguro que has oído hablar de un medicamento llamado oxitocina (Pitocin®) que se emplea en algunas ocasiones para provocar el parto en el caso de que no se inicie por su propia evolución o si se presentan algunos de estos casos:

  • Si has roto aguas pero el parto no comienza.
  • Si el parto sigue sin presentarse dos semanas despuĂ©s de la fecha estimada para el parto y las pruebas indican que la placenta está muy “dĂ©bil” para sostener bien al bebĂ©;
  • Si tĂş o el bebĂ© presentan algĂşn problema de salud.
  • TambiĂ©n puede emplearse la oxitocina para fortalecer las contracciones si Ă©stas no evolucionan bien.

La oxitocina es un medicamento muy fuerte y debe emplearse con mucho cuidado. Nunca debe administrarse con el simple propósito de adelantar el parto. En muchos casos al utilizar la oxitocina se producen contracciones muy prolongadas, muy fuertes o muy seguidas la una de la otra, lo cual podría ser muy peligroso para la madre y el bebé. La oxitocina sólo debe utilizarse en casos realmente necesarios. Debe administrarse por orden del médico o matrona responsables del parto. Se aplica intravenosamente, y por lo general es necesario la vigilancia fetal electrónica.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.